English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza


Resultados 901 - 910 de 1674

Tu Medicamento/tus medicamentos
Author:Farmacia
Qué es BOI-K Comprimidos efervescentes y para qué se utiliza Antes de tomar BOI-K Comprimidos efervescentes Cómo tomar BOI-K Comprimidos efervescentes Posibles efectos adversos Conservación de BOI-K Comprimidos efervescentes Información adicional 1. QUÉ ES BOI-K Comprimidos efervescentes Y PARA QUÉ SE UTILIZA BOI-K pertenece a un grupo de medicamentos denominados "suplementos minerales". BOI-K se emplea en las siguientes situaciones: Tratamiento y profilaxis de la hipopotasemia (Déficit de potasio) en situaciones tales como: Pérdidas de potasio provocadas por el tratamiento con diuréticos (medicamentos para aumentar la eliminación de orina), corticosteroides y derivados (medicamentos para disminuir la inflamación). Pérdidas de potasio provocadas por vómitos, diarreas, problemas renales, hiperaldosteronismo (producción excesiva de la hormona aldosterona), intensa sudoración (consecuencia del clima o del ejercicio físico). Situaciones en las que existe un déficit en la ingesta de potasio como por ejemplo: estados de malnutrición, dietas deficitarias. Tratamiento de la intoxicación con digitálicos (medicamentos para el corazón) Situaciones en las que sea necesario un aporte adicional de vitamina C. 2. ANTES DE TOMAR BOI-K Comprimidos efervescentes No tome BOI-K Comprimidos efervescentes: Si es alérgico (hipersensible) al Hidrogenocarbonato de potasio, el ácido ascórbico o a cualquiera de los demás componentes de BOI-K. Si tiene exceso de potasio en sangre (hiperpotasemia). Si padece alguna de las siguientes enfermedades del estómago o intestino: obstrucción intestinal, estenosis tracto digestivo, íleo paralítico o cualquier otro proceso que dificulte o impida el paso a través del estómago o del intestino, ya que el exceso de potasio puede producir úlceras de estómago o intestino (úlcera péptica). Si padece úlcera péptica o hemorragia digestiva, ya que puede el exceso de potasio puede producir una perforación gastrointestinal. Si padece insuficiencia renal grave, ya que se puede producir una acumulación del potasio en el riñón. Si padece alguna enfermedad en la que se produzca una disminución de la producción de orina. Si padece la enfermedad de Addison (enfermedad en la que disminuye la producción de unas hormonas llamadas cortisol y aldosterona). Tenga especial cuidado con BOI-K Comprimidos efervescentes: Si tiene o ha tenido cálculos en el riñón o gota. Durante el tratamiento, su médico deberá controlar sus niveles de potasio en sangre, sobretodo en el caso de ancianos, pacientes que sufran alguna enfermedad del corazón o una insuficiencia renal. Si está siendo tratado con amilorida, triamtereno o espironolactona, que son un tipo de diuréticos (medicamentos para aumentar la eliminación de orina) puede producirse una hiperpotasemia (niveles altos de potasio en sangre). Si está siendo tratado con digitálicos (medicamentos para problemas de corazón), BOI-K puede hacer aumentar la toxicidad de los digitálicos. Si ha tenido alguna vez úlcera péptica, ya que la administración oral de potasio (componente de BOI-K) puede producir irritación en la mucosa del estómago e intestino. Si toma cantidades de vitamina C (ácido ascórbico) superiores a 1 g al día, se puede llegar a producir diarrea, cálculos renales (piedras en el riñón) y calambres abdominales (dolor de estómago). También existe riesgo de formación de cálculos y de sufrir ataques agudos de gota en individuos que tienen predisposición a ello. A lo largo del tratamiento su médico valorará si debe realizarle revisiones periódicas del electrocardiograma, ya que si hubiese alteraciones en el mismo (p. ej.: arritmias) deberá suspender la administración de potasio. Uso en personas de edad avanzada Su médico deberá controlar sus niveles de potasio en sangre, con el fin de descartar una insuficiencia renal. En cualquiera de estas situaciones informe a su médico antes de tomar BOI-K. Uso de otros medicamentos: Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica, homeopáticos, plantas medicinales y otros productos relacionados con la salud, ya que puede ser necesario interrumpir el tratamiento o ajustar la dosis. Consulte a su médico si toma BOI-K junto con alguno de los siguientes medicamentos: Amilorida, triamtereno o espironolactona (medicamentos para aumentar la eliminación de orina), IECAs (inhibidores del enzima conversor de angiotensina: medicamentos para el tratamiento de la hipertensión arterial), AINE’s (antiinflamatorios no esteroideos: medicamentos para el dolor y la inflamación), ß-bloqueantes (medicamentos usados para tratar las alteraciones del ritmo del corazón y para la tensión alta), ciclosporina (medicamento que se usa en caso de transplante), heparina (para evitar la coagulación de la sangre). Estos medicamentos pueden favorecer la acumulación de potasio y dar lugar a una hiperkalemia (nivel alto de potasio en sangre). Laxantes estimulantes, corticoides, anfotericina B (antibiótico para los hongos), aminoglucósidos (gentamicina), penicilinas (penicilina, carbenicilina, mezlocilina, piperacilina, ticarcilina) o polimixina B. Estos medicamentos pueden dar lugar a una mayor eliminación del potasio, pudiendo producir una hipokalemia (nivel bajo de potasio en sangre). Digitálicos (medicamentos para problemas de corazón), BOI-K puede hacer aumentar la toxicidad de los medicamentos digitálicos. Sales de calcio por vía inyectable, porque pueden aparecer alteraciones del ritmo del corazón. Insulina, bicarbonato: pueden producir hipokalemia (nivel bajo de potasio en sangre). La vitamina C (ácido ascórbico) a dosis altas, puede modificar la acción de los siguientes medicamentos: antidepresivos, anticoagulantes (para hacer la sangre menos espesa), dosis altas de salicilatos (medicamentos para aliviar el dolor y reducir la fiebre), sulfamidas (un tipo de antibióticos), trimetoprima/sulfametoxazol (combinación de antibióticos), o anticonceptivos hormonales. Nunca debe tomar otro medicamento por iniciativa propia sin recomendación de su médico, dado que algunas combinaciones deben evitarse y en otras ocasiones puede ser necesario realizar ajustes en las dosis de tratamiento Interferencias con pruebas de diagnóstico Si va a someterse a alguna prueba de diagnóstico (análisis de sangre, orina, etc., incluyendo las pruebas por tiras reactivas) comunique a su médico que está en tratamiento con BOI-K, ya que puede alterar los resultados. Embarazo y lactancia: Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Informe a su médico si está usted embarazada, trata de quedarse embarazada o se halla en periodo de lactancia. Embarazo No se espera que BOI-K pueda dar lugar a reacciones adversas en la madre o el feto siempre y cuando no se supere la ingesta diaria recomendada de potasio y de vitamina C. No se recomienda la administración de potasio ni de vitamina C a dosis altas durante el embarazo a menos que sea estrictamente necesario. Lactancia No se conoce el efecto del potasio a dosis altas, por lo que no se recomienda su administración a dosis elevadas a no ser que sea estrictamente necesario. Conducción y uso de máquinas BOI-K no afecta a la capacidad para conducir o manejar maquinaria. Información importante sobre alguno de los componentes de BOI-K Este medicamento contiene lactosa y sacarosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento. 3. CÓMO TOMAR BOI-K Comprimidos efervescentes Siga exactamente las instrucciones de administración de BOI-K indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. BOI-K se administra por vía oral. La dosis normal es: Adultos: De 2 a 6 comprimidos al día. Pacientes con insuficiencia renal: Puede ser necesario realizar un reajuste de la dosis que debe tomar en función del grado de insuficiencia. Normas para la correcta administración: Se recomienda administrar las dosis en 2 ó 3 tomas, coincidiendo con las comidas o a continuación de ellas, para disminuir el daño sobre el estómago. El comprimido efervescente debe disolverse en un poco de agua y tomarlo sólo o mezclado con zumos de frutas, caldo, etc., preferentemente durante las comidas. Si toma más BOI-K Comprimidos efervescentes del que debiera: Si usted ha tomado más BOI-K de lo que debe, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o al Servicio de Información Toxicológica (Teléfono: 91 562 04 20), y lleve consigo el envase con lo que quede del medicamento, para que el médico sepa lo que ha tomado. Entre los síntomas de sobredosis de sales de potasio se encuentran los siguientes: dolor abdominal, náuseas y vómitos, diarrea y úlceras, opresión en el pecho, hiperpotasemia (exceso de potasio en sangre), dificultad para respirar e insuficiencia cardiaca. El tratamiento en pacientes con una sobredosis de un suplemento oral de potasio suele ser sintomática, y puede bastar con la suspensión temporal del tratamiento. Si olvidó tomar BOI-K Comprimidos efervescentes: Si olvidó tomar una dosis, tómela tan pronto como se acuerde, a no ser que se acerque ya la hora de tomar la siguiente dosis. No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto pregunte a su médico o farmacéutico. 4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS Al igual que todos los medicamentos, BOI-K puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico La terminología de frecuencias utilizada en lo sucesivo se ajusta a las siguientes definiciones: Muy frecuentes (≥1/10), frecuentes (≥1/100,
Lunes, 26 Marzo 2012 | 1282 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Medicamento/tus medicamentos
Author:Farmacia
1. QUÉ ES CYMBALTA Y PARA QUÉ SE UTILIZA Cymbalta aumenta los niveles de serotonina y noradrenalina en el sistema nervioso Cymbalta se emplea en adultos para tratar: la depresión el trastorno de ansiedad generalizada (sensación crónica de ansiedad o nerviosismo)
Lunes, 26 Marzo 2012 | 1274 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/eSalud
Author:Farmacia
¿Sufres el Síndrome de la siesta? El síndrome de la siesta es la sensación de estar cansado y grogui que muchos de nosotros experimentamos por las tardes. Hay personas que lo llaman “coma alimenticio” o “adormecimiento de la tarde.” Si sufres el síndrome de la siesta, no estas solo. Un estudio reciente encargado por la compañía Avenance, del Reino Unido, afirma que el 74 por ciento de nosotros sufre este síndrome. Basándose en las informaciones de más de 1.000 trabajadores, el estudio revela el alcance de esta área de la que anteriormente se conocía muy poco. Tres cuartas parte de los trabajadores admiten que su productividad es menor por la tarde. Una cuarta parte cree que producen un menor nivel de trabajo en un lapso aproximado de 2 horas luego de la comida. Más de la mitad admiten que cometen errores durante este tiempo. Los hombres cometen un 10 por ciento más de errores que las mujeres. Uno de cada diez personas admite que son de 90-100 por ciento menos productivas durante este periodo. ¿Qué causa el Síndrome de la siesta? Hay quienes tienen la tentación de echar toda la culpa al hecho de elegir estilos de vida equivocados, como dietas a base de comida rápida, falta de ejercicio y no dormir lo suficiente. Aunque estos pueden ser factores que contribuyen, ninguna cantidad de comida nutritiva, ejercicio o sueño puede contrarrestar completamente nuestro horario de sueño biológico. Los médicos lo llaman ritmo circadiano. Los ritmos circadianos son importantes a la hora de fijar las pautas de sueño y alimentación tanto de los animales como de los seres humanos. Hay unas pautas claras de actividad de la onda cerebral, producción de hormonas, regeneración de células y otras actividades biológicas ligadas al ciclo diario. ¿Y ahora qué? Decirle a tu jefe que tienes sueño mientras estás sentado frente a tu mesa de trabajo porque tu ritmo circadiano está desajustado no tendría probablemente un final feliz. Así que, hasta que las siestas sean una parte normal de la jornada de trabajo, superar el Síndrome de la siesta puede ser importante para conservar tu empleo. De modo que, ¿qué puedes hacer? Muchas personas deciden tomarse un café, refrescos o algún tentempié para levantar el ánimo, pero esas soluciones pueden tener un alto nivel de azúcar y calorías. 5-hour ENERGY™ es la solución ideal para superar el Síndrome de la siesta. No tiene azúcar y sólo tiene cuatro calorías. Es rápido, simple y eficaz. Su mezcla de vitaminas del complejo B, aminoácidos y otros ingredientes funciona bien para ayudarte a que te sientas vivo y despierto, en vez de cansado y grogui. fuente :  http://www.5hourenergy.es/sindrome-de-la-siesta  
Martes, 19 Febrero 2013 | 2859 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
¿Cómo confirmo si mi hijo tiene fiebre? ¿Que tipo de termómetro es el más fiable? Aunque los termómetros de mercurio son los más fiables, se recomienda el uso de los termómetros digitales, puesto que la UE ha prohibido la comercialización de los termómetros de mercurio por riesgos contaminantes del metal. Desaconsejamos el termómetro ótico por la dificultad que entraña obtener, en algunos casos, la temperatura real (a veces puede marcar entre 0.5 y 1º C más). El motivo de esta dificultad se encuentra en que para una correcta medición, los infrarrojos que utilizan estos aparatos deben incidir directamente sobre el tímpano; si el niño genera abundante cerumen o presenta un conducto auditivo tortuoso difícilmente podrán llegar los infrarrojos al tímpano. De todas formas, deberá saber que la temperatura medida por este método es equivalente a la rectal (0,5º C superior a la axilar). ¿Dónde tomar la temperatura? En nuestro medio (España y Países latinos), siempre nos vamos a referir a la temperatura axilar. La temperatura rectal, que suele estar 0,5º C por encima de la axilar, no deberá medirse en condiciones normales. ¿Cuánto tiempo deberá esperar para conseguir la temperatura definitiva? Habitualmente de 3 a 5 minutos es suficiente. Algunos termómetros digitales son más rápidos. Una vez constatada la temperatura deberá saber, también, que hablamos de febrícula si la Tº axilar se encuentra entre 37,5º y 37,9º C, y de fiebre si se superan los 38º C. Por tanto, se considera NORMAL una temperatura menor de 37,5º C.             Siempre es una infección la causa de la fiebre Casi siempre. No obstante, aunque raros, puede haber otros motivos. La única excepción a esta regla se encuentra en los recién nacidos, en quienes, el exceso de abrigo puede elevar la temperatura. También hay que tener en cuenta que determinados procesos inflamatorios como la dentición, pueden producir aumento de la temperatura corporal.   ¿Cuándo considerar el proceso febril como una urgencia? La fiebre NO debe ser considerada como un síntoma de alarma salvo en contadas excepciones (lea más adelante). Por tanto, no tiene ningún sentido salir corriendo al servicio de urgencias más próximo o actuar desesperadamente para conseguir bajar la temperatura; del mismo modo tampoco debe preocupar en exceso una fiebre que apenas responde a los antitérmicos. ¿Por qué se les da tan poca importancia a estos hechos? A) La mayor parte de las infecciones febriles tienen un origen vírico y, por tanto, son intrascendentes. B) La fiebre es considerada como un mecanismo de defensa que puede llegar a ser beneficioso. El pediatra sabe que la fiebre es un proceso que activa el Sistema Inmunitario del paciente para luchar contra la infección, y que entre 37-38º C activa el Interferón (sustancia indispensable para dicha lucha), por lo tanto, incluso al profesional no le interesa propiciar dicha bajada de temperatura corporal. C) Por desgracia, las infecciones causantes de fiebre (independientemente de su gravedad) pueden no dar síntomas inicialmente y la exploración física inicial realizada por un médico puede ser rigurosamente normal (lo que se llama: fiebre sin foco). Del mismo modo una analítica rutinaria sería inicialmente normal (al menos en las primeras 12-24 horas de fiebre) por lo que carecería de fundamento exigirla para "quedarse tranquilos". Siguiendo con lo anterior, no es nada raro que una infección vírica permanezca sin dar síntomas (fiebre sin foco) durante toda su evolución y luego desaparecer sin haber dejado rastro de su origen. D) No suele haber, salvo temperaturas muy altas (>40,5º C), relación entre el grado de fiebre y la gravedad de la infección. Un simple catarro puede dar fiebre elevada mientras que una meningitis puede expresarse con temperaturas inferiores a 39º C. Contestando a la pregunta formulada anteriormente, deberá consultar inmediatamente si su hijo: Tiene menos de 3 meses. Tiene una temperatura superior a 41 º C Lleva 4 días o más con fiebre. Esto no es un signo de alarma pero deberá consultar obligatoriamente, aunque sin prisas, salvo que su pediatra le haya dado otras instrucciones. Padece de alguna enfermedad crónica grave (malformación del corazón, inmunodeficiencia, cáncer en tratamiento quimioterápico). Presenta síntomas de alarma:Rigidez de nuca franca: solo puede explorarse en el niño de más de 1 ó 2 años y que colabora. Se dice que hay rigidez de nuca si el niño es incapaz de sujetar una hoja de papel con el mentón (cerrando la boca) sobre el pecho. No obstante, la fiebre elevada puede producir rigidez de nuca siendo necesario bajarla para comprobar que persiste. Convulsión, sobre todo si es la primera vez que ocurre. Petequias. Son manchas puntiformes de color rojo que NO desaparecen al estirar la piel circundante. Los vómitos y la tos repetida producen petequias en cara y parte superior de tórax y no deben preocupar. También las infecciones víricas pueden producir petequias. Entonces... ¿cuando debe consultarse inmediatamente por petequias en presencia de fiebre? Sólo si son varias (rodearlas con un bolígrafo para cerciorarse que son de aparición progresiva) y, en caso de vómitos, su localización rebasa los límites anteriormente descritos. Aunque las causas más frecuentes de este tipo de petequias son banales (tos, infecciones víricas, etc.), hay que consultar sin demora, más aún si existe decaimiento, para descartar infecciones graves y de rápida progresión. Decaimiento importante. Cabe decir que la fiebre, por muy escasa que sea, puede producir decaimiento en el niño; solo deberá alertar si el decaimiento es importante y persiste pese a lograrse bajar la temperatura por debajo de 37,5º C. Síntomas importantes como: irritabilidad, confusión, no respuesta a estímulos verbales o físicos, dificultad para respirar, inmovilidad parcial o total para mover algún miembro (pierna o brazo) ¿Cuales son los tratamientos correctos? 1. CONTROL DE LA TEMPERATURA: ¿Que hacer si hay febrícula? (temperatura axilar entre 37,5º - 37,9º C) Hay una tendencia errónea a tratarla inmediatamente con antitérmicos. Son suficientes las: Medidas físicas: - Lo primero es permitir que el cuerpo pierda el calor sobrante desabrigando al niño. No dudar en dejar al niño sólo con camiseta o body. - Paños húmedos en la frente, axilas e ingles. - Baños con agua TIBIA (nunca fría), hasta 20 min. - Ofrecer líquidos fríos con frecuencia para recuperar las pérdidas y prevenir deshidrataciones. Solo tendrá sentido tratar enérgicamente una febrícula o una fiebre en pleno ascenso cuando haya antecedentes de convulsión febril. ¿Qué hacer si hay fiebre (temperatura axilar mayor de 38º C)? A) Medidas físicas: descritas anteriormente B) Tratamiento farmacológico: ANTITERMICOS. Alcanzan su máxima eficacia, hacia la media hora después de su administración. Siempre deberá haber consultado con su pediatra, la dosis correcta, en función del peso de su hijo. VIGILANCIA DOMICILIARIA. Esto es importante en las fiebres sin foco (sin síntomas) que llevan pocas horas de evolución (primeras 12-24 horas). Deberá vigilar si aparece alguno de los síntomas de alarma anteriormente mencionados pues las infecciones realmente graves suelen dar la cara pronto. Cuando los picos febriles llevan más de 24 horas de evolución, esta vigilancia no debe ser tan rigurosa pues la probabilidad de que exista una infección grave es baja. Aunque hemos insistido en la importancia de la vigilancia inicial de una fiebre sin foco, también volvemos a recalcar en la necesidad de tranquilizarse ante esta situación y no pretender que se haga un diagnóstico precoz y exacto del origen de la misma; éste no siempre es posible y, la inmensa mayoría de las veces, la infección causante carece de trascendencia. ¿Cuándo emplear antibióticos? NUNCA, si no es bajo supervisión médica y solo si su pediatra sospecha infección bacteriana (es bien sabido que los virus NO responden a los antibióticos). El empleo indiscriminado e injustificado de los mismos ha sido la causa de que muchas bacterias se hagan resistentes y el tratamiento de las enfermedades infecciosas sea, en algunos casos, difícil.               Verdades y mentiras sobre la fiebre La fiebre no es una enfermedad y, lejos de ser un enemigo, es una parte importante de las defensas del cuerpo contra la infección. Muchos bebés y niños presentan fiebre alta con enfermedades virales menores. Aunque una fiebre sea para nosotros un signo de que se podría estar presentando una batalla en el cuerpo, dicha fiebre está luchando a favor de la persona y no en contra. La mayoría de las bacterias y virus que causan las infecciones en los humanos, evolucionan mejor con cierta temperatura corporal alta, ya que entre 37º C y 38º C se activa una sustancia que es el Interferón, que va a luchar contra dicha infección, de tal manera que elevar la temperatura algún grado, puede darle al cuerpo el margen de victoria. Además, la fiebre activa al sistema inmunitario del cuerpo para fabricar más glóbulos blancos, anticuerpos y otros agentes que luchan contra las infecciones. Muchos padres temen que la fiebre ocasione daño cerebral, pero esto generalmente no ocurre, a menos que la fiebre sea de más de 42º C. Así mismo, muchos padres sienten temor de que la fiebre que no recibe tratamiento siga subiendo más y más. La fiebre no tratada, causada por infección, rara vez supera los 40.5º C, a menos que el niño tenga demasiada ropa o esté en un lugar con temperatura muy alta. Algunos padres sienten temor de que la fiebre vaya a causar convulsiones, pero esto no sucede en la gran mayoría de los niños. Sin embargo, las convulsiones febriles sí ocurren en algunos niños. Una vez que ya se sepa que el niño tiene fiebre alta, es improbable que se presente una convulsión febril con la enfermedad actual. En todo caso, las convulsiones febriles simples desaparecen en cuestión de momentos sin consecuencias duraderas. Se debe evitar siempre utilizar colonia o alcohol a nivel local, ya que al ser vasodilatadores, aumentarán siempre secundariamente la temperatura corporal pasados unos minutos tras la aplicación.   ¿Qué es y como se trata el dolor en un niño? Dolor Se trata de una experiencia emocional y sensorial desagradable asociada a un daño de los tejidos, real o potencial. El médico y humanista Albert Schweeitzer definió el dolor como una “experiencia terrible, más incluso que la propia muerte”. El dolor en pediatría, puede ser: crónico o agudo. El dolor crónico Por lo general, el dolor crónico es persistente y atribuible a una causa orgánica que dura más de lo previsible. Conlleva una problemática multifactorial tanto del niño como de la propia familia. Existen en la práctica diaria ocasiones en las que el dolor se prolonga en el tiempo tal y como ocurre en la artritis idiopática juvenil o en el contexto de enfermedades terminales, no siempre tumorales. En estos casos siempre hay que acudir al pediatra para pautar tratamiento y dosis correspondientes. El dolor agudo Es secundario a un estímulo importante de los tejidos corporales, que percibimos a través de los receptores nociceptivos situados en el lugar de la agresión. Habitualmente, este tipo de dolores son de corta duración en el tiempo, de ahí que, como en otras patologías, lo denominemos agudo en su aparición y cese. Las causas más frecuentes de este tipo de dolor en el niño van a estar en relación con traumatismos, fracturas óseas, otitis, pleuritis, cefaleas, etc. Para el tratamiento del dolor agudo en la edad pediátrica, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos son los más utilizados.   fuente :pequesalud.es  
Lunes, 18 Febrero 2013 | 3040 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Medicamento/tus medicamentos
Author:Farmacia
Vicks VapoRub COMPOSICIÓN POR: 100 g. Alcanfor 5,00g Trementina 5,00 g Mentol 2,75 g Aceite esencial de Eucalipto 1,50 g Timol 0,25 g Excipientes: Aceite esencial de nuez moscada. Aceite esencial de madera de cedro, Vaselina blanca (c.s.p. 100g). FORMA FARMACÉUTICA Y CONTENIDO DEL ENVASE: POMADA. Envase de 50g. ACTIVIDAD La inhalación de sustancias aromáticas proporciona una moderada sensación de frío en la mucosa nasal, que se traduce en un alivio de la congestión nasal y la tos. TITULAR LABORATORIOS VICKS, S.L Avda. Bruselas, 24 28108 Alcobendas (Madrid) FABRICANTE PROCTER & GAMBLE MANUFACTURING GMBH Procter & Gamble Strasse, 1 D-64521 Gross-Gefau Alemania INDICACIONES: Alivio sintomático de la tos y la congestión nasal existente en el resfriado común y la gripe. CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a alguno de sus ingredientes. No administrar a niños menores de 3 años. PRECAUCIONES DE EMPLEO: Uso externo únicamente. No superar la dosis recomendada. No ingerir, colocar en los orificios nasales ni aplicar sobre mucosas, quemaduras, piel lesionada o en la cara. No utilizar más de 7 días seguidos ni en áreas extensas de la piel. Si los síntomas empeoran o persisten más de una semana o si se acompañan de fiebre alta, erupciones en la piel o dolor de cabeza persistente, consulte a su médico. Usar con precaución en niños de 3 a 7 años, especialmente cuando haya factores como antecedentes de espasmo de laringe, convulsiones febriles o epilepsia. No utilizar en vaporizadores fríos o humidificadores. INTERACCIONES: No se han descrito. ADVERTENCIAS: Embarazo y lactancia Las mujeres en período de lactancia no deben utilizar este medicamento sin consultar al médico. Importante para la mujer: Si está usted embarazada o cree que pudiera estarlo consulte a su médico antes de tomar este medicamento. El consumo de medicamentos durante el embarazo puede ser peligroso para el embrión o el feto y debe ser vigilado por su médico. Uso en niños: No usar en niños menores de 3 años y ver precauciones de empleo en niños de 3 a 7 años. Efectos sobre la capacidad de conducción: No se han descrito. No administrar a personas con asma, enfisema o cuando la tos va acompañada de abundantes secreciones, salvo indicación médica. La tos causada por el tabaquismo no debe ser tratada con este producto. POSOLOGÍA E INSTRUCCIONES PARA LA CORRECTA ADMINISTRACIÓN DEL PREPARADO: Uso cutáneo: Adultos y niños mayores de 3 años: Extender una fina capa de pomada en el pecho, cuello y espalda. AI acostarse, cúbrase el pecho con un paño caliente, una vez extendida la capa de producto. Se puede repetir esta aplicación hasta 3 veces al día. Para inhalaciones: Adultos y niños mayores de 6 años: Ponga una cucharada sopera en un tazón de agua caliente (no hirviendo) y aspire sus vapores durante 10-15 minutos. Importante: No calentar el producto junto con el agua ni recalentar el preparado. En ningún caso se debe utilizar microondas. SOBREDOSIS: No se han descrito casos de sobredosificación del medicamento. En caso de ingestión accidental, acudir urgentemente a un centro médico indicando el medicamento y cantidad ingerida o consultar al Servicio de Información Toxicológica Tel. 91 562 04 20. REACCIONES ADVERSAS: Rara vez se han presentado irritaciones o reacciones alérgicas en la zona de aplicación. Si se observa estas o cualquier otra reacción adversa no descrita anteriormente, consulte a su médico o farmacéutico. Si por confusión se toma por vía oral, se debe acudir urgentemente al Servicio de Urgencias. CADUCIDAD: Este medicamento no se debe utilizar después de la fecha de caducidad indicada en el envase. TEXTO REVISADO: Julio 1999. LOS MEDICAMENTOS DEBEN MANTENERSE FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS.
Lunes, 02 Junio 2014 | 78 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
Hay que comer bien   La obesidad infantil es una amenaza para la salud de tu hijo. Enséñale hábitos saludables para evitar sus consecuencias, ahora y en el futuro. Anímale a hacer deporte Está demostrado que los niños activos, además de gastar más eficazmente la energía de los alimentos que consumen, hacen dietas más saludables que los sedentarios –por lo general abundantes en dulces y grasas-. ¿Está gordito? El pediatra es quien mejor puede indicártelo. Un niño es obeso cuando sobrepasa en un 15 por ciento el peso medio que corresponde para su talla a su edad. Que tu pediatra te indique las medidas a seguir o, si lo cree conveniente te derive al especialista adecuado, ¡nunca intentes una dieta por tu cuenta! ¿Sabes qué poner en su plato? La variedad de alimentos es sinónimo de dieta sana. Fíjate en el color del menú: a más color, más variedad y más salud. Luego, cada alimento debe estar presente en la proporción ideal. Estos son, por este orden, los grupos más importantes: Para que disponga, inmediatamente, de la energía que necesita Los cereales –arroz, pastas, pan, patata-. Deben estar presentes en todas las comidas del día. Son las “pilas” que le permiten funcionar a pleno rendimiento. Para que no le falten minerales ni vitaminas Frutas y verduras: cada día hay que tomar, como mínimo, 5 raciones de estos alimentos. Acostúmbrale a elegir una pieza de fruta, después de las comidas; sirve guarniciones de verduras con frecuencia, sustituyendo a las patatas fritas; ofrécele agua y zumos naturales y ensalada, al menos una vez al día… Calcio para sus huesos La leche, los yogures, el queso… les proporcionan buena parte del calcio que necesitan. Pero no sólo de calcio viven los huesos: el conjunto de la dieta es muy importante para que ese calcio se asimile y se fije bien: la actividad al aire libre y el aporte de frutas y verduras son fundamentales. Y apunta el principal “enemigo” de sus huesos: el sedentarismo. Proteínas, para formar músculos y tejidos Alterna huevos, carnes y pescados, sin abusar de las raciones: es más importante una guarnición variada que el filete que se sale del plato. Las legumbres y los frutos secos (estos nunca a niños menores de 4 años) son también buenas fuentes de proteínas vegetales. Las legumbres son un alimento fundamental y deberían formar parte del menú al menos dos veces por semana. Las grasas más sanas Las grasas son tan importantes como el resto de los principios inmediatos, fundamentales en el metabolismo cerebral y transportadoras de las vitaminas liposolubles, de gran capacidad antioxidante, pero recuerda que debes preparar los alimentos de forma sencilla, sin excederte en las grasas y predominando, sin ninguna duda, el aceite de oliva. Un consejo para cada edad Antes de que tu bebé nazca Es muy importante que cuides tu alimentación durante el embarazo. Una embarazada demasiado “gordita” tiene más probabilidades de dar a luz un niño grande y con mayor predisposición a ser obeso. En los primeros meses del bebe Dale de mamar todo el tiempo que puedas. No le ofrezcas alimentos distintos de la leche antes de los 6 meses. Después del primer año No le obligues nunca a comer. Si le fuerzas a tomar más alimento del que acepta voluntariamente anularás un reflejo innato en los pequeños, que les ayuda a regular su apetito y no comer más de la cuenta. Muchos niños gorditos fueron obligados a comer cuando eran pequeños. A partir de los 6 años Los niños son más autónomos y los padres supervisamos poco lo que comen. La industria ofrece alimentos muy atractivos, baratos, accesibles y casi siempre ricos poco saludables y de escaso valor nutricional. Los ordenadores, la televisión… sustituyen a los juegos en la calle y al tiempo dedicado a la actividad física, indispensable para gastar la energía que consumimos. Fomenta en casa el consumo de alimentos sanos, no le dejes picar entre horas y apúntale a algún deporte en el colegio. Jamás emplees los alimentos como moneda de cambio: premio o castigo. Y el resultado... un menú ideal Recuerda que el niño debe hacer todas las comidas (5 mejor que 4, para un reparto más equilibrado del aporte nutricional) pues precisa de toda la variedad y cantidad de aporte que le puedas ofrecer. Sería una locura incluirle en cualquier esquema alimentario “de moda”, que tanto atraen a los “dietadictos”. A esta edad le estás inculcando unos hábitos alimentarios que, seguramente, le van a acompañar a lo largo de su vida: comparte con el las comidas que puedas e incluso la elaboración de alimentos, los festivos pueden ser días idóneos para hacer con ellos un postre o, simplemente, freír unos picatostes; lo recordará siempre. Esmérate un poco en la presentación de los platos, que sean apetecibles y agradables a la vista, el niño también agradece la estética y ¡es gratis! Con imaginación puedes conseguir que el niño acepte alimentos que habitualmente rechaza, aún sin haberlos probado (croquetas o hamburguesas de verduras, una pizca de hierba aromática o condimento suave, o tomate ketchup cuya utilidad nutricional está avalada por algunos estudios serios) Fíjate en el menú que te proponemos: PARA DESAYUNAR 1 zumo de naranja o una pieza de fruta. Una rebanada de pan tostado con tomate / aceite o mantequilla y mermelada o cereales de desayuno. Un vaso de leche o un yogur o queso (mejor fresco). A MEDIA MAÑANA Lo que no haya tomado en el desayuno; por ejemplo, una pieza de fruta si no la tomó al desayuno, o un pequeño bocadillo tradicional o vegetal (con pan integral) AL MEDIODÍA Ensalada. Arroz o pasta o verduras con patatas o legumbres. Pollo, carne, pescado o huevos (si tomó legumbres, no hace falta: un plato de legumbres puede complementarse con una buena ensalada), con guarnición de verduras (sobre todo si no las ha tomado de primero) o ensalada (si no ha tomado antes). 1 pieza de fruta o un yogur, o ambas cosas. PARA MERENDAR Elegir dos de estas tres opciones: fruta, cereales (pan tostado, bocadillo) y lácteo. PARA CENAR Elaborar un menú con los alimentos que faltaron en la comida: si tomó legumbres, ahora puede tomar pescado con patatas y una ensalada, por ejemplo; si tomó carne, un arroz o pasta o patatas con verdura, fruta y un yogur; si tomó pescado, una tortilla francesa con guarnición de verduras, y fruta o ensalada… Aunque el niño debe comer de todo, no abuses de… Productos de origen animal como salchichas, embutidos… Ricos en grasas saturadas y que favorecen el aumento de peso. Recuerda que muchos de estos productos deberían consumirse sólo de vez en cuando. La leche y derivados son alimentos de primera necesidad durante la infancia, según la cantidad, plantéate adquirirlos semidesnatados. Zumos y bebidas azucaradas Su consumo en exceso es causa del aumento de la obesidad infantil. Si además tienen gas, hacen más difícil la asimilación del calcio, indispensable para que sus huesos crezcan fuertes. “Comida rápida” Aportan un exceso de calorías a la dieta. Este tipo de menús sólo deben consumirse esporádicamente. Bollería industrial, snacks… Productos de bollería y pastelería. Son ricos en azúcares refinados y en grasas, y lo peor es que, con frecuencia, sustituyen en la alimentación a otros alimentos indispensables. ¡Prudencia y sensatez en la alimentación infantil! ¡Que no se olvide desayunar! La primera comida del día, esa a la que tan poca atención prestamos es, sin embargo, imprescindible para que el cerebro se “despierte”. Un desayuno insuficiente pasa factura: el nivel de atención disminuye, el rendimiento intelectual es menor, la memoria se resiente, y la creatividad cae en picado. Además, no prestar la debida atención a esta primera comida del día es una forma de crear malos hábitos en los más pequeños. Según diversos estudios, un niño que desayuna mal desayunará peor cuando sea adolescente, y lo más probable es que no llegue a corregir esa mala costumbre en su etapa de adulto. El desayuno es el momento ideal para incluir leche y una de las tres piezas de fruta que debe tomar tu hijo al día, y también para corregir un mal hábito frecuente: el abuso de bollería y productos muy azucarados: opta por el pan, los bizcochos caseros y los cereales. El valor energético dependerá de la actividad que vaya a realizar (en vacaciones puede pasar toda la mañana haciendo ejercicio, precisando más cereales, aceite y quizás algo de proteina: jamón de york, etc, mientras que durante el curso es preferible separar 2 comidas, una durante el recreo que aporte un extra de energia para ese momento). Cuida la cena La última comida del día suele hacerse con prisa. Y en muchas familias es también la “hora del autoservicio”, cuando cada uno abre la nevera y elige lo primero que tiene a la vista. Sin embargo, debería ser de otro modo: Si los niños comen en el colegio, es fundamental planificar la cena en función del menú escolar. Deberíamos, por tanto, incluir los alimentos que han faltado y que deben tomar a diario. A esta hora están prohibidos los alimentos muy grasos y energéticos –guisos de legumbres, fritos y rebozados-: durante el sueño el desgate energético es muy escaso y la digestión también necesita descansar. Además de los alimentos, conviene alternar las formas de prepararlos: si se ha tomado pescado rebozado al mediodía, no deben tomarse rebozados para cenar. Modera la cantidad de alimento, pero respeta el equilibrio entre los nutrientes: una buena cena puede consistir en un puré de patatas y verduras, o sopa de pasta o juliana, un poco de fiambre suave, una manzana y un vaso de leche o un yogur. A esta hora del día son preferibles el pescado a la plancha o con una salsa ligera, una tortilla o queso revuelto con frutas.   fuente : abott 
Lunes, 18 Febrero 2013 | 2734 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
¿Qué hacer en caso de FIEBRE? La fiebre no es una enfermedad, sino la manifestación de la reacción de defensas del organismo ante diversas agresiones,  siendo el síntoma más manifiesto de muchas enfermedades. La mayoría de las veces son infecciones causadas por un virus, que son benignas, tiene una duración limitada -entre siete y diez días- y se resuelven solas, sin necesidad de ningún tratamiento. Son más frecuentes durante los meses de invierno, cuando hay en el ambiente más virus de tipo respiratorio. Cuanto menor es el niño la posibilidad de que la infección sea bacteriana es algo mayor, pues su sistema inmunitario es aún inmaduro; por esa razón, en menores de 3 años es preciso consultar siempre y sin demora con el pediatra y, de forma urgente, en menores de 3 meses, después de descartarse la posibilidad de un exceso de calor. En ese caso, hay que desabrigarles y ponerle el termómetro pasados veinte minutos. Tómale la temperatura Utiliza un termómetro de mercurio o digital, aunque se recomienda el uso se recomienda el uso de los termómetros digitales, puesto que la UE ha prohibido la comercialización de los termómetros de mercurio por riesgos contaminantes del metal. Pónselo en la axila durante cinco minutos -si utilizas un termómetro digital, tres minutos suelen ser suficientes.- En los menores de 3 meses, la temperatura corporal puede elevarse simplemente por exceso de ropa. Si la temperatura es igual o inferior a 38º Tu hijo no tiene fiebre sino “febrícula”. En estas circunstancias la fiebre se considera un mecanismo de defensa que puede incluso ser beneficiosos, por tanto no es necesario dar ningún medicamento ni tomar medidaspara bajarla. Si la temperatura es superior a 38º El niño tiene fiebre y hay que llevarlo al pediatra para que valore su situación e investigue las posibles causas. Mientras se espera la consulta se le puede dar un antitérmico, respetando siempre la dosis e intervalos que indica el prospecto. No es aconsejable combinar dos tipos de antitérmicos ni mucho menos dar antibióticos, que sólo debe aconsejar el pediatra en caso necesario. Si la fiebre es elevada –más de 39ºC – y el niño quiere, se le puede dar un baño con el agua unos 3 grados por debajo de su temperatura corporal, o bien colocarle sobre la frente paños de agua templada, a uno 30-33ºC. Estas medidas pueden aliviarle, pero no sustituyas el empleo de un antitérmico, que actuará de forma más eficaz y prolongada y, en cualquier caso, no se deben poner en práctica si resultan desagradables para el niño. Debes acudir a URGENCIAS sin demora si: Tu hijo tiene menos de  tres meses. La temperatura se eleva por encima de los 41ºC. Si sufre convulsiones u observas movimientos anormales de aparición brusca. Le han salido manchas en la piel, o crees que tiene el cuello rígido. El niño esta muy decaído, con llamativa afectación al estado general, mal color y aspecto o la fiebre se prolonga tres o más días, aunque no haya otros síntomas.
Lunes, 18 Febrero 2013 | 2803 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
¿Qué hacer si tu hijo se queja de DOLOR? El dolor es un síntoma frecuente que en ocasiones tiene una causa orgánica, y acompaña a muchas enfermedades infantiles pero que, con mayor frecuencia, no tiene un origen patológico pudiendo ser, incluso, psicógeno. Recuerda que el analgésico resulta imprescindible en muchas situaciones, pero también lo es vuestra actitud:calmar y consolar al niño es parte fundamental del tratamiento del dolor. Dolor de garganta Si tu hijo se queja de “dolor al tragar”, lleva unos días acatarrado, tiene fiebre y su garganta parece enrojecida. ¿Qué debo hacer? Mientras consultas con el pediatra, ofrécele abundantes líquidos y respeta su falta de apetito, pues es probable que no quiera comer. Hasta entonces le puedes administrar un analgésico en la forma que habitualmente te indique tu pediatra  (confirma bien la dosis). Abriga su garganta con un paño seco y caliente. Dolor de oídos La otitis o inflamación del oído causa un dolor agudo y punzante, que despierta por la noche, muy difícil de calmar que empeora cuando el niño  permanece  tumbado, al tragar, al masticar o al sonarse la nariz. ¿Qué debo hacer? Acude enseguida al pediatra, para que diagnostique el tipo de otitis que tiene tu hijo y examine el estado del tímpano. Ponle paños caliente -calentados sobre el radiador o con la plancha- sobre el oído. Coloca otra almohada bajo el colchón para que duerma semiincorporado: así disminuye la presión sobre el oído. Si es un bebé, cógele en brazos: a veces ese simple gesto consigue aliviar mucho su dolor. Dale los analgésicos que te haya recetado el pediatra. Dolor de tripa Puede deberse a causas y motivos muy diversos: catarros, gripes, empachos, cólicos, gastroenteritis, estreñimientos, gases, neumonía… ¿Qué debo hacer? Observa si aparecen otros síntomas que lo acompañen: estreñimiento, diarrea, vómitos, palidez, decaimiento… No le des un analgésico hasta que no lo vea el pediatra, pues ello enmascararía la existencia de un posible trastorno importante dificultando la detección. Dolor de cabeza La causas pueden ser muy variadas: fiebre, catarros, gripes, sinusitis, dolor en los dientes, meningitis, otitis, un golpe tras una caída… Los niños también pueden sufrir migrañas, que suelen acompañarse de náuseas y vómitos y no obedecen a ninguna causa orgánica. ¿Qué debo hacer? La consulta al pediatra es imprescindible para que determine la causa del dolor. Debes acudir a URGENCIAS sin demora si: Un dolor de tripa persiste o es cada vez más intenso, el niño se queja constantemente y no desea comer nada y está pálido y decaído. Si es un recién nacido o bebé,  y muy especialmente si el dolor se acompaña de fiebre alta  y le notas la tripa dura o tiene sangre en las deposiciones. Se queja de dolor de cabeza, esta muy decaído, tiene mucho sueño o ha vomitado. El dolor de cabeza no cesa con el tratamiento recomendado por el pediatra y ha aumentado en las últimas horas, o le despierta por la noche.
Lunes, 18 Febrero 2013 | 2812 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Medicamento/tus medicamentos
Author:Farmacia
1. QUÉ ES Daonil 5 mg comprimidos Y PARA QUÉ SE UTILIZA Daonil es un antidiabético oral que disminuye su nivel de azúcar (glucosa) en sangre al estimular la liberación de insulina del páncreas. Se utiliza en el tratamiento de la diabetes no insulinodependiente. El seguimiento estricto de la dieta indicada por su médico es la base de todo tratamiento antidiabético. En ningún caso debe administrarse Daonil como alternativa a que no cumpla la dieta. 2. ANTES DE TOMAR Daonil 5 mg comprimidos No tome Daonil 5 mg comprimidos: Si es alérgico (hipersensible) a la glibenclamida o a cualquiera de los demás componentes de Daonil. Si padece diabetes tipo 1 (insulinodependiente). Si sufre una alteración muy grande en los niveles de azúcar en sangre (descompensación metabólica acidótica grave) que puede producir precoma y coma diabético, y una reacción por bajada del azúcar en sangre llamada cetoacidosis diabética. Si sufre enfermedad grave de sus riñones o de su hígado. En estos casos, se recomienda utilizar insulina. Si está tomando miconazol (para tratar una infección por hongos) o bosentan (para tratar la hipertensión arterial pulmonar). Si está embarazada o en periodo de lactancia. Tenga especial cuidado con Daonil 5mg: Existe un aumento del riesgo de que usted sufra una hipoglucemia si: No mantiene una regularidad en las comidas, retrasa una comida, toma una cantidad inadecuada de alimentos, si el alimento no tiene muchos hidratos de carbono o si hace una dieta baja en calorías. Hace mucho ejercicio físico. Sufre alguna alteración en los riñones o el hígado. Toma más Daonil del que le ha dicho su médico. Sufre alguna alteración de su metabolismo. Toma Daonil junto con otros medicamentos (ver "Uso de otros medicamentos"). Recibe tratamiento con Daonil sin estar indicado en su caso. Si bebe alcohol. Si padece neuropatía diabética (daños en los nervios) o bien en caso de que tome a la vez medicamentos contra la tensión arterial alta (antihipertensivos) como betabloqueantes, clonidina o fármacos de acción parecida, ya que los síntomas de una hipoglucemia pueden no aparecer o estar enmascarados. Si le falta la enzima G6PD, ya que puede dar lugar a anemia hemolítica (disminución del número de glóbulos rojos en la sangre debido a que se destruyen). Usted y sus familiares deben saber reconocer los síntomas y el tratamiento de una hipoglucemia (ver ’Posibles efectos adversos’). En el caso de que Daonil llegase a no ser eficaz para controlar su diabetes, su médico le aconsejará cambiar el tratamiento. Daonil, debido a que permanece bastante tiempo en su sangre, puede causar niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemias) graves más frecuentemente que otras sulfonilureas que duran menos tiempo en sangre. Si tiene factores de riesgo para sufrir una hipoglucemia, puede que sea necesario ajustarle la dosis de Daonil o de todo su tratamiento. Esto también debe hacerse si sufre alguna enfermedad o si cambia su estilo de vida. Si tiene más de 65 años debe saber que el riesgo de tener una hipoglucemia es mayor. Si está en situaciones especiales (sufre un accidente, cirugía, tiene una infección con fiebre) puede que sea necesario que se administre insulina temporalmente. Uso de otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica. Si toma Daonil junto con los siguientes compuestos puede aparecer una hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre): antiinflamatorios (fenilbutazona, azapropazona y oxifenbutazona; salicilatos y ácido p-aminosalicílico) antidiabéticos (antidiabéticos orales, insulina, metformina) esteroides anabolizantes y hormonas sexuales masculinas anticoagulantes cumarínicos (para evitar la formación de trombos) hipolipemiantes (fibratos) (para tratar niveles altos de colesterol) medicamentos para el tratamiento de ciertas enfermedades del corazón y de la hipertensión arterial ciertos medicamentos antihipertensivos (los que actúan a nivel adrenérgico) medicamentos para el cáncer (ciclofosfamida, trofosfamida e ifosfamida) antigotosos (probenecid) antiinfecciosos (cloranfenicol, determinadas sulfonamidas de acción prolongada, tetraciclinas, antibióticos quinolónicos, miconazol, fluconazol, claritromicina, pentoxifilina parenteral a dosis elevadas) medicamentos para tratar la depresión (fluoxetina) tritoqualina (medicamento para la alergia) fenfluramina (medicamento para disminuir el apetito) Si toma usted Daonil junto con los siguientes compuestos puede aparecer una hiperglucemia (niveles altos de azúcar en sangre): hormonas del tipo estrógenos y progestágenos determinados medicamentos contra la tensión arterial alta (antihipertensivos) como los saluréticos y diuréticos tiazídicos fármacos que favorecen la función tiroidea glucocorticoides, tetracosactida medicamentos para enfermedades mentales como los derivados de la fenotiazina (clorpromazina) adrenalina y fármacos que disminuyen el tamaño de los vasos sanguíneos (vasoconstrictores), estimulantes del corazón, broncodilatadores (aumentan el tamaño de los bronquios) o relajantes uterinos ácido nicotínico (dosis altas) y sus derivados laxantes (uso prolongado) barbitúricos (tranquilizantes) fenitoína diazóxido glucagón (hormona que aumenta los niveles de azúcar en sangre) rifampicina (antibiótico) acetazolamida (medicamento para eliminar líquidos) alcohol medicamentos para la hipertensión (tensión arterial alta), isquemia cardíaca (disminución del riego sanguíneo que llega al corazón) y arritmias como la clonidina y reserpina. Si toma Daonil junto con los siguientes compuestos puede aparecer tanto una hipoglucemia, como una hiperglucemia: fármacos inhibidores de la secreción gástrica medicamentos para la hipertensión, isquemia cardiaca y arritmias, clonidina y reserpina. Su administración conjunta puede enmascarar los signos de alerta de una posible hipoglucemia. alcohol Si toma Daonil junto con anticoagulantes orales (medicamentos que previenen los trombos), la acción de éstos puede aumentar o disminuir. Si toma glibenclamida con ciclosporina puede incrementar los niveles de ciclosporina y aumentar su toxicidad. Por lo tanto, es necesaria la monitorización y el ajuste de la dosis de ciclosporina. Toma de Daonil 5 mg con los alimentos y bebidas: Debe seguir las instrucciones de su médico en cuanto a la dosis de Daonil, momento de su toma y dieta a seguir. Nunca deje de tomar la medicación sin antes consultar con su médico. Embarazo y lactancia: Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Embarazo No se recomienda el uso de Daonil en el embarazo. Deberá cambiar a insulina durante el embarazo. Si quiere quedarse embarazada debe cambiar su tratamiento a insulina. Lactancia No se recomienda el uso de Daonil durante la lactancia para evitar que éste pueda pasar a través de la leche materna. Para prevenir que el lactante lo tome a través de su leche materna, se aconseja cambiar a insulina o suspender la lactancia. Conducción y uso de máquinas: No conduzca o maneje máquinas porque su capacidad de concentración y de reacción puede verse afectada como consecuencia de una hipoglucemia (bajos niveles de azúcar en sangre) o una hiperglucemia (altos niveles de azúcar en sangre) o si sufre problemas visuales como consecuencia de estos trastornos. Especialmente esto le puede ocurrir cuando inicia el tratamiento, cuando ha habido cambios en el mismo o cuando no toma con regularidad Daonil. Información importante sobre algunos de los componentes de DAONIL 5 mg comprimidos: Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomarlo. 3. CÓMO TOMAR Daonil 5 mg comprimidos Siga exactamente las instrucciones de administración de Daonil indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. La dosificación inicial de Daonil viene dada, en general, por su estado (niveles de glucosa en sangre y orina) La dosis de Daonil ha de ser la dosis más baja posible que sea eficaz. La dosis inicial es de medio a 1 comprimido al día que deberá tomarse antes de la primera comida abundante. La dosis inicial puede incrementarse gradualmente, si es necesario y siempre bajo supervisión médica, hasta 3 comprimidos al día y, en casos excepcionales, hasta 4 comprimidos/día. Los comprimidos debe tragarlos enteros con algo de líquido. Salvo que su médico le diga algo distinto, las dosis de hasta 2 comprimidos al día se toman inmediatamente antes de la primera comida abundante. Para dosis superiores, los dos primeros comprimidos se toman antes de la primera comida abundante y el resto antes de la cena. Es muy importante que usted cumpla con el horario para tomar los comprimidos que le haya dicho su médico. Si tiene más de 65 años se recomienda empezar el tratamiento con la mitad de la dosis del adulto, es decir de 1,25 a 2,5 mg (un cuarto a medio comprimido) al día. Las necesidades de Daonil pueden disminuir a medida que usted lleve más tiempo tomándolo. Para evitar hipoglucemias, su médico tendrá en cuenta si debe bajar la dosis o decirle que deje de tomar Daonil. Si toma más Daonil 5 mg comprimidos del que debiera: Consulte inmediatamente a su médico, farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica,teléfono: 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad tomada. Una sobredosis o un tratamiento de larga duración a dosis demasiado altas de glibenclamida puede dar lugar a una hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) grave, prolongada y con riesgo para su vida. Tan pronto como se haya descubierto una sobredosis de Daonil, debe informar a su médico urgentemente. Deberá tomar inmediatamente azúcar, preferiblemente en forma de glucosa. Se le controlarán sus niveles de glucosa hasta que el médico esté seguro de que usted está fuera de peligro. Debe tener en cuenta que la hipoglucemia y sus síntomas pueden volver a ocurrir otra vez a pesar de que aparentemente ya se haya recuperado. Las sobredosis importantes y reacciones graves con síntomas como pérdida de la consciencia u otras alteraciones neurológicas graves, son urgencias médicas y requieren tratamiento inmediato e ingreso hospitalario. Si ha tomado tanto Daonil como para poner en riesgo su vida necesitará desintoxicación (p.ej. lavado gástrico y carbón vegetal). Si olvidó tomar Daonil 5 mg: No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. 4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS Al igual que todos los medicamentos, Daonil puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Trastornos del metabolismo y nutrición: La hipoglucemia (bajos niveles de azúcar), algunas veces prolongada e incluso amenazante para la vida, puede ocurrir debido a que Daonil disminuye los niveles de azúcar en sangre. Al igual que otras sulfonilureas, el tratamiento con glibenclamida puede producirle una hipoglucemia, si sus horarios de comidas son irregulares y, en particular, si se salta comidas. Los síntomas son dolor de cabeza, hambre intensa, náuseas, vómitos, lasitud (debilidad, agotamiento), somnolencia (tendencia a dormirse en situaciones inapropiadas), alteraciones del sueño, nerviosismo, agresividad, mala concentración, disminución de la vigilancia y reacciones lentas, depresión, confusión, alteraciones visuales y del habla, afasia (deterioro del habla), temblor, parestesias (pérdida de sensibilidad, hormigueo), alteraciones sensoriales, vértigos, sensación de impotencia, pérdida del autocontrol, delirio (el cerebro no funciona correctamente), convulsiones (movimientos bruscos en forma de ataques), respiración superficial, bradicardia (ritmo cardíaco lento), mareos y pérdida de consciencia, pudiendo terminar en coma y muerte. El cuadro clínico de una hipoglucemia grave puede parecerse al de un accidente cerebral. Además, puede aparecer sudoración, piel húmeda, ansiedad, ritmo rápido del corazón (taquicardia), hipertensión (tensión arterial alta), palpitaciones, dolor en el pecho (angina de pecho) y ritmos anormales de su corazón (arritmias). En general, los síntomas desaparecen después de tome hidratos de carbono (azúcar). Sin embargo, tenga en cuenta que los edulcorantes artificiales no tienen este efecto. En cualquier caso, es necesario un tratamiento médico inmediato o incluso la hospitalización. Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Pueden ocurrir cambios en su sangre con peligro para su vida. Pueden ser trombocitopenia (reducción del número de plaquetas) leve o grave (púrpura) y en casos aislados, anemia hemolítica (disminución del número de glóbulos rojos en la sangre debido a que se destruyen), eritrocitopenia (disminución de glóbulos rojos), leucopenia (disminución del número de glóbulos blancos), granulocitopenia y agranulocitosis (disminución de un tipo de glóbulos blancos), y pancitopenia (depresión de la médula ósea o escasez de todos los elementos de la sangre). Algunas sulfonilureas se han asociado a crisis de porfiria (problema en el transporte del oxígeno por parte de la sangre). Trastornos oculares: Al comienzo del tratamiento pueden aparecer alteraciones pasajeras de la visión, especialmente al inicio del tratamiento. Trastornos gastrointestinales: Ocasionalmente, pueden aparecer algunos síntomas como dolor abdominal, náuseas, vómitos, dispepsia (malestar abdominal), diarrea y estreñimiento. Éstos pueden evitarse o disminuir si Daonil se toma con alimentos. Trastornos de la piel y tejido subcutáneo: Ocasionalmente, pueden producirse reacciones alérgicas (picor o erupciones en la piel). En casos aislados, ciertas reacciones leves, en forma de urticaria (pequeños granos rojizos que pueden picar), pueden llegar a reacciones graves incluso con riesgo para su vida, con dificultad para respirar y caída de la tensión arterial que puede llegar a shock. En caso de urticaria debe informar a un médico inmediatamente. Se ha comunicado vasculitis alérgica (inflamación alérgica de los vasos sanguíneos) en casos aislados, que pueden suponer un riesgo para su vida. Raramente aparece fotosensibilidad cutánea (alergia a la luz solar) y puede disminuir la cantidad de sodio que tenga en sangre. Trastornos hepatobiliares: Pocas veces se han observado hepatitis (inflamación del hígado), niveles elevados de enzimas hepáticas y/o colestasis (obstrucción del flujo de la bilis) e ictericia (piel amarilla), que se solucionan cuando deja de tomar Daonil o evoluciona a fallo del hígado con riesgo para su vida en casos aislados. El médico decidirá si conviene continuar el tratamiento, en caso de aparecer estos efectos adversos. Si considera que alguno de los efectos adversos es grave, o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico. 5. CONSERVACIÓN DE Daonil 5 mg comprimidos Mantener este medicamento fuera del alcance y de la vista de los niños. No requiere condiciones especiales de conservación. Caducidad No utilice Daonil 5mg después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico como deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente. 6. INFORMACIÓN ADICIONAL Composición de Daonil 5 mg comprimidos: El principio activo es glibenclamida. Cada comprimido contiene 5 mg de glibenclamida. Los demás componentes (excipientes) son: lactosa, almidón de maíz, almidón de maíz pregelatinizado, talco, ácido sílicico coloidal y estearato de magnesio. Aspecto del producto y contenido del envase: Son comprimidos blancos, ovalados con ranura en ambos lados. La ranura es sólo para poder partirlos y poder tragarlos mejor, pero no para dividir en dosis iguales. Este medicamento se presenta en blisters de PVC/Aluminio, en envases de 30 y 100 comprimidos. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación: Titular:  Sanofi-aventis, S.A. C/ Josep Pla, nº 2 08019 – Barcelona Responsable de la fabricación:  Sanofi-aventis, S.A. Avda. Leganés 62 28925 Madrid
Lunes, 26 Marzo 2012 | 1087 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Medicamento/tus medicamentos
Author:Farmacia
1. QUÉ ES DASTOSIN jarabe Y PARA QUÉ SE UTILIZA DASTOSIN jarabe se presenta en frascos de 150 y 250 ml de jarabe. El envase incluye un vasito dosificador. El dimemorfan es un antitusígeno, no narcótico, de acción central químicamente relacionado con la codeína pero desprovisto de los efectos depresores centrales, dependencia y tolerancia propios de ésta. El dimemorfan actúa directamente reduciendo la sensibilidad del centro de la tos del bulbo raquídeo. DASTOSIN jarabe se utiliza para el tratamiento de la tos seca no productiva y productiva que debilita al enfermo, impide su descanso o interrumpe su sueño. También como coadyuvante del tratamiento etiológico de la tos paroxística y como tratamiento de la tos de origen extrarrespiratorio (pleural, cardiovascular). 2. ANTES DE TOMAR DASTOSIN jarabe No tome DASTOSIN jarabe si es hipersensible al principio activo o a cualquiera de los demás componentes. Tampoco tome DASTOSIN si padece asma. Tenga especial cuidado con DASTOSIN si padece trastornos nerviosos. Embarazo y lactancia Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento. Conducción y uso de máquinas: Ante el riesgo de que pueda aparecer somnolencia debe extremar las precauciones a la hora de conducir o manejar maquinaria INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE ALGUNOS DE LOS COMPONENTES DE DASTOSIN JARABE: DASTOSIN jarabe contiene 500 mg de sacarosa por ml lo que deberá ser tenido en cuenta en pacientes con intolerancia hereditaria a la fructosa, problemas de absorción de glucosa/galactosa, deficiencia de sacarasa-isomaltasa y pacientes diabéticos. Toma de otros medicamentos: Tenga en cuenta que estas instrucciones pueden ser también de aplicación a medicamentos que se hayan tomado antes o puedan tomarse después. Informe a su médico o farmacéutico si está tomando o ha tomado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta médica. La administración simultánea de DASTOSIN con antidiabéticos puede disminuir la eficacia de éstos últimos. 3. CÓMO TOMAR DASTOSIN jarabe Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas. Recuerde tomar su medicamento. Use el vasito dosificador que contiene el envase para administrar la dosis prescrita. La dosis recomendada es de 1 mg/Kg de peso/día, fraccionadas en 3 o 4 tomas. Niños de 6 meses a 1 año: 1 ml cada 6 horas. Niños de 1 a 3 años: 2 ml cada 6 horas Niños de 4 a 6 años: 4 ml cada 6 horas Niños de 7 a 10 años: 5 ml cada 6 horas Adultos: 10 ml cada 6 horas. Su médico le indicará la duración de su tratamiento con DASTOSIN. No suspenda el tratamiento antes, ya que podría no tener el efecto esperado. Si Vd. toma más DASTOSIN del que debiera: consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico. En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de Información Toxicológica, teléfono (91) 562 04 20. Si olvidó tomar DASTOSIN no tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. 4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS Al igual que todos los medicamentos, DASTOSIN puede tener efectos adversos. Los posibles efectos adversos que podrían aparecer con DASTOSIN son: sequedad de boca, disminución del apetito, nauseas, sensación de sed y sueño. Con menor frecuencia podrían aparecer vómitos y cansancio. Si se observa cualquier otra reacción no descrita en este prospecto, consulte con su médico o farmacéutico. 5. CONSERVACIÓN DE DASTOSIN No se precisan condiciones especiales de conservación. Caducidad No usar una vez superada la fecha de caducidad que figura en el frasco. Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños. Este prospecto ha sido aprobado con fecha marzo 2002
Lunes, 26 Marzo 2012 | 1232 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report


JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL


Powered by AlphaContent 4.0.15 © 2005-2014 - All rights reserved

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés