English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza


Resultados 121 - 130 de 1795

Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
Dra. Rocío Sánchez Carpintero Especialista en Pediatría Colaborador Clínico. Departamento de Pediatría CLINICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA ¿Qué es? La epilepsia es una enfermedad del sistema nervioso que tiene múltiples presentaciones, causas, y por lo tanto, evolución y tratamiento. Es un problema frecuente, que afecta a casi 1 de cada 100 personas. Generalmente se habla de epilepsia si el niño ha presentado dos o más crisis paroxísticas espontáneas, que son la consecuencia de la descarga excesiva de las neuronas (células de la corteza cerebral). No obstante en la definición más reciente, la tendencia a repetirse la crisis es el criterio que define la epilepsia y permite, en ciertos casos, hacer el diagnóstico aunque haya habido una sola crisis epiléptica. ¿Qué es una crisis epiléptica? El cerebro es la estructura que sustenta las funciones psíquicas (por ejemplo conciencia, atención, etc), sensitivas (por ejemplo tacto, vista), motoras (por ejemplo mantenerse de pie, o controlar un movimiento), etc. Cuando las neuronas de determinada área, empiezan a descargar de forma excesiva y sincrónica, el niño presenta una crisis epiléptica cuyas características dependen de la función del área involucrada: por ejemplo, si la región motora de la mano derecha descarga excesivamente, el niño tiene movimientos de la mano derecha.   ¿Cómo saber si un niño que tiene movimientos extraños tiene epilepsia? No se pueden dar reglas generales porque cada niño tiene sus propios síntomas. Si surge alguna duda, hay que consultar con un pediatra o con el neuropediatra. El algunos casos, si los movimientos son frecuentes, puede ser muy útil filmar al niño en vídeo para enseñar luego al neuropediatra las manifestaciones paroxísticas. ¿Qué son las crisis generalizadas y las parciales? Se habla de crisis parcial cuando el inicio de la crisis permite indicar el lugar del cerebro que ha empezado a descargar. Son crisis generalizadas cuando, por las características del ataque, todo el cerebro está implicado desde su inicio. ¿Cuáles son sus causas? Las causas de la epilepsia son múltiples. En cada caso, con una conversación detenida sobre la historia del paciente, se buscará sistemáticamente la existencia o no de factores implicados en la aparición de la epilepsia. Algunos datos que pueden ser importantes son: - Antecedentes en la familia de crisis epilépticas, o de convulsiones febriles (causas genéticas) - Presencia en la piel de manchas de color claro en alguno de los padres - Dificultades durante el embarazo o el parto. - Enfermedad infecciosa severa (meningitis) previa. - Traumatismo craneal Ninguno de estos factores es suficiente para explicar la epilepsia y el neuropediatra, en cada caso, debe estudiarloos y relacionarlos o no con los síntomas del niño Es importante saber que en la mayoría de las epilepsias no se encuentra ninguno de estos factores. Cuando otros miembros cercanos de la familia tienen epilepsia, salvo unas pocas enfermedades muy concretas, se trata de una epilepsia de buen pronóstico en el niño.   ¿Cómo se diagnostica? Después de la historia de los antecedentes del niño, y de su desarrollo psicomotor, se procura describir con todo detalle la crisis: la edad de inicio, las circunstancias (la hora, la existencia o no de fiebre) el tipo de manifestaciones paroxísticas (por ejemplo, si se limita a un lado del cuerpo, definir cuál), la duración; en su caso, la frecuencia de repetición. Si se puede, se pregunta al niño qué nota antes de la crisis. También se realiza una exploración física completa del paciente, con una especial atención sobre la piel, el desarrollo psicomotor, y el examen neurológico. La prueba más útil para caracterizar la epilepsia es el electroencefalograma que registra la actividad eléctrica generada por las neuronas de la corteza cerebral. Si se consigue registrar el electroencefalograma durante una crisis, se tiene más información sobre el inicio y desarrollo del ataque, pero habitualmente no es posible. En el niño, hay que procurar que duerma durante esta prueba porque esto mejora la calidad técnica del examen y permite registrar anomalías que se detectan solamente durante el sueño. Para esto, se procura levantar al niño temprano este día, o registrarle a la hora de la siesta, etc. Durante el registro electroencefalográfico, se utilizan unas técnicas que permiten medir la reactividad del cerebro (abrir y cerrar los ojos, respirar hondamente, recibir estímulos luminosos). En algunas ocasiones, es necesario registrar al niño durante varias horas seguidas, incluyendo una noche, generalmente recogiendo imágenes de vídeo por si tiene alguna crisis, para poderla relacionar a tiempo real con la actividad del EEG. Otras pruebas necesarias según los casos incluyen una resonancia magnética nuclear cerebral, que suele realizarse con cortes y secuencias específicas para pacientes con epilepsia, analítica, estudios genéticos y evaluación psicopedagógica. En pacientes con determinadas epilepsias puede ser necesario realizar pruebas de imagen con técnicas de medicina nuclear, como PET o SPECT o resonancia magnética funcional. Si se sospecha una enfermedad metabólica en ocasiones se realiza un tipo de resonancia especial con espectroscopia. ¿Cuál es su tratamiento? No se suele tratar a un paciente después de la primera crisis, porque hay una probabilidad del 50 por ciento de que no vuelva a repetirse. Si ha presentado 2 o más crisis, se ha estudiado a fondo y se tiene certeza de que se trata de una epilepsia, se empieza un tratamiento farmacológico (con pastillas o jarabe) adaptado a la enfermedad del paciente. De hecho, hay muchos productos distintos, y varios están desaconsejados en algunos tipos de epilepsia o de paciente. Habitualmente se inicia el tratamiento en unos días -o en unas semanas- con dosis crecientes para facilitar la tolerancia del tratamiento. La mayoría de los niños dejan de tener crisis con el primer fármaco que se utiliza. En otros casos, hay que probar con un segundo fármaco, y otras veces, con la asociación de 2 productos. En cualquier caso, se respetará con cuidado las dosis, y las horas de administración de los medicamentos. NO SE DEBE QUITAR NUNCA UN TRATAMIENTO ANTIEPILEPTICO DE GOLPE. Si se observan efectos secundarios, es preciso avisar al médico que recetó el fármaco. Con frecuencia surgen, en los padres, dudas sobre si el tratamiento antiepiléptico va a interferir con el aprendizaje de su hijo. Por regla general, un fármaco prescrito adecuadamente y a las dosis requeridas, no produce efectos sobre el sistema cognitivo que interfieran con el aprendizaje. Además, el inadecuado control de algunas epilepsias puede tener repercusiones negativas sobre el aprendizaje, por lo que el tratamiento puede ser incluso beneficioso para el rendimiento escolar. No obstante, es conveniente evaluar las funciones cognitivas de niños con ciertos tipos de epilepsia y, con frecuencia, se obtienen datos que ayudan a ajustar el tratamiento. ¿Qué otros tratamientos existen para la epilepsia? Un pequeño porcentaje de niños no se controlan con el tratamiento farmacológico. Es importante, en estos pacientes, comprobar que se han utilizado los fármacos adecuados, a dosis adecuadas, solos o en asociación con otros. Algunos de ellos (alrededor del 1%) son candidatos a un tratamiento quirúrgico: cuando las crisis son rebeldes a los fármacos, comprometen el desarrollo o la vida normal del niño, y se comprueba que surgen todas del mismo foco siempre que éste no sea la sede de una función cerebral importante. También en algunos niños con epilepsias rebeldes, especialmente entre los 3 y 5 años, se puede emplear una dieta especial – la dieta cetógena-. Consiste en invertir el cociente entre las grasas y los carbohidratos que se dan al niño. Es una dieta con cierta dificultad de realizar, pero en algunos casos puede ser muy eficaz.
Martes, 30 Noviembre 1999 | 8943 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud dental
Author:Farmacia
Tener mal aliento no sólo nos incomoda a nosotros mismos sino que puede ser muy molesto en los demás, por no hablar de nuestra pareja. Quienes lo sufren pueden ver perjudicada incluso su vida social. Para solucionar este problema lo primero es descubrir las causas, ya que puede deberse a un trastorno intestinal o una mala higiene bucal. Algunas veces uno mismo no es consciente de que su aliento produce un olor desagradable, lo que puede repercutir negativamente en sus relaciones sociales. En cualquier caso, tener un aliento fresco pasa por mantener una boca sana y limpia, por lo que es necesario tener una escrupulosa higiene bucal. Causas alimentarias y digestivas En su estado normal, el estómago es un compartimiento estanco y los gases y flujos digestivos suelen expulsarse en forma de eructos que pasan más o menos desapercibidos. Sin embargo, durante su digestión, ciertos alimentos pueden alterar pasajeramente el olor del aliento, como la cebolla cruda, el ajo, las salsas grasas o el alcohol. Aunque este olor desagradable suele ser pasajero, es mejor que procures evitarlos si sabes que te producen este efecto. Un antiácido, un poco de bicarbonato o sal de frutas pueden ayudarte a acelerar la digestión y hacer que el mal rato se pase. La acidez estomacal puede hacer que el aliento huela mal aunque la persona no sufra molestias digestivas. El tabaco y el alcohol suelen producir este efecto, que enseguida delata a quienes fuman o beben en exceso. Problemas dentales Suelen ser la causa más frecuente y persistente del mal aliento. Las caries, piezas mal colocadas y problemas de encías son focos de infección y lugares donde la comida tiende a retenerse y a producir un olor fuerte y desagradable. La solución pasa primero por acudir al dentista y después por llevar una escrupulosa higiene dental, lavándose los dientes después de cada comida y empleando hilo dental y cepillitos interdentales para eliminar los restos que se quedan entre los dientes, donde se pudren y causan mal olor. Si el aspecto de una boca no es bueno (caries, agujeros, dientes rotos, ausencia de piezas) es probable que el olor que desprenda tampoco lo sea, ya que la comida tenderá a quedarse retenida en todos esos lugares. Todas las infecciones e inflamaciones de la boca e incluso la garganta y las vías respiratorias producen mal olor (faringitis, anginas...). Las sinusitis y rinitis también suelen causar este problema. Curiosamente, el estrés también puede ser culpable de que tengamos mal aliento, sobre todo por los problemas de estómago y digestión que conlleva. ¿Qué hay que hacer? Lo primero es empezar por lavarse bien los dientes, al menos de 3 a 5 minutos. Si tienes un problema de mal aliento piensa que debes hacerlo, como mínimo, después de cada comida y, por supuesto, siempre que tengas necesidad. Debes proveerte de una buen material higiénico: - Un buen cepillo de dientes (eléctrico o no), que cambiarás cada 3 meses - Hilo dental - Cepillitos interdentales - Enjuagues bucales Además, debes acudir al dentista para solucionar los problemas dentales o de encías que puedas tener, así como al especialista si crees que tu mal aliento puede deberse a un problema estomacal. También debes controlar la acidez gástrica tomando algún digestivo o evitando los alimentos que te sienten mal (salsas, picante, cebolla y ajo crudos, platos avinagrados...). Si el problema de mal olor persiste debes atacarlo desde todos los frentes descritos e incluso probar a relajarte si estás muy estresado. Remedios caseros Además de hacer todo lo anterior, puedes recurrir a algunos trucos caseros que te ayudarán bastante: - Lleva en un pastillero granos de café y mastícalos cuando lo necesites - Mastica hojas de menta fresca o perejil durante 10–15 minutos - Mastica un trozo de limón después de las comidas - Después de lavarte los dientes, enjuágate la boca con agua templada y una pizca de bicarbonato - Utiliza caramelos de menta fuerte o chicles sin azúcar para momentos de urgencia - Lleva siempre encima un cepillo de dientes, pasta y, si puedes, un enjuague bucal refrescante - En farmacias venden sprays contra el mal aliento - Evita la cebolla fresca, el ajo crudo o las salsas fuertes (tipo roquefort) o el picante. Una manzana de postre te ayudará a limpiar tu boca - No fumes ni beb fuente : salud.com
Martes, 02 Noviembre 2010 | 8898 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
Muchos padres suelen eliminar los piojos de la cabeza con champú anti-piojos muy conocidos y con productos químicos, muy a menudo sin resultados significativos. No saben que un remedio casero simple como el vinagre puede hacer milagros cuando se trata de deshacerse de las liendres puestas por estos parásitos. Se ha producido un incremento fuerte de los casos de piojos de la cabeza en la última década y cada año cientos de miles de niños en todo el mundo están rascándose la cabeza con ambas manos. Y la mala noticia es que estos insectos se han hecho resistentes a la mayoría de los productos químicos y champús contra piojos en muchos países occidentales.  Esta es la razón por la cual más y más padres están buscando remedios caseros eficaces, ya que los champús tradicionales contra piojos son cada día menos eficaces para matar a estas criaturas y a sus huevos.   El vinagre para los piojos es un remedio natural perfecto y se ha demostrado que funciona muy bien para ayudar a quitar las liendres del cabello. También es muy económico y lo puede encontrar muy fácilmente en cada tienda de alimentación. ¿Por qué el vinagre permite eliminar las liendres? La palabra vinagre deriva del francés antiguo “vin aigre”, que significa vino agrio. El vinagre es un producto verdaderamente natural. Cualquier bebida alcohólica, si esta hecha con manzanas, uvas, arroz o azúcar blanco, una vez expuesta al aire, a su vez, se convierte naturalmente a vinagre. Es una bacteria siempre presente en el aire que convierte al alcohol contenido en la sidra, el vino y la cerveza, enácido acético, lo cual da al vinagre su sabor ácido característico.  El vinagre es el producto de dos procesos bioquímicos: en primer lugar se produce la fermentación alcohólica, que convierte los azúcares naturales en alcohol y a continuación se produce la fermentación ácida, en la que los microorganismos presentes en el aire que respiramos, convierten el alcohol en ácido. Y este ácido imparte el sabor ácido al vinagre, junto con sus propiedades antisépticas o sus propiedades que le permiten matar a los gérmenes. Se puede preparar en concentraciones variables. El ácido acético, en su forma pura, es sumamente corrosivo y puede ser peligroso trabajar con él, ya que requiere precauciones especiales. El vinagre, al contrario, tiene normalmente una concentración de ácido acético baja, alrededor de un cinco por ciento. El ácido acético se utiliza como disolvente, reactivo, catalizador, y plaguicida. Por eso el vinagre para los piojos es eficaz, y se pueden eliminar las liendres con vinagre. El ácido contenido en el vinagre permite disolver el cemento que les permite a las liendres pegarse al cabello. Por esta razón, es un remedio casero eficaz para las liendres. ¿Cómo utilizar el vinagre para eliminar las liendres? El uso de vinagre en el ser humano se recomienda para el tratamiento de la infestación por piojos y también para evitar una nueva infestación. Después del lavado con un champú normal, no un champú para piojos de la cabeza,enjuague bien el área infestada con vinagre blanco caliente. El vinagre debe ser tan caliente como sea posible, ya que será más eficaz. Para deshacerse de todas las liendres se debe utilizar un peine para piojos y se debe peinar todo el pelo sección por sección. Es mejor tomar su tiempo y hacerlo bien. Repita este tratamiento con un champú común y vinagre caliente siete a diez días después del primer tratamiento. Si todavía encuentra liendres, vuelva a enjuagar con vinagre y peinar el cabello a fondo. Para evitar otra infestación de piojos, lavar y secar su ropa en la temperatura más alta posible. De hecho, es el calor, en lugar de agua y jabón, que mata a los piojos (no sobreviven a una temperatura superior a 41ºC). También debe poner peines y cepillos en agua hirviendo durante al menos cinco minutos. El vinagre para los piojos de la cabeza es eficaz y no solamente le permite eliminar las liendres, pero también le permite evitar los efectos secundarios a veces peligrosos de los productos químicos contra los piojos. Y aquí le doy un truco: si no desea estar infestada de nuevo, sólo hay que poner unas gotas de aceite esencial de lavanda o del arbol de té detrás de las orejas y en el cuello, los piojos odian este olor, y eso los mantendrá alejados.  
Sábado, 07 Abril 2012 | 8882 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud femenina,embarazo,gestaciòn
Author:Farmacia
En ocasiones, pueden darse algunos cambios más o menos importantes en la vulva. Detectarlos y si hiciera falta, tratarlos a tiempo, será mucho mejor para resolverlos. Muchos problemas de la vulva tienen los mismos síntomas. Es bueno que sepamos examinar que no ha habido ningún cambio en nuestra vulva; esto lo podremos ver, simplemente tocándonos con las manos limpias, o mirándonos con un espejito. Es posible que te ayude apoyar la espalda con una almohada, o puedes agacharte o arrodillarte. La clave es encontrar una posición en la cual puedas ver claramente el área de la vulva, el perineo y el ano. Separa con cuidado los labios exteriores de la vulva. Luego, separa los labios interiores y examina el área entre los mismos. También inspecciona la abertura de la vagina. Retira cuidadosamente el capuchón del clítoris y vigila el área debajo del mismo y la punta del clítoris. Inspecciona también el área alrededor de la uretra, el perineo, el ano y el área alrededor de los labios mayores. Cuando te examines, busca si hay enrojecimiento, hinchazón, manchas oscuras o claras, ampollas, protuberancias o bultos o cualquier otro cambio. De la misma manera, si aparece algún síntoma que no desaparece como picazón o ardor, sangrado, malestar, consulta con tu médico. Para ayudar a eliminar ciertos problemas de la vulva o evitar que vuelvan a ocurrir te recomendamos que sigas los consejos de higiene íntima femenina que encontrarás en esta página
Lunes, 02 Mayo 2011 | 8878 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Noticias
Un estudio publicado en la ltima edicin de la revista Diabetes Care sugiere que una dosis de vinagre antes de dormir influira favorablemente en las concentraciones de glucosa al despertar en las personas que padecen diabetes tipo 2. "Dada la importancia de mantener niveles aceptables de glucosa en sangre, existe gran inters en identificar las comidas y los patrones alimentarios que ayudaran a los diabticos a manejar la enfermedad", escribi el equipo dirigido por la doctora Carol S. Johnston, de la Arizona State University. Estudios previos demostraron que beber vinagre a la hora de comer reduce el nivel de glucosa. En el nuevo estudio, el equipo evalu el efecto del vinagre antes de dormir en cuatro hombres y siete mujeres de 40 a 72 aos con diabetes tipo 2 y que no reciban insulina. Los pacientes controlaron el nivel de glucosa en ayuno a las 7 de la maana durante tres das consecutivos antes del estudio. Luego, realizaron una dieta estndar de dos das, que inclua adems dos cucharadas de vinagre de manzana o agua ms 28 gramos de queso antes de dormir. Luego de entre tres y cinco das de "limpieza", en el que los pacientes no consumieron vinagre, los dos grupos intercambiaron el tratamiento. Antes de iniciar el estudio, el nivel promedio de glucosa en ayuno en todos los participantes era de 7,6 mmol/L. En las personas no diabticas, la glucosa en ayuno es de 5,5 mmol/L o menos. El nivel de glucosa en ayuno en los diabticos disminuy 0,15 mmol/L (un 2 por ciento) con placebo y 0,26 mmol/L (un 4 por ciento) con el tratamiento con vinagre, lo que indica una diferencia estadsticamente significativa. El equipo hall que el tratamiento con vinagre fue muy efectivo en los seis participantes con glucosa en ayuno superior a 7,2 mmol/L. En esos pacientes, el nivel de azcar en sangre al despertar disminuy un 6 por ciento, contra un 0,7 por ciento en los pacientes con un nivel tpico promedio de glucosa en ayuno por debajo de 7,2 mmol/L. "El vinagre es muy accesible y til como remedio, pero se necesitan ms estudios para determinar si se puede utilizar como terapia adicional en los diabticos", concluyeron los autores. FUENTE: Diabetes Care, noviembre del 2007 Reuters Health
Martes, 30 Noviembre 1999 | 8868 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
126. VID ROJA
Tu Salud/Fitoterapia
Este trmino se aplica a las hojas procedentes de vias de uva negra y pulpa roja ( Vitis vinifera L. var. tinctorea , familia Vitaceae), que en otoo se enrojecen debido a la presencia de una concentracin elevada de antociansidos, principalmente O- glucsidos del cianidol y del peonidol. Contiene adems otros muchos compuestos fenlicos como glucsidos de flavonoles, cidos fenlicos (monocafeiltartrico, clorognico, ...), taninos hidrolizables y proantocianidinas. En algunas ocasiones se emplean las semillas y el aceite obtenido de las mismas, rico en cidos grasos insaturados. Incluida en alguna farmacopea, tradicionalmente se ha utilizado en el tratamiento de procesos relacionados con la fragilidad capilar cutnea (equimosis, petequias, ...) y manifestaciones subjetivas de la insuficiencia venosa (dolor y pesadez de piernas). Tambin en el tratamiento de la sintomatologa hemorroidal. Ensayos farmacolgicos han demostrado que esta droga tiene actividad antiinflamatoria, antioxidante y vasoprotectora (angioprotectora). Diversos ensayos clnicos con un nmero aproximado de 400 pacientes, indican su eficacia para mejorar la sintomatologa de la insuficiencia venosa crnica y prevenir sus consecuencias a largo plazo. Por ejemplo, un estudio realizado sobre 39 pacientes tratados durante seis semanas con un extracto de vid roja demostr que ya a las dos semanas de tratamiento, no solo disminuan los parmetros objetivos (volumen de las piernas medido por pletismografa), sino la sintomatologa subjetiva de la insuficiencia venosa (sensacin de dolor y piernas cansadas). En otro ensayo aleatorizado frente a placebo realizado con 71 pacientes, se observ una mejora en el flujo microvascular cutneo y de la oxigenacin tras seis semanas de tratamiento. Los autores de este trabajo concluyen que el extracto de vid roja no solamente mejora la sintomatologa de la IVC sino que puede contribuir a la prevencin de sus consecuencias. Algunas investigaciones clnicas comparativas indican que los efectos de la vid roja pueden considerarse equivalentes a los inducidos por las medias de compresin o frmacos antiedematosos. En ocasiones se ha utilizado por va tpica en molestias irritativas oculares (conjuntivitis, blefaritis). De acuerdo con la 4 edicin del Vademecum de prescripcin de Fitoterapia (2003), se recomienda para uso interno tres tazas al da de una infusin de hojas (una cucharadita de postre por taza), despus de las comidas; 50 gotas de extracto fluido (1:1), de 1-4 veces al da; 50-100 gotas de tintura (1:5), 1-3 veces al da o 300 mg de extracto seco (5:1) tambin de 1-4 veces al da. Para uso externo recomienda lavados con la infusin para tratamientos oculares. Para aliviar las molestias producidas por varices, se recomiendan pediluvios o baos con una decoccin de hojas (60-80 g por litro), alternando los baos calientes (3-5 minutos) con baos fros (5-10 segundos) y realizando posteriormente un masaje ascendente y descanso con las piernas elevadas. Las hojas de vid roja se consideran carentes de toxicidad y por ello, un tratamiento muy seguro. fuente : portalfarma.com
Martes, 30 Noviembre 1999 | 8854 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
127. Miconazol
Tu Salud/Glosario
Para cules condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento? El miconazol, un agente antifngico, se usa para tratar las infecciones de la piel como pie de atleta y sarna deportiva y las infecciones vaginales. Este medicamento tambin puede ser prescripto para otros usos; pdale ms informacin a su doctor o farmacutico. Cmo se debe usar este medicamento? El miconazol viene envasado en forma de crema, locin, polvo, aerosol lquido y en polvo para aplicar sobre la piel. Tambin viene envasado en forma de crema y supositorios vaginales. El miconazol generalmente se usa una o dos veces al da durante 1 mes para tratar el pie de atleta o 2 semanas para otras infecciones de la piel. Para las infecciones vaginales, se usa una vez al da a la hora de acostarse durante 3 7 das (Monistat-3 y Monistat-7 respectivamente). Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y pregntele a su doctor o farmacutico cualquier cosa que no entienda. Use el medicamento exactamente como se indica. No use ms ni menos que la dosis indicada ni tampoco ms seguido que lo prescripto por su doctor. Probablemente tomar varios das antes de ver un mejoramiento en las infecciones de la piel. Aplique las formas tpicas de miconazol con mesura sobre la zona afectada despus de lavar y secar bien la piel. La crema y la locin deben frotarse suavemente sobre la piel. Lvese las manos inmediatamente despus de haber aplicado el medicamento. Si usted est usando el miconazol vaginal o los supositorios, lea las instrucciones que vienen con el medicamento y siga los siguientes pasos: Llene el aplicador especial que viene con la crema hasta el nivel indicado, o abra un supositorio y colquelo en el aplicador como se muestra en las instrucciones. Acustese de espaldas con las rodillas hacia arriba y separadas. Introduzca suavemente el aplicador en la vagina y empuje el mbolo (desatascador) para liberar el medicamento. Retire el aplicador. Deseche el aplicador si es desechable. Si el aplicador se puede reutilizar, seprelo y lmpielo con agua tibia y con jabn despus de cada uso. Lvese las manos inmediatamente despus de aplicar el medicamento para as evitar transmitir la infeccin. La dosis debe aplicarse al acostarse a dormir. Funcionar mejor si usted no se levanta despus de aplicar el medicamento excepto para lavarse las manos. Quiz desee usar una toalla sanitaria mientras usa los supositorios o la crema vaginal para proteger su ropa interior contra las manchas. No use un tampn porque ste absorber el medicamento. No tome duchas vaginales a menos que su doctor as lo indique. Siga usando la crema vaginal o los supositorios aunque tenga el perodo durante el tratamiento. Cules son las precauciones especiales que debo seguir? Antes de comenzar a usar miconazol: dgale a su doctor y a su farmacutico si usted es alrgico al miconazol o a otros medicamentos. dgale a su doctor y a su farmacutico qu medicamentos con y sin prescripcin est tomando, incluyendo vitaminas. dgale a su doctor si est embarazada, tiene planes de quedar embarazada o si est amamantando. Si queda embarazada mientras toma este medicamento, llame a su doctor de inmediato. Antes de comenzar a usar miconazol, dgale a su doctor si usted est usando un diafragma o condn para prevenir el embarazo y si est tratndose por una infeccin vaginal. La crema vaginal y los supositorios pueden interactuar con el ltex en los diafragmas y condones, por lo que se recomienda usar otro mtodo de prevencin del embarazo. Qu tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis? Aplique la dosis que olvid tan pronto como lo recuerde, sin embargo, si es hora para la siguiente, sltese aquella que no aplic y siga con la dosificacin regular. No aplique una dosis doble para compensar la que olvid. Cules son los efectos secundarios que podra provocar este medicamento? Miconazol puede causar efectos secundarios. Si experimenta cualquiera de los siguientes sntomas, llame al doctor de inmediato: aumento del ardor, picazn o irritacin de la piel o vagina dolor de estmago fiebre secrecin vaginal maloliente Cmo debo almacenar este medicamento? Mantenga este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los nios. Almacnelo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el bao). Deseche cualquier medicamento que est vencido o que ya no se utilice. Converse con su farmacutico acerca del desecho adecuado de los medicamentos. Qu otra informacin de importancia debera saber? Cumpla con todas las citas con su doctor. El miconazol es slo para uso externo. Evite el contacto del medicamento con sus ojos, nariz o boca y no lo ingiera. No aplique apsitos, vendas, cosmticos, lociones o medicamentos de otro tipo para la piel tratada a menos que su doctor se lo indique. Si usted ha comprado la forma tpica de miconazol sin una prescripcin y sus sntomas no mejoran en 4 semanas (2 semanas en los casos de sarna deportiva), suspenda el uso del medicamento y converse con un farmacutico o doctor. Si sta es la primera vez que usted tiene picazn y malestar vaginal, converse con un doctor antes de usar miconazol. Si un doctor ya le ha dicho que tiene una infeccin vaginal y si tiene los mismos sntomas, use la crema o los supositorios vaginales segn se indica en el envase. No deje que otras personas usen su medicamento. Pregntele al farmacutico cualquier duda que tenga sobre cmo renovar esta prescripcin. Si todava tiene sntomas de la infeccin despus de haber terminado de usar el medicamento, llame a su doctor.
Martes, 30 Noviembre 1999 | 8847 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud dental
Author:Farmacia
Introducción Si su dentista le ha dicho que tiene una enfermedad de las encías o periodontal, usted no está solo. Muchos adultos en los Estados Unidos padecen de una u otra forma de esta enfermedad. Las enfermedades periodontales pueden variar desde una simple inflamación de las encías hasta una enfermedad grave que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes. En los casos más graves, los dientes se caen. Si la enfermedad de las encías deja de avanzar, progresa lentamente o empeora, dependerá mucho de cómo se cuide los dientes y las encías diariamente desde que recibe el diagnóstico. ¿Cuál es la causa de la enfermedad de las encías? La boca está llena de bacterias. Estas bacterias, junto con las mucosidades y otras partículas, están constantemente formando una "placa" pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. El cepillado y el uso de la seda dental ayudan a eliminar esta placa. Cuando la placa no se elimina, se endurece y forma unos depósitos llamados "sarro" o "tártaro", que el simple cepillado no puede remover. Solamente una limpieza profesional hecha por un dentista o higienista dental puede eliminar el sarro. Gingivitis Mientras más tiempo permanezcan sobre los dientes la placa y el sarro, más dañinos se vuelven. Las bacterias causan una inflamación de las encías que se llama "gingivitis". Si la persona tiene gingivitis, las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente. La gingivitis es una forma leve de la enfermedad de las encías que, por lo general, puede curarse con el cepillado y el uso de la seda dental a diario, además de una limpieza periódica por un dentista o higienista dental. Esta forma de enfermedad periodontal no ocasiona pérdida del hueso ni del tejido que sostiene los dientes. Periodontitis (o piorrea) Cuando la gingivitis no se trata debidamente, puede convertirse en "periodontitis". Esto quiere decir "inflamación alrededor del diente". En la periodontitis, las encías se alejan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan (también conocidos como "postemillas"). El sistema inmunológico del cuerpo lucha contra las bacterias a medida que la placa se extiende y crece por debajo de la línea de las encías. Las toxinas de las bacterias y la respuesta natural del cuerpo contra la infección empiezan a destruir el hueso y el tejido conjuntivo que mantienen a los dientes en su lugar. Cuando la periodontitis no se trata debidamente, los huesos, las encías y los tejidos que sostienen los dientes se destruyen. Con el tiempo, los dientes pueden aflojarse y hay que sacarlos. Si la enfermedad de las encías no se trata a tiempo, los dientes pueden aflojarse y caerse.   Factores de riesgo El hábito de fumar. ¿Quiere otra razón para dejar de fumar? Fumar es uno de los factores de riesgo más significativos relacionados con el desarrollo de la enfermedad de las encías. Además, el hábito de fumar puede disminuir el efecto de algunos tratamientos. Cambios hormonales en las niñas y mujeres. Estos cambios pueden hacer que las encías se hagan más sensibles facilitando así el desarrollo de la gingivitis. Diabetes. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, entre ellas, la enfermedad de las encías. Enfermedades. Otras enfermedades como el cáncer o el SIDA y sus tratamientos también pueden perjudicar la salud de las encías. Medicamentos. Hay cientos de medicamentos tanto de receta médica como los que se pueden comprar sin receta, que pueden reducir el flujo de la saliva. La saliva sirve para proteger la boca y si no se tiene suficiente, la boca queda susceptible a infecciones como la enfermedad de las encías. Hay algunos medicamentos que pueden hacer que el tejido de las encías crezca más de lo normal. Esto dificulta mantener las encías limpias. Genética. Algunas personas son más propensas que otras a tener un caso grave de la enfermedad de las encías. ¿A quién le da la enfermedad de las encías? Generalmente, las personas no muestran señales de la enfermedad de las encías hasta que tienen entre 30 y 50 años. Los hombres tienen mayor probabilidad que las mujeres de tener enfermedad de las encías. Aunque rara vez los adolescentes desarrollan periodontitis, pueden desarrollar gingivitis, la forma más leve de la enfermedad de las encías. Por lo general, la enfermedad de las encías se desarrolla cuando se deja que la placa se acumule a lo largo y por debajo de las encías. ¿Cómo sé si tengo la enfermedad de las encías? Los síntomas de la enfermedad de las encías incluyen: Mal aliento constante Encías rojas o inflamadas Encías muy sensibles o que sangran Dolor al masticar Dientes flojos Dientes sensibles Encías retraídas o dientes que se ven más largos de lo normal. Cualquiera de estos síntomas puede ser una señal de un problema grave que debe ser examinado por un dentista. Cuando vaya al dentista, el dentista o el higienista deberá: Uso de la sonda para medir la bolsa periodontal Hacerle preguntas sobre su historia médica para determinar si hay otros problemas o factores de riesgo, tales como el hábito de fumar, que quizás influyan en la enfermedad de las encías. Examinarle las encías para ver si hay alguna señal de inflamación. Usar una "sonda", que es una especie de regla muy pequeña, para determinar si hay bolsas periodontales y medirlas. En una boca sana, la profundidad de estas bolsas es de entre 1 y 3 milímetros. Normalmente esta prueba no causa dolor. El dentista o higienista dental también puede: Hacerle una radiografía para saber si hay pérdida o desgaste de hueso. Recomendarle a un periodoncista. El periodoncista es un especialista en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de las encías y le puede dar otras opciones de tratamiento. ¿Cómo se trata la enfermedad de las encías? El objetivo principal del tratamiento es controlar la infección. La cantidad y los tipos de tratamiento pueden variar dependiendo de hasta dónde se ha extendido la enfermedad de las encías. Cualquier tipo de tratamiento requiere que el paciente continúe con un buen cuidado diario de los dientes en su casa. El médico también le puede sugerir que cambie ciertos comportamientos (por ejemplo, que deje de fumar) como una forma de mejorar los resultados del tratamiento. La limpieza profunda (raspado y alisado de la raíz) El dentista, periodoncista o higienista dental quita la placa por medio de un método de limpieza profunda llamado raspado y alisado de las raíces. El raspado consiste en remover el sarro que se ha depositado por encima y por debajo de la línea de las encías. El alisado de la raíz elimina las áreas ásperas que pueda tener la raíz del diente donde se acumulan los gérmenes. Esto ayuda a quitar las bacterias que favorecen la enfermedad. En algunos casos, se puede usar un láser para remover la placa y el sarro. Este procedimiento resulta en menos sangrado, inflamación e incomodidad en comparación con los métodos tradicionales para la limpieza profunda. Medicamentos Los medicamentos se pueden usar en los tratamientos que incluyen el raspado y alisado de la raíz, pero no siempre logran evitar la cirugía. Dependiendo de cuánto ha avanzado la enfermedad, el dentista o periodoncista le puede recomendar cirugía. Será necesario realizar estudios de larga duración para determinar si el uso de los medicamentos disminuye la necesidad de cirugía y si éstos son eficaces durante períodos prolongados. A continuación se indican algunos de los medicamentos que se usan actualmente. Medicamento¿Qué es?¿Para qué se utiliza?¿Cómo se utiliza?Enjuague bucal antimicrobiano que requiere receta médicaUn enjuague bucal que contiene un agente antimicrobiano llamado clorhexidina y que se vende con receta médica Para controlar las bacterias cuando se está tratando la gingivitis y después de la cirugía de las encías Se utiliza como un enjuague bucal corriente. "Chip" antisépticoUn pedazo muy pequeño de gelatina relleno del medicamento clorhexidina Para controlar las bacterias y reducir el tamaño de las bolsas periodontales Después de que se han alisado las raíces, el medicamento se coloca en las bolsas, donde se libera lentamente. Gel antibióticoUn gel que contiene el antibiótico doxiciclina Para controlar las bacterias y reducir el tamaño de las bolsas periodontales El periodoncista lo coloca en las bolsas después del raspado y el alisado de las raíces. El antibiótico es liberado lentamente durante un período de siete días. Microesferas antibióticasPequeñísimas partículas redondas que contienen el antibiótico minociclina Para controlar las bacterias y reducir el tamaño de las bolsas periodontales El periodoncista coloca las microesferas en las bolsas después del raspado y el alisado de las raíces. Las microesferas liberan lentamente la minociclina. Supresor de enzimasUna dosis baja del medicamento doxiciclina que mantiene bajo control las enzimas destructoras Para limitar la respuesta de las enzimas del cuerpo, ya que si no se controlan, ciertas enzimas pueden destruir el tejido de las encías El medicamento viene en forma de píldora. Se utiliza en combinación con el raspado y el alisado de la raíz. Antibióticos oralesTabletas o cápsulas de antibióticos Para el tratamiento a corto plazo de una infección periodontal aguda o una persistente y localizada El medicamento viene en forma de tabletas o cápsulas que se toman por vía oral. Cirugía Cirugía de colgajo. La cirugía puede ser necesaria si todavía tiene inflamación y bolsas profundas a pesar de haber tenido tratamiento con limpieza profunda y medicamentos. Un dentista o periodoncista podrá efectuar una cirugía de las encías llamada cirugía de colgajo para remover los depósitos de sarro de las bolsas profundas o para reducir la bolsa periodontal. Esto le hará más fácil al paciente, al dentista y al higienista dental mantener limpia esa parte de la boca. Esta cirugía común consiste en levantar las encías, remover el sarro y volver a coser las encías en su lugar. Luego, las encías se encogerán un poco de manera que se ajustarán mejor alrededor del diente. A veces, esto resulta en que los dientes se vean más largos. Cirugía de las encías Inserción de la tela de malla para la regeneración guiada del tejido Injertos de hueso y de tejido. Además de la cirugía de colgajo, el periodoncista quizás recomiende un injerto de hueso o de tejido. Estos injertos son una forma de reemplazar o favorecer nuevo crecimiento del hueso o del tejido de las encías destruido por la enfermedad periodontal. Una técnica que puede utilizarse con los injertos de hueso se llama regeneración guiada del tejido, en la cual un trozo pequeño de una tela similar a una malla se inserta entre el hueso y el tejido de las encías. Esto impide que el tejido de la encía crezca en el lugar donde debería estar el hueso, lo que permite que el hueso y el tejido conjuntivo vuelvan a crecer. Debido a que cada caso es diferente, no es posible predecir con certeza cuáles injertos darán resultados a largo plazo. Los resultados de los tratamientos dependerán de muchas cosas, entre ellas, hasta dónde ha progresado la enfermedad, la habilidad para mantener la higiene bucal en casa y ciertos factores de riesgo, tales como el hábito de fumar, que pueden disminuir las posibilidades de éxito. Pregunte a su dentista cuál puede ser el grado de éxito en su caso particular. Pida una segunda opinión Cuando considere cualquier opción de tratamiento médico o dental complicado, debería dirigirse a otro profesional para recibir una segunda opinión. Si desea consultar a un dentista o periodoncista para que le dé una segunda opinión, llame a la asociación dental local. Allí le darán los nombres de los profesionales de la zona donde vive. Además, las escuelas de odontología algunas veces también pueden dar una segunda opinión. Llame a la escuela de odontología más cercana para saber si ofrece este servicio. ¿Cómo puedo mantener mis encías y dientes sanos después del tratamiento? Cepíllese los dientes dos veces al día (usando una pasta de dientes con flúor). Use la seda dental todos los días. Vaya al dentista regularmente para chequeos y una limpieza profesional. No use productos de tabaco. ¿Puede la enfermedad de las encías causar problemas que van más allá de la boca? En algunos estudios, los investigadores han observado que las personas con enfermedad de las encías (en comparación con las que no tienen la enfermedad) tienen más probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón o tener problemas controlando el nivel de glucosa sanguínea (azúcar en la sangre). Otros estudios demuestran que las mujeres que tienen la enfermedad de las encías tienen mayor probabilidad de tener bebés prematuros o de bajo peso al nacer que las mujeres con encías sanas. Sin embargo, hasta ahora, no se sabe si esto se debe a la enfermedad de las encías. Puede haber otras razones por las que las personas con enfermedad de las encías en ocasiones desarrollan problemas de salud adicionales. Por ejemplo, algo puede estar causando tanto la enfermedad de las encías como los otros problemas médicos, o simplemente puede ser una coincidencia que la enfermedad de las encías esté presente conjuntamente con los otros problemas de salud. Se necesitan realizar más investigaciones para determinar si realmente la enfermedad de las encías es la causa de los problemas de salud fuera de los de la boca y si al tratar la enfermedad de las encías se puede evitar que estos otros problemas de salud se desarrollen. Mientras tanto, es un hecho que si usted controla la enfermedad de las encías, puede evitar perder los dientes, lo que es una muy buena razón para cuidarse los dientes y las encías.
Miércoles, 22 Junio 2011 | 8797 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
Última revisión viernes 11 mayo de 2007 Dra. Mirella Gaboli. Residente de Pediatría Natividad Iribarren. Enfermera. Departamento de Pediatría CLINICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA Uno de los logros más importantes de la medicina del siglo XX ha sido el control de muchas enfermedades infecciosas mediante la administración de vacunas eficaces. Gracias a la inmunización rutinaria durante la infancia, algunas enfermedades como la poliomielitis, la difteria y el tétanos han llegado a ser excepcionales y otras, como la viruela, han sido erradicadas del panorama mundial. En España, las normas de vacunación son dictadas por las autoridades sanitarias que adaptan a cada comunidad las recomendaciones de las organizaciones nacionales e internacionales. Las vacunas son una forma de inmunización activa preventiva y consisten en la administración de antígenos (bacterianos, víricos, etc.) por vía oral, subcutánea, intradérmica e intramuscular. Estos antígenos tienen la capacidad de producir defensas específicas contra la enfermedad, sin producir la misma.  La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda el siguiente calendario vacunal, para la temporada 2001-2002:   Calendario de Vacunación en PDF     Actualmente las Administraciones Sanitarias Autonómicas han realizado un importante esfuerzo para unificar en todas ellas el calendario vacunal y para cumplir las indicaciones de la AEP, siendo posible que en alguna Comunidad Autonóma se aconsejen, además, otras vacunas, como la antineumocócica, la antituberculosa, etc. Así mismo, un niño que viva en otro país prácticamente en cualquier lugar del mundo, muy probablemente tendrá un calendario de vacunaciones similar a lo indicado por la AEP, aunque ajustado a las exigencias epidemiológicas de dicho lugar. Sería importante consultar en el centro de Atención Primaria que corresponda si se va a realizar un viaje al extranjero, por si habría que añadir alguna vacuna que sea recomendable en el país de destino.  Está universalmente aceptado que las vacunas son una medida de salud publica preventiva altamente eficaz y rentable para prevenir epidemias: se trata del mejor medio, en términos de coste-beneficio, que la comunidad tiene actualmente a su alcance. Además, solo con una población adecuadamente vacunada podemos conseguir el objetivo de erradicar algunas enfermedades. En otras palabras, con la vacunación protegemos a nuestros hijos y al resto de la comunidad.  En general las vacunas se utilizan para prevenir enfermedades altamente contagiosas, para las cuales no existe un tratamiento eficaz, seguro y económico, y cuyas complicaciones, relativamente frecuentes, pueden causar graves consecuencias (muerte inclusive) en quien las padezca.  Una buena vacuna debe además reunir ciertas condiciones tales como esterilidad, inocuidad, eficacia, pocos efectos secundarios y que sea capaz de producir un nivel de defensas adecuado y duradero en el tiempo.  En el momento de nacer, el niño tiene unas defensas adquiridas de la madre por el pasaje a través de la placenta. Se calcula que la inmunidad transferida por la madre desaparece entre los 2 y los 6 meses de vida, por lo que, en general, se aconseja iniciar la vacunación una vez cumplido el segundo mes de vida. Al cabo de cierto tiempo, variable según las vacunas, la inmunidad adquirida disminuye, razón por la cual se debe practicar la llamada vacunación de refuerzo o de recuerdo, con lo que se consigue estimular al organismo nuevamente para que produzca niveles de defensas efectivos y protectores.  La única contraindicación general, en un niño sano, para administrar una vacuna es cualquier proceso febril agudo.  En la práctica diaria se pueden plantear situaciones especiales en lo que a las vacunaciones se refiere: niños alérgicos a algunos de los componentes vacúnales, afectos de trastornos de la coagulación, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, niños que reciben tratamientos con determinados medicamentos, niños sometidos a trasplantes, niños que por la razón que fuera no tienen bazo, niños pretérmino, etc. Estas situaciones deben darse a conocer por parte de los padres y del pediatra del niño a quien administre las vacunas para que se actúe en consecuencia.  Las reacciones adversas de las vacunaciones se pueden dividir en locales y generales. Prácticamente cualquier procedimiento inmunitario puede generar reacciones adversas y las específicas de cada vacuna se comentarán más adelante.  Como reacción local, en el punto de inoculación, se puede producir induración, tumefacción, enrojecimiento, dolor, normalmente al poco tiempo de la administración de la vacuna (minutos u horas). Estos efectos son transitorios y de intensidad leve o moderada y no precisan tratamiento. Las reacciones sistémicas o generales aparecen en las primeras 24-48 horas, excepto en la vacunación triple vírica, donde pueden aparecer a partir del sexto día, y consisten en fiebre, erupción en la piel, dolores musculares o articulares e irritabilidad. Igualmente la mayoría de estas reacciones son de carácter transitorio, de intensidad leve o moderada y pueden ser prevenidas o tratadas con antitérmicos a las dosis adecuadas para cada niño, según su peso y edad.  En España así como en otros Países, las vacunaciones no son obligatorias. Como en muchos otros procedimientos diagnósticos y terapéuticos, los padres o quien ejerce en su lugar la patria potestad, dan su consentimiento para esta actuación medica. Sin embargo hay situaciones especiales, (colegios, guarderías, campamentos, viajes al extranjero, etc.) en las cuales se requiere que el niño tenga el calendario vacunal al día, correspondiente a su edad. Es parte del trabajo diario de cada pediatra informar y contestar a todas las preguntas que puedan surgir sobre el tema e intentar disipar las dudas que se puedan plantear, pero es también responsabilidad de los padres entender y aceptar los beneficios que un buen programa de vacunación conlleva, para sus hijos y los demás miembros de la comunidad.  PRESENTACIÓN DEL CALENDARIO VACUNAL DEL PERIODO 2001-2002  Se ha observado que el lactante responde adecuadamente, a partir de los dos meses de edad, a los antígenos contenidos en las vacunas. Por otro lado, no se ha demostrado que las pautas de vacunaciones iniciadas a los dos meses se asocien a mayor números de reacciones adversas respecto a las pautas de inicio más tardio. Por todo esto, la AEP recomienda mantener el inicio de la vacunación a los 2, 4 y 6 meses como la pauta más adecuada para la primo vacunación infantil. Edad de vacunación.  Aunque desde el 1987 no existen casos de difteria declarados en España, la grave situación epidemica que ha atraversado Europa del Este y la detección de casos importados de difteria en diversos países europeo aconsejan mantener la pauta vacunal con seis dosis actualmente en vigor. Esta consiste en una primovacunación a los 2, 4 y 6 meses (D), seguida de una dosis de refuerzo a los 18 meses (D), otra entre los 3 y los 6 años (D) y una dosis tipo adulto, con carga antigenica reducida (d), entre los 13 y los 16 años y que debiera de repetirse, conjuntamente con la vacuna antitetánica, cada 10 años a lo largo de toda la vida. Vacunación antidiftérica (D, d).  En el año 2000 se declararon en España 26 casos de tétanos, ninguno de ellos en edad pediátrica Esto sugiere que la población adulta presenta una inadecuada cobertura frente al tetános. Por esta razón se aconseja mantener la pauta de inmunización básica con cinco dosis actualmente en vigor, 2, 4, 6, 18 meses y otra dosis entre 3 y 6 años. Además se reafirma la necesidad de revacunaciónes periódicas cada 10 años a lo largo de toda la vida, comenzando con la primera dosis entre los 13 y 16 años. Vacunación antitetánica (T).  La tos ferina (pertussis) continua siendo una enfermedad no bien controlada epidemiológicamente con una incidencia mundial de casos todavía notablemente alta. En Europa, la tasa de incidencia es de 12.2/100.000 habitantes, con una distribución epidémica muy heterogénea. En España, durante el año 2000 se notificaron 906 casos, lo que representa una tasa de 2,30 por 100.000 habitantes, tasa parecida a la observada en los años anteriores. El inadecuado control epidemiológico de la enfermedad se debe básicamente a dos razones: por un lado la inadecuada cobertura vacunal de la población debido fundamentalmente a problemas relacionados con la elevada reactogenicidad da la vacuna de pared entera (Pe) y al temor injustificado de poder ser causa de lesión cerebral permanente, lo que ha conducido a la interrupción de la vacunación contra la tos ferina en algunos países europeos; por otro lado, existe la constatación epidemiologica de la existencia de numerosos casos de tos ferina en poblaciones de adultos jovenes y adolescentes en los que existe una perdida de la inmunidad protectora, los cuales se configuran hoy en día como la fuente más importantes de contagio y transmisión de la enfermedad en las áreas industrializadas. La solución a gran parte de estos problemas radica en la utilización de las nuevas vacunas acelulares (Pa), tanto en la primo vacunación como en dosis de refuerzo posteriores para mantener una inmunidad permanente en edades adultas. Vacunación antipertussis (Pa).  Por esta razon, la AEP recomienda el uso exclusivo de vacunas acelulares de tos ferina en todas las cincos dosis de la pauta de inmunizacion básica actualmente en vigor (2, 4, 6, 18 meses y otra dosis entre 3 y 6 años). Igualmente considera que tras la próxima aparición de las nuevas vacunas acelulares de tos ferina con carga antigénica reducida (pa) para su utilización en adolescentes y adultos, la vacuna Td administrada entre los 14 y 16 años sea sustituida por dTpa.  En España, la introducción de la vacuna de poliovirus vivos atenuados por vía oral tipo Sabin, VPO, tuvo lugar en el año 1963. Desde entonces se pudo apreciar una reducción importante de los casos de poliomielitis y en el año 1989 se declararon los últimos dos casos, uno importado de otro país y otro probablemente relacionado con el virus de la vacuna misma. El hecho de que la VPO contenga un virus atenuado pero no completamente inactivado permite que pueda causar enfermedad, en ocasiónes, especialmente en pacientes inmunodeprimidos. Además se ha podido documentar la eliminación del virus vacunal por las heces durante meses, inclusos años, aumentando los riesgos de contaminación y manteniendo la circulación del virus entre la población. En la actualidad, la cobertura vacunal en España es superior al 95% y praticamente no existe riesgo de padecer una poliomielitis paralítica por virus salvaje (virus no procedente de la vacuna). Actualmente existe disponible una vacuna antipoliomielitis con virus competamente inactivado y cuya administración es por vía intramuscular en lugar de oral (VPI). Estudios recientes afirman que, una vez se ha logrado eliminar los poliovirus de un país o región, la VPI es capaz de mantener un alto nivel de inmunidad en la población, hasta que se puedan terminar los programas de vacunación contra la poliomielitis en todo el mundo. La existencia de una vacuna totalemente segura y eficaz (VPI) dificulta seguir manteniendo una vacuna VPO con posibilidad, aunque minima, de ocasionar efectos secundarios graves, por prevenir una enfermedad que ya no existe en el país desde hace dos años. Por todas estas consideraciones la AEP considera adeguado el cambio de VPO por VPI, ya reflejado en el nuevo calendario vacunal 2001-2002. Además recomienda mantener la misma pauta de primo-vacunacion (2, 4, 6 y 18 meses), siendo la indicación de una quinta dosis entre 3 y 6 años condicionada por el cambio de la situación epidemiológica, la existencia de personas susceptibles y la disponibilidad de preparados comerciales adecuados para esta quinta dosis. Vacunación antipoliomielítica (VP).  La AEP recomienda la doble pauta de vacunación contra la hepatitis B en los adolescentes y en los lactantes. En las comunidades autónomas en las cuales exista un programa de cribado por la detección de las gestantes portadoras de hepatitis B, la pauta a seguir seria 2, 4, 6 y 18 meses, mientras que en las comunidades en las cuales no sea vigente dicho programa es aconsejable la pauta 0, 2, 6 y 18 meses. Cabe destacar que la administración de la vacuna contra la hepatitis B se realiza combinada en un solo pinchazo con las vacunas contra Difteria, Tetanos, Pertussis y Hemophilus influenzae tipo b. La pauta de vacunación de los adolescentes se mantendría hasta que alcancen esta edad (11-12 años) las cohortes vacunadas al nacimiento. Vacunación contra la hepatitis B (VHB).  En el momento actual todas las comunidades autonomas tienen incluida la vacunación contra Hib en el calendario vacunal. Esta vacuna puede administrarse conjuntamente con las otras de primovacunación, en un solo pinchazo (DTP, VHB, Hib). La AEP continua recomandando la administración de cuatro dosis, a los 2, 4, 6 y 18 meses, aunque en algun país europeo se hayan adoptado pautas cortas de 2-3 dosis, porque no se tienen en la actualidad suficientes datos para garantizar que la cobertura vacunal sea igualmente buena. Vacunación contra Haemophilus influenzae tipo b (Hib).  Vacuna triple vírica. LA AEP considera que para la vacunación completa frente al sarampión, rubeola y parotiditis debe administrarse dos dosis de la vacuna triple vírica, después de los 12 meses de edad, separadas, al menos, por un intervalo de un mes. Si por alguna razón se administrara una dosis antes del año, habría que administrar dos dosis después de esta edad. Como pauta general se recomienda la administración de la primera dosis entre los 12 y 15 meses y de la segunda entre los 3 y 6 años preferentemente antes del comienzo de la escolaridad. La situación epidemiologica en España para el sarampión, la rubeola y la parotiditis no es del todo satisfactoria. En el año 2000 se declararon en España 159 casos de sarampión, 345 casos de rubéola y 9.122 casos de parotiditis. La mayor parte de los casos de fallo vacunal son debidos a ausencia de respuesta frente a la primera dosis, que en el caso del sarampión puede llegar al 5% mientras que en el caso de la parotiditis puede alcanzar un 25%. Con la segunda dosis se puede conseguir una respuesta en los niños que no la tuvieron con la primera dosis y disminuir así de forma importante le riesgo de contagio y de enfermedad grave, con secuelas, especialmente por el sarampión. Vacunación contra el sapampión, rubéola y parotiditis (SRP):  La nueva vacuna antimeningocócica C conjugada sustituye actualmente a la vacuna polisacarídica no conjugada que se utilizó en los años anteriores y que no se demostró ser altamente eficaz en el control de la enfermedad meningocócica. Por contrario, la actual vacuna confiere una inmunidad duradera, induce memoria inmunologica y además produce también inmunidad en las mucosas, lo que puede tener importancia para reducir el estado de portador y facilitar el control de la enfermedad. Se recomienda su administración en tres dosis: a los 2, 4 y 6 meses. Actualmente se administra en un pinchazo separado del resto de las vacunas, pero en la misma visita. Vacuna antimeningocócica C conjugada (Meningitis C).  En España, en los últimos cuatro años la tasa de incidencia de varicela ha variado entre los 455 y 585 casos por 100.000 habitantes. Anualmente se producen alrededor de 1000 hospitalizaciones y 5-6 muertes directamente relacionadas con la varicela. La varicela es una enfermedad muy contagiosa y se considera que todos los niños que nacen la padecerán. Se trata habitualmente de una enfermedad benigna, pero en ocasiones puede presentar graves complicaciones, cuya frecuencia depende, en gran medida, de la edad, siendo más altas en niños menores de 1 año y adultos. En Estados Unidos la varicela es la causa de muerte más frecuente que puede ser prevenida por vacunación. Siendo que el 90% de los casos de varicela se producen en niños minores de 10 años, el impacto de la vacunación es mayor cuando se administra en la primera infancia. La efectividad de la vacuna contra la varicela es del 75-90% frente a cualquier forma de infección y del 99-100% frente a las formas graves de enfermedad. En paises donde se viene administrando desde hace tiempo, se ha podido comprobar que la inmunidad persiste hasta 20 años, mientres que los efectos adversos documentados han sido minimos y leves, siendo un exantema a las tres semanas el más frecuente (37/100.000 dosis administradas). Además, un análisis económico que valore los costes directos e indirectos relacionados con la varicelas y sus complicaciones indica que la vacunación universal supondría un ahorro cinco veces mayor que la cantidad invertida. Por todas estas razones la AEP recomienda la vacunación universal entre los 12 y 15 meses, preferiblemente de forma simultánea a la triple virica, con distinta jeringa y en sitios diferentes. Si no se administran ambas vacunas en la misma visita, deben distanciarse, al menos, 30 días. En niños sanos no se recomienda una dosis de recuerdo. Igualmente se recomienda vacunar a todos los niños susceptibles en una visita rutinaria entre los 11 y 12 años. La vacuna contra la varicela existente en España no esta aprobada para su empleo en niños sanos, pero en las recomendaciónes actuales de la AEP, así como en las del 1999, se reitera en la conveniencia de que esta vacuna estuviera disponible para su aplicación en el niño sano y que su introdución se realice simultaneamente en todas las comunidades autónomas. Vacunación contra la varicela.  En nuestro medio, existe una amplia disponibilidad de vacunas combinadas y otras se encontraran disponibles en breve. Debido a las ventajas que presentan las vacunas combinadas (menos molestias para los niños, menor coste, mayor cumplimentación y aceptabilidad), la AEP recomienda el empleo preferente de las vacunas combinadas en el calendario vacunal, frente a su utilización por separado, tal y como ya se viene haciendo en todas las comunidades autónomas.
Martes, 30 Noviembre 1999 | 8790 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud femenina,embarazo,gestaciòn
Author:Farmacia
El ácido fólico es una vitamina del complejo B, obtenida artificialmente y que se usa como suplemento de vitaminas y añadida a ciertos alimentos enriquecidos. Los folatos son la forma natural de la vitamina del complejo B, y se encuentra de forma natural en algunos alimentos. El ácido fólico trabaja junto con la vitamina B-12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo a digerir y utilizar las proteínas y sintetizar las proteínas nuevas cuando se necesiten. Es necesario en la producción de glóbulos rojos y en la síntesis del ADN (ácidos nucleicos). El ácido fólico colabora con la función celular y en el crecimiento de los tejidos. Además, ayuda a incrementar el apetito cuando es necesario y estimula la formación de ácidos digestivos. Acido Fólico y Embarazo El ácido fólico es una de las vitaminas de más importancia antes y durante el embarazo ya que su ingesta adecuada disminuye el riesgo de que el bebe por nacer padezca deficiencias del tubo neural. El tubo neural es en el feto la estructura que dará origen al cerebro y la médula espinal del bebé, si este tubo neural no madura y se cierra correctamente pueden aparecer ciertos defectos como son la espina bífida y la anencefalia. La anencefalia no es compatible con la vida y la espina bífida puede dar síntomas de parálisis infantil, falta de control de los esfínteres y problemas en el aprendizaje. Necesidades de Acido Fólico en el Embarazo Para reducir las posibilidades de defectos del tubo neural es necesario, al menos, el consumo de ácido fólico desde 1 mes antes del embarazo hasta el tercer mes del mismo. Las mujeres en edad de concebir deberían tomar 0.4 miligramos de ácido fólico diariamente independientemente de su perspectiva de embarazo, ya que en parte los embarazos no son planificados ni deseados. El comenzar a tomar esta dosis tras confirmar el embarazo no previene la aparición de los defectos del tubo neural. Fuentes de Acido Fólico La dosis adecuada son 0,4 miligramos o 400 microgramos al día, esta dosis puede ser tomada con los cereales enriquecidos del desayuno, confirmando que la dosis sea la adecuada (mirar el contenido en la etiqueta). A veces se deben de tomar más de una dosis ya que el contenido es menor por cada taza. La mayoría de los complejos de vitaminas llevan esta cantidad y puede ser una fuente suficiente de ácido fólico, también debe de confirmarse en la etiqueta. Las verduras, las naranjas, y el hígado de vaca contienen cantidades de folatos de origen natural que complementan bien una dieta equilibrada de esta vitamina.
Martes, 02 Noviembre 2010 | 8783 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report


JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL


Powered by AlphaContent 4.0.15 © 2005-2015 - All rights reserved

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés