English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza


Resultados 151 - 160 de 1784

151. Celecoxib
Tu Salud/Glosario
Para cules condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento? Celecoxib se usa para aliviar el dolor, sensibilidad, inflamacin (hinchazn) y la rigidez causada por la osteoartritis (artritis causada por un deterioro del recubrimiento de las articulaciones) y la artritis reumatoide (artritis causada por la hinchazn del recubrimiento de las articulaciones) y la espondilitis anquilosante (artritis que afecta principalmente la columna vertebral). Celecoxib tambin se usa para aliviar el dolor, incluyendo el dolor menstrual (dolor que se presenta slo durante el preodo menstrual). Tambin se usa con ciruga y tratamientos de otro tipo para reducir el nmero de plipos (crecimientos anormales) en el colon (intestino grueso) y el recto, en los pacientes con poliposis adenomatosa familiar (una condicin en la que cientos o miles de plipos se forman en el colon y pueden desarrollar cncer). Pertenece a una clase de medicamentos antiinflamatorios sin esteroides llamados Cox 2. Funciona al detener la produccin de una sustancia que causa dolor, fiebre e inflamacin. Cmo se debe usar este medicamento? Celecoxib viene envasado en forma de cpsulas para tomar por va oral. Por lo general se toma 1 2 veces al da. Si toma hasta 200 mg de celecoxib a la vez, tmelo con o sin alimentos. Si toma ms de 200 mg de celecoxib a la vez, tmelo con alimentos. Pregntele a su doctor o farmacutico si no est seguro si debe tomarlo con alimentos. Tmelo alrededor del mismo horario todos los das. Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y pregntele a su doctor o farmacutico cualquier cosa que no entienda. Use el medicamento exactamente como se indica. No use ms ni menos que la dosis indicada ni tampoco ms seguido que lo prescrito por su doctor. Qu otro uso se le da a este medicamento? Este medicamento tambin puede ser prescrito para otros usos; pdale ms informacin a su doctor o farmacutico. Cules son las precauciones especiales que debo seguir Antes de comenzar a tomar celecoxib: dgale a su doctor y a su farmacutico si usted es alrgico al celecoxib, aspirinas u otro tipo de antiinflamatorios sin esteroides como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn), sulfonamidas, a otros medicamentos, o a cualquiera de los componentes inactivos en las cpsulas de celecoxib. Pdale a su farmacutico una lista de los componentes inactivos. dgale a su doctor y a su farmacutico qu medicamentos con y sin prescripcin, vitaminas, suplementos nutricionales y productos fabricados a base de hierbas est tomando o planea tomar. Asegrese de mencionar los medicamentos enumerados en la seccin de ADVERTENCIA y cualquiera de los siguientes: amiodarona (Cordarone, Pacerone); inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina (ECA) como benazepril (Lotensin), captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), fosinopril (Monopril), lisinopril (Prinivil, Zestril), moexipril (Univasc), perindopril (Aceon), quinapril (Accupril), ramipril (Altace), y trandolapril (Mavik); ciertos antidepresivos (elevadores del estado de nimo); atazanavir (Reyataz); clopidogrel (Plavix); codena (en algunos medicamentos para la tos y algunos medicamentos para el dolor); dextrometorfano (en algunos medicamentos para la tos); diurticos; efavirenz (Sustiva); fluconazol (Diflucan); fluvastatina (Lescol) litio (Eskalith, Lithobid); ciertos medicamentos para las enfermedades mentales; metoprolol (Lopressor, Toprol XL); metronidazol (Flagyl); mexiletina (Mexitil) ondansetrn (Zofran); propafenona (Rhythmol); ritonavir (Norvir, en Kaletra); sulfametoxazol (Bactrim, Septra); sulfinpirazona (Anturane); tamoxifeno (Nolvadex) timolol (Blocadren, Timolide, en algunas gotas para los ojos); tramadol (Ultram); y zafirlukast (Accolate). Su doctor puede necesitar cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle cuidadosamente para evitar efectos secundarios. dgale a su doctor si tiene o alguna vez ha tenido alguna de las condiciones enumeradas en la seccin de ADVERTENCIA o asma, especialmente si frecuentemente tiene congestin o secrecin nasal o plipos nasales (hinchazn del recubrimiento de la nariz); hinchazn de las manos, brazos, pies, tobillos o pantorrillas; o enfermedades al hgado o al rin. dgale a su doctor si est embarazada, especialmente si si est en los ltimos meses del embarazo, se propone quedar embarazada, o est amamantando. Si queda embarazada mientras est tomando celecoxib, llame a su doctor. si va a ser sometido a cualquier ciruga, incluida la dental, dgale al doctor o dentista que usted est tomando celecoxib. Qu dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento? A menos que su doctor le indique de otro modo, contine con su rgimen de alimentacin normal. Qu tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis? Tome la dosis olvidada tan pronto como lo recuerde, sin embargo, si es hora para la siguiente, sltese aquella que no tom y siga con la dosificacin regular. No tome una dosis doble para compensar la que olvid. Cules son los efectos secundarios que podra provocar este medicamento? Celecoxib puede provocar efectos secundarios. Dgale a su doctor si cualquiera de estos sntomas se vuelve severo o si no desaparece: diarrea gases o hinchazn abdominal dolor de garganta sntomas de resfriado Algunos efectos secundarios podran provocar graves consecuencias para la salud. Si experimenta alguno de los siguientes stomas o de los enumerados en la seccin de ADVERTENCIA, llame a su doctor de inmediato. No tome celecoxib hasta que hable con su doctor. aumento de peso inexplicable malestar estomacal cansancio excesivo sangrado o moretones inusuales prurito (picazn) falta de energa prdida del apetito dolor en la parte superior derecha del abdomen coloracin amarillenta de la piel o los ojos sntomas similares a los de la gripe ampollas fiebre sarpullido (erupciones en la piel) urticarias hinchazn de la cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o piernas ronquera dificultad para tragar o respirar palidez ritmo cardaco ms rpido que lo normal orina oscura, descolorida o con sangre dolor de espalda dificultad o dolor al orinar aumento de la necesidad de orinar, especialmente de noche Celecoxib puede causar otros efectos secundarios. Llame a su doctor si usted tiene cualquier problema extrao mientras toma este medicamento. Cmo debo almacenar este medicamento? Mantenga este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los nios. Almacnelo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el bao). Deseche cualquier medicamento que est vencido o que ya no se utilice. Converse con su farmacutico acerca del desecho adecuado de los medicamentos. Qu debo hacer en caso de una sobredosis? Los sntomas de la sobredosis pueden incluir: falta de energa somnolencia (sueo) malestar estomacal vmitos dolor de estmago vmitos con material parecido a los granos de caf heces oscuras o alquitranadas (de color petrleo) prdida de la conciencia urticarias sarpullido (erupciones en la piel) hinchazn de los ojos, cara, lengua, labios, garganta, brazos, manos, pies, tobillos o pantorrillas dificultad para respirar o tragar
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9911 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
Última revisión viernes 11 mayo de 2007 Dra. Mirella Gaboli. Residente de Pediatría Natividad Iribarren. Enfermera. Departamento de Pediatría CLINICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA Uno de los logros más importantes de la medicina del siglo XX ha sido el control de muchas enfermedades infecciosas mediante la administración de vacunas eficaces. Gracias a la inmunización rutinaria durante la infancia, algunas enfermedades como la poliomielitis, la difteria y el tétanos han llegado a ser excepcionales y otras, como la viruela, han sido erradicadas del panorama mundial. En España, las normas de vacunación son dictadas por las autoridades sanitarias que adaptan a cada comunidad las recomendaciones de las organizaciones nacionales e internacionales. Las vacunas son una forma de inmunización activa preventiva y consisten en la administración de antígenos (bacterianos, víricos, etc.) por vía oral, subcutánea, intradérmica e intramuscular. Estos antígenos tienen la capacidad de producir defensas específicas contra la enfermedad, sin producir la misma.  La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda el siguiente calendario vacunal, para la temporada 2001-2002:   Calendario de Vacunación en PDF     Actualmente las Administraciones Sanitarias Autonómicas han realizado un importante esfuerzo para unificar en todas ellas el calendario vacunal y para cumplir las indicaciones de la AEP, siendo posible que en alguna Comunidad Autonóma se aconsejen, además, otras vacunas, como la antineumocócica, la antituberculosa, etc. Así mismo, un niño que viva en otro país prácticamente en cualquier lugar del mundo, muy probablemente tendrá un calendario de vacunaciones similar a lo indicado por la AEP, aunque ajustado a las exigencias epidemiológicas de dicho lugar. Sería importante consultar en el centro de Atención Primaria que corresponda si se va a realizar un viaje al extranjero, por si habría que añadir alguna vacuna que sea recomendable en el país de destino.  Está universalmente aceptado que las vacunas son una medida de salud publica preventiva altamente eficaz y rentable para prevenir epidemias: se trata del mejor medio, en términos de coste-beneficio, que la comunidad tiene actualmente a su alcance. Además, solo con una población adecuadamente vacunada podemos conseguir el objetivo de erradicar algunas enfermedades. En otras palabras, con la vacunación protegemos a nuestros hijos y al resto de la comunidad.  En general las vacunas se utilizan para prevenir enfermedades altamente contagiosas, para las cuales no existe un tratamiento eficaz, seguro y económico, y cuyas complicaciones, relativamente frecuentes, pueden causar graves consecuencias (muerte inclusive) en quien las padezca.  Una buena vacuna debe además reunir ciertas condiciones tales como esterilidad, inocuidad, eficacia, pocos efectos secundarios y que sea capaz de producir un nivel de defensas adecuado y duradero en el tiempo.  En el momento de nacer, el niño tiene unas defensas adquiridas de la madre por el pasaje a través de la placenta. Se calcula que la inmunidad transferida por la madre desaparece entre los 2 y los 6 meses de vida, por lo que, en general, se aconseja iniciar la vacunación una vez cumplido el segundo mes de vida. Al cabo de cierto tiempo, variable según las vacunas, la inmunidad adquirida disminuye, razón por la cual se debe practicar la llamada vacunación de refuerzo o de recuerdo, con lo que se consigue estimular al organismo nuevamente para que produzca niveles de defensas efectivos y protectores.  La única contraindicación general, en un niño sano, para administrar una vacuna es cualquier proceso febril agudo.  En la práctica diaria se pueden plantear situaciones especiales en lo que a las vacunaciones se refiere: niños alérgicos a algunos de los componentes vacúnales, afectos de trastornos de la coagulación, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, niños que reciben tratamientos con determinados medicamentos, niños sometidos a trasplantes, niños que por la razón que fuera no tienen bazo, niños pretérmino, etc. Estas situaciones deben darse a conocer por parte de los padres y del pediatra del niño a quien administre las vacunas para que se actúe en consecuencia.  Las reacciones adversas de las vacunaciones se pueden dividir en locales y generales. Prácticamente cualquier procedimiento inmunitario puede generar reacciones adversas y las específicas de cada vacuna se comentarán más adelante.  Como reacción local, en el punto de inoculación, se puede producir induración, tumefacción, enrojecimiento, dolor, normalmente al poco tiempo de la administración de la vacuna (minutos u horas). Estos efectos son transitorios y de intensidad leve o moderada y no precisan tratamiento. Las reacciones sistémicas o generales aparecen en las primeras 24-48 horas, excepto en la vacunación triple vírica, donde pueden aparecer a partir del sexto día, y consisten en fiebre, erupción en la piel, dolores musculares o articulares e irritabilidad. Igualmente la mayoría de estas reacciones son de carácter transitorio, de intensidad leve o moderada y pueden ser prevenidas o tratadas con antitérmicos a las dosis adecuadas para cada niño, según su peso y edad.  En España así como en otros Países, las vacunaciones no son obligatorias. Como en muchos otros procedimientos diagnósticos y terapéuticos, los padres o quien ejerce en su lugar la patria potestad, dan su consentimiento para esta actuación medica. Sin embargo hay situaciones especiales, (colegios, guarderías, campamentos, viajes al extranjero, etc.) en las cuales se requiere que el niño tenga el calendario vacunal al día, correspondiente a su edad. Es parte del trabajo diario de cada pediatra informar y contestar a todas las preguntas que puedan surgir sobre el tema e intentar disipar las dudas que se puedan plantear, pero es también responsabilidad de los padres entender y aceptar los beneficios que un buen programa de vacunación conlleva, para sus hijos y los demás miembros de la comunidad.  PRESENTACIÓN DEL CALENDARIO VACUNAL DEL PERIODO 2001-2002  Se ha observado que el lactante responde adecuadamente, a partir de los dos meses de edad, a los antígenos contenidos en las vacunas. Por otro lado, no se ha demostrado que las pautas de vacunaciones iniciadas a los dos meses se asocien a mayor números de reacciones adversas respecto a las pautas de inicio más tardio. Por todo esto, la AEP recomienda mantener el inicio de la vacunación a los 2, 4 y 6 meses como la pauta más adecuada para la primo vacunación infantil. Edad de vacunación.  Aunque desde el 1987 no existen casos de difteria declarados en España, la grave situación epidemica que ha atraversado Europa del Este y la detección de casos importados de difteria en diversos países europeo aconsejan mantener la pauta vacunal con seis dosis actualmente en vigor. Esta consiste en una primovacunación a los 2, 4 y 6 meses (D), seguida de una dosis de refuerzo a los 18 meses (D), otra entre los 3 y los 6 años (D) y una dosis tipo adulto, con carga antigenica reducida (d), entre los 13 y los 16 años y que debiera de repetirse, conjuntamente con la vacuna antitetánica, cada 10 años a lo largo de toda la vida. Vacunación antidiftérica (D, d).  En el año 2000 se declararon en España 26 casos de tétanos, ninguno de ellos en edad pediátrica Esto sugiere que la población adulta presenta una inadecuada cobertura frente al tetános. Por esta razón se aconseja mantener la pauta de inmunización básica con cinco dosis actualmente en vigor, 2, 4, 6, 18 meses y otra dosis entre 3 y 6 años. Además se reafirma la necesidad de revacunaciónes periódicas cada 10 años a lo largo de toda la vida, comenzando con la primera dosis entre los 13 y 16 años. Vacunación antitetánica (T).  La tos ferina (pertussis) continua siendo una enfermedad no bien controlada epidemiológicamente con una incidencia mundial de casos todavía notablemente alta. En Europa, la tasa de incidencia es de 12.2/100.000 habitantes, con una distribución epidémica muy heterogénea. En España, durante el año 2000 se notificaron 906 casos, lo que representa una tasa de 2,30 por 100.000 habitantes, tasa parecida a la observada en los años anteriores. El inadecuado control epidemiológico de la enfermedad se debe básicamente a dos razones: por un lado la inadecuada cobertura vacunal de la población debido fundamentalmente a problemas relacionados con la elevada reactogenicidad da la vacuna de pared entera (Pe) y al temor injustificado de poder ser causa de lesión cerebral permanente, lo que ha conducido a la interrupción de la vacunación contra la tos ferina en algunos países europeos; por otro lado, existe la constatación epidemiologica de la existencia de numerosos casos de tos ferina en poblaciones de adultos jovenes y adolescentes en los que existe una perdida de la inmunidad protectora, los cuales se configuran hoy en día como la fuente más importantes de contagio y transmisión de la enfermedad en las áreas industrializadas. La solución a gran parte de estos problemas radica en la utilización de las nuevas vacunas acelulares (Pa), tanto en la primo vacunación como en dosis de refuerzo posteriores para mantener una inmunidad permanente en edades adultas. Vacunación antipertussis (Pa).  Por esta razon, la AEP recomienda el uso exclusivo de vacunas acelulares de tos ferina en todas las cincos dosis de la pauta de inmunizacion básica actualmente en vigor (2, 4, 6, 18 meses y otra dosis entre 3 y 6 años). Igualmente considera que tras la próxima aparición de las nuevas vacunas acelulares de tos ferina con carga antigénica reducida (pa) para su utilización en adolescentes y adultos, la vacuna Td administrada entre los 14 y 16 años sea sustituida por dTpa.  En España, la introducción de la vacuna de poliovirus vivos atenuados por vía oral tipo Sabin, VPO, tuvo lugar en el año 1963. Desde entonces se pudo apreciar una reducción importante de los casos de poliomielitis y en el año 1989 se declararon los últimos dos casos, uno importado de otro país y otro probablemente relacionado con el virus de la vacuna misma. El hecho de que la VPO contenga un virus atenuado pero no completamente inactivado permite que pueda causar enfermedad, en ocasiónes, especialmente en pacientes inmunodeprimidos. Además se ha podido documentar la eliminación del virus vacunal por las heces durante meses, inclusos años, aumentando los riesgos de contaminación y manteniendo la circulación del virus entre la población. En la actualidad, la cobertura vacunal en España es superior al 95% y praticamente no existe riesgo de padecer una poliomielitis paralítica por virus salvaje (virus no procedente de la vacuna). Actualmente existe disponible una vacuna antipoliomielitis con virus competamente inactivado y cuya administración es por vía intramuscular en lugar de oral (VPI). Estudios recientes afirman que, una vez se ha logrado eliminar los poliovirus de un país o región, la VPI es capaz de mantener un alto nivel de inmunidad en la población, hasta que se puedan terminar los programas de vacunación contra la poliomielitis en todo el mundo. La existencia de una vacuna totalemente segura y eficaz (VPI) dificulta seguir manteniendo una vacuna VPO con posibilidad, aunque minima, de ocasionar efectos secundarios graves, por prevenir una enfermedad que ya no existe en el país desde hace dos años. Por todas estas consideraciones la AEP considera adeguado el cambio de VPO por VPI, ya reflejado en el nuevo calendario vacunal 2001-2002. Además recomienda mantener la misma pauta de primo-vacunacion (2, 4, 6 y 18 meses), siendo la indicación de una quinta dosis entre 3 y 6 años condicionada por el cambio de la situación epidemiológica, la existencia de personas susceptibles y la disponibilidad de preparados comerciales adecuados para esta quinta dosis. Vacunación antipoliomielítica (VP).  La AEP recomienda la doble pauta de vacunación contra la hepatitis B en los adolescentes y en los lactantes. En las comunidades autónomas en las cuales exista un programa de cribado por la detección de las gestantes portadoras de hepatitis B, la pauta a seguir seria 2, 4, 6 y 18 meses, mientras que en las comunidades en las cuales no sea vigente dicho programa es aconsejable la pauta 0, 2, 6 y 18 meses. Cabe destacar que la administración de la vacuna contra la hepatitis B se realiza combinada en un solo pinchazo con las vacunas contra Difteria, Tetanos, Pertussis y Hemophilus influenzae tipo b. La pauta de vacunación de los adolescentes se mantendría hasta que alcancen esta edad (11-12 años) las cohortes vacunadas al nacimiento. Vacunación contra la hepatitis B (VHB).  En el momento actual todas las comunidades autonomas tienen incluida la vacunación contra Hib en el calendario vacunal. Esta vacuna puede administrarse conjuntamente con las otras de primovacunación, en un solo pinchazo (DTP, VHB, Hib). La AEP continua recomandando la administración de cuatro dosis, a los 2, 4, 6 y 18 meses, aunque en algun país europeo se hayan adoptado pautas cortas de 2-3 dosis, porque no se tienen en la actualidad suficientes datos para garantizar que la cobertura vacunal sea igualmente buena. Vacunación contra Haemophilus influenzae tipo b (Hib).  Vacuna triple vírica. LA AEP considera que para la vacunación completa frente al sarampión, rubeola y parotiditis debe administrarse dos dosis de la vacuna triple vírica, después de los 12 meses de edad, separadas, al menos, por un intervalo de un mes. Si por alguna razón se administrara una dosis antes del año, habría que administrar dos dosis después de esta edad. Como pauta general se recomienda la administración de la primera dosis entre los 12 y 15 meses y de la segunda entre los 3 y 6 años preferentemente antes del comienzo de la escolaridad. La situación epidemiologica en España para el sarampión, la rubeola y la parotiditis no es del todo satisfactoria. En el año 2000 se declararon en España 159 casos de sarampión, 345 casos de rubéola y 9.122 casos de parotiditis. La mayor parte de los casos de fallo vacunal son debidos a ausencia de respuesta frente a la primera dosis, que en el caso del sarampión puede llegar al 5% mientras que en el caso de la parotiditis puede alcanzar un 25%. Con la segunda dosis se puede conseguir una respuesta en los niños que no la tuvieron con la primera dosis y disminuir así de forma importante le riesgo de contagio y de enfermedad grave, con secuelas, especialmente por el sarampión. Vacunación contra el sapampión, rubéola y parotiditis (SRP):  La nueva vacuna antimeningocócica C conjugada sustituye actualmente a la vacuna polisacarídica no conjugada que se utilizó en los años anteriores y que no se demostró ser altamente eficaz en el control de la enfermedad meningocócica. Por contrario, la actual vacuna confiere una inmunidad duradera, induce memoria inmunologica y además produce también inmunidad en las mucosas, lo que puede tener importancia para reducir el estado de portador y facilitar el control de la enfermedad. Se recomienda su administración en tres dosis: a los 2, 4 y 6 meses. Actualmente se administra en un pinchazo separado del resto de las vacunas, pero en la misma visita. Vacuna antimeningocócica C conjugada (Meningitis C).  En España, en los últimos cuatro años la tasa de incidencia de varicela ha variado entre los 455 y 585 casos por 100.000 habitantes. Anualmente se producen alrededor de 1000 hospitalizaciones y 5-6 muertes directamente relacionadas con la varicela. La varicela es una enfermedad muy contagiosa y se considera que todos los niños que nacen la padecerán. Se trata habitualmente de una enfermedad benigna, pero en ocasiones puede presentar graves complicaciones, cuya frecuencia depende, en gran medida, de la edad, siendo más altas en niños menores de 1 año y adultos. En Estados Unidos la varicela es la causa de muerte más frecuente que puede ser prevenida por vacunación. Siendo que el 90% de los casos de varicela se producen en niños minores de 10 años, el impacto de la vacunación es mayor cuando se administra en la primera infancia. La efectividad de la vacuna contra la varicela es del 75-90% frente a cualquier forma de infección y del 99-100% frente a las formas graves de enfermedad. En paises donde se viene administrando desde hace tiempo, se ha podido comprobar que la inmunidad persiste hasta 20 años, mientres que los efectos adversos documentados han sido minimos y leves, siendo un exantema a las tres semanas el más frecuente (37/100.000 dosis administradas). Además, un análisis económico que valore los costes directos e indirectos relacionados con la varicelas y sus complicaciones indica que la vacunación universal supondría un ahorro cinco veces mayor que la cantidad invertida. Por todas estas razones la AEP recomienda la vacunación universal entre los 12 y 15 meses, preferiblemente de forma simultánea a la triple virica, con distinta jeringa y en sitios diferentes. Si no se administran ambas vacunas en la misma visita, deben distanciarse, al menos, 30 días. En niños sanos no se recomienda una dosis de recuerdo. Igualmente se recomienda vacunar a todos los niños susceptibles en una visita rutinaria entre los 11 y 12 años. La vacuna contra la varicela existente en España no esta aprobada para su empleo en niños sanos, pero en las recomendaciónes actuales de la AEP, así como en las del 1999, se reitera en la conveniencia de que esta vacuna estuviera disponible para su aplicación en el niño sano y que su introdución se realice simultaneamente en todas las comunidades autónomas. Vacunación contra la varicela.  En nuestro medio, existe una amplia disponibilidad de vacunas combinadas y otras se encontraran disponibles en breve. Debido a las ventajas que presentan las vacunas combinadas (menos molestias para los niños, menor coste, mayor cumplimentación y aceptabilidad), la AEP recomienda el empleo preferente de las vacunas combinadas en el calendario vacunal, frente a su utilización por separado, tal y como ya se viene haciendo en todas las comunidades autónomas.
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9907 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Medicamento/Tu Medicamento
Qu tipo de calmantes para el dolor OTC hay disponibles? Los calmantes para el dolor "over the counter", abreviados OTC, son medicamentos que usted puede comprar sin tener una prescripcin escrita por un mdico. Hay dos tipos principales de calmantes para el dolor OTC disponibles. Un tipo es el acetaminofeno (nombre de marca: Tylenol). El segundo tipo son los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) tambin conocidos por sus iniciales en ingls como NSAID. Los AINE incluyen lo siguiente: Aspirina (dos nombres de marca: Bayer y St. Joseph) Ibuprofeno (dos nombres de marca: Advil y Motrin) Ketoprofeno (un nombre de marca: Orudis KT) Naproxeno (un nombre de marca: Aleve) Algunos productos contienen tanto acetaminofeno como aspirina (nombres de marca: Excedrin Extra Strength (Excedrin extra fuerte) , Excedrin Migraine (Excedrin para migraas) y Vanquish). Cmo funcionan los calmantes para el dolor? El acetaminofeno parece aliviar el dolor y disminuir la fiebre actuando en las partes del cerebro que reciben los mensajes de dolor y controlan la temperatura corporal. Los AINE alivian el dolor y la fiebre disminuyendo el nivel de prostaglandinas; unas substancias que el cuerpo fabrica que son similares a hormonas. Estas substancias causan la sensacin de dolor al irritar sus terminaciones nerviosas. Tambin hacen parte del sistema que le ayuda a su cuerpo a controlar la temperatura. Para qu tipo de problemas pueden servir los calmantes para el dolor? El acetaminofeno y los AINE alivian el dolor causado por dolores y rigidez musculares y disminuyen la fiebre. Los AINE tambin pueden disminuir la inflamacin, es decir, el enrojecimiento y la hinchazn. Los calmantes para el dolor OTC pueden ser tiles para el tratamiento de muchos tipos de dolor; tal como dolor por artritis, dolor de odo, dolor de espalda y dolor despus de una ciruga. Tambin sirven para tratar el dolor por la gripe (influenza) o un resfriado, sinusitis,faringitis por estreptococo o por un dolor de garganta Los nios que pueden tener gripe o varicela no deberan tomar aspirina puesto que tienen un mayor riesgo de desarrollar una condicin llamada sndrome de Reye. El acetaminofeno puede ser una buena opcin para aliviar dolores de cabeza y otros malestares y dolores comunes. Si el dolor mejora, puede usarse con seguridad por la mayora de las personas durante tiempo prolongado para la artritis y otras condiciones crnicas dolorosas. Asegrese de informarle a su mdico acerca de cualquier medicamento OTC que usted est tomando con regularidad. El ibuprofeno es til para los clicos menstruales y el dolor por causa de la inflamacin como en el caso de los esguinces. Si el ibuprofeno no le funciona, el naproxeno y ketoprofeno pueden ser otras opciones. Un calmante para el dolor OTC funcionar tan bien como uno que requiere prescripcin? En la mayora de las personas, los medicamentos OTC es todo lo que necesitan para aliviarse del dolor o bajar la fiebre. Si un medicamento OTC no le ayuda a aliviar su dolor o su fiebre, o si usted ha estado tomando un medicamento OTC durante ms de diez das para el dolor, o ms de tres das para la fiebre, llame a su mdico. Estas pueden ser seales de que usted tiene un problema ms grave o de que usted necesita un medicamento que se obtiene con prescripcin. Cules son algunos efectos secundarios comunes de los calmantes para el dolor OTC? Los efectos secundarios por causa de los calmantes para el dolor OTC no son comunes entre los adultos sanos que solamente usan calmantes para el dolor de vez en cuando. Sin embargo, los efectos secundarios pueden ser motivo de preocupacin entre las personas que usan calmantes para el dolor con frecuencia o que tienen problemas de salud. Si usted tiene problemas de salud, o si con frecuencia usa calmantes para el dolor, hable con su mdico. La mayora de las personas pueden usar acetaminofeno sin que ste cause ningn problema. ste puede causar dao heptico entre las personas que toman dosis muy altas o que ya tienen una funcin heptica anormal. Para disminuir su riesgo de problemas hepticos, nunca tome ms que la dosis recomendada de acetaminofeno. Para adultos y nios mayores de 12 aos, esto significa un mximo de 8 tabletas "extra strength" (extra fuerte) o 12 tabletas de concentracin regular al da. El uso prolongado de AINE puede causar problemas gastrointestinales (GI). Estos problemas abarcan desde malestar estomacal, lceras, hasta sangrado GI. Para malestares estomacales leves, comer algo de comida o tomar algo de leche antes de tomar su AINE puede ayudar. Su riesgo de tener problemas GI por causa de los AINE aumenta entre ms alta sea la dosis que usted toma y entre ms tiempo los tome. Consumir alcohol puede aumentar este riesgo. Es mucho menos probable que el acetaminofeno produzca problemas GI que los AINE. Los AINE tambin pueden empeorar la presin sangunea elevada. Si se usan AINE con regularidad durante muchos aos, stos tambin pueden hacerle dao a sus riones. Su mdico puede evaluar este problema por medio de una prueba de sangre. Si tiene preguntas sobre los efectos secundarios de los calmantes para el dolor OTC hable con su mdico. Reacciones alrgicas Es raro, pero algunas personas son alrgicas a ciertos medicamentos. Si usted alguna vez ha reaccionado mal a un calmante para el dolor, pregntele a su mdico antes de tomar cualquier cosa para el dolor. Las seas de una reaccin alrgica incluyen comezn, urticaria y dificultad para respirar. Llame a su mdico enseguida si usted piensa que est teniendo una reaccin alrgica. V Quienes no deberan tomar acetaminofeno? Por lo general, usted no debe tomar acetaminofeno si est tomando otro producto que contenga acetaminofeno. Si tiene problemas graves de los riones o del hgado, o si toma ms de tres bebidas que contengan alcohol todos los das, debera hablar con su mdico antes de tomar acetaminofeno. Quienes no deberan tomar AINE? Usted no debera tomar un AINE si es alrgico o alrgica a la aspirina o a otros calmantes para el dolor. Hable con su mdico antes de tomar un AINE, especialmente aspirina, si usted: Toma anticoagulantes o tiene un trastorno que ocasione sangrado Tiene sangrado en el estmago o en los intestinos, o lcera pptica (en el estmago) Tiene enfermedad del hgado o del rin Tomas mas de tres bebidas que contienen alcohol todos los das Los calmantes para el dolor OTC pueden causar problemas con cualesquiera otros medicamentos que tomo? Si ciertos medicamentos se toman al mismo tiempo, stos pueden interactuar entre s y cambiar la manera como su cuerpo los procesa. Esto se llama una interaccin medicamentosa. Cuando esto ocurre, el riesgo de efectos secundarios aumenta.
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9888 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Fitoterapia
Composicin La droga es la albura (corteza sin sber).La albura tiene una composin qumica diferente de la de las inflorescencias, que presentan otra parte activa.• Acidos fenoles• Flavonoides: concretamente tilirsido• Cumarina: esculsido y fraxsido• Un principio amargo: la tiliadina• Glcidos: ramnosa, fructosa y galactosa• Taninos Propiedades • Antiespasmdica, a nivel de la vescula biliar y del intestino, regulador del flujo biliar, vasodilatador coronario e hipotensor y diurtico. Indicaciones • Dispepsias espasmdicas• Trastornos hepatobiliares• Disquinesias biliares• Insuficiencia heptica Enfermedades en cuyo tratamiento es adecuada esta planta DISQUINESIAS BILIARES INSUFICIENCIA HEPTICA fUENTE INFITO
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9883 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Fitoterapia
La incidencia de las alteraciones de los territorios arterial, venoso y linftico se est incrementando en los ltimos aos, probablemente como consecuencia del envejecimiento de la poblacin. En Espaa , entre un 8 y un 10 % de la poblacin padece de varices y aproximadamente un 4% de hemorroides. Factores conductuales, hereditarios, hormonales o anatmicos pueden incidir en su prevalencia y severidad. Por ejemplo, la prevalencia de hemorroides es mayor en el embarazo y despus del parto, en casos de estreimiento, sedentarismo y en determinadas infecciones anales. Tradicionalmente se considera que los trastornos de la circulacin venosa, insuficiencia venosa crnica (IVC), son consecuencia de un mal funcionamiento del sistema de vlvulas que impide que la sangre venosa que retorna al corazn impulsada por la contraccin muscular, retroceda por efecto de la gravedad. La disfuncin valvular origina un estancamiento de la sangre venosa que produce una sobrepresin sobre las paredes, deformndolas, dando lugar a las venas varicosas o varices. Sin embargo hoy da se sabe que la estasis venosa produce un estado de hipoxia en las clulas endoteliales de las venas que es la seal iniciadora de una cascada de reacciones, cuyo final es la desorganizacin de las paredes y un mal funcionamiento valvular. La hipoxia induce en realidad una disminucin en la disponibilidad de ATP, la generacin de mediadores proinflamatorios (PAF, platelet activating factor ) y la fijacin de neutrfilos. Como consecuencia del proceso inflamatorio, las clulas endoteliales se infiltran en la capa media venosa afectando a la funcionalidad de las clulas musculares lisas encargadas de la contraccin y relajacin y a la del tejido conectivo que las sustenta. Independientemente de su origen, el resultado final es la aparicin de varices, que son dilataciones tortuosas, en ocasiones dolorosas, de las venas de las extremidades inferiores, principalmente de las venas safenas interna y externa y de las venas perforantes que conectan las venas superficiales con las profundas. Si no se tratan, pueden agravarse con el paso del tiempo y dar lugar a complicaciones como por ejemplo flebitis o ulceraciones. En su inicio, esta deformacin apenas es visible, manifestndose solamente como sensacin de pesadez o de cansancio en la extremidad afectada, o bien como hormigueo o picor. Estos sntomas, apenas perceptibles por la maana, se hacen ms intensos a lo largo del da, especialmente si se est mucho tiempo de pie y si hace calor. El estado de reposo, el fro y la elevacin de la extremidad afectada puede reducir los sntomas. Algo semejante ocurre en el caso de las venas hemorroidales cuya disfuncin da lugar a lo que se conoce como hemorroides y que junto a las varices, constituyen las manifestaciones mas comunes de la insuficiencia venosa. Las hemorroides internas se sitan justo dentro del ano y las externas en el orificio anal. Se pueden manifestar como prurito anal, dolor principalmente mientras se est sentado o en el momento de la defecacin o, sangrado. Tal como ocurre con todas las enfermedades cardiovasculares, el abordaje de estas patologas ha de realizarse mediante el establecimiento de un sistema de prevencin adecuado que permita controlar los factores de riesgo, principalmente relacionados con una mala alimentacin y una vida sedentaria pues, en el caso de las varices, una vez deformada la vena, difcilmente puede revertirse. Adems del tratamiento preventivo, existen diferentes procedimientos para tratar estas disfunciones venosas como son compresin (medias elsticas), escleroterapia, crioterapia, ciruga, etc. Entre los tratamientos farmacolgicos figuran en lugar destacado los que estn basados en plantas medicinales que contienen principios activos vasculoprotectores y/o venotnicos. Algunos actan como antiinflamatorios y pueden reducir la permeabilidad capilar disminuyendo el edema y otros, al facilitar la contraccin de las venas, mejoran el retorno venoso. Se emplean drogas pulverizadas como castao de Indias, centella, hamamelis, meliloto o rusco, extractos obtenidos de ellas y principios activos aislados como flavonoides (rutsido, naringsido), saponsidos (ruscogenina) o cumarinas. Efectivamente, diversos extractos de plantas y determinados principios activos han demostrado que mejoran la microcirculacin, el flujo capilar y el tono vascular y fortalecen el tejido conectivo del sustrato perivascular amorfo. Segn datos del Consejo General de Colegios de Farmacuticos de 2006, de todos los productos comercializados de plantas medicinales en Espaa, el 15 % corresponde a productos destinados al aparato cardiovascular y de ellos un 3 % a venotnicos. En Europa, el consumo de productos para problemas circulatorios (antivaricosos, antihemorroidales…) ocupa la segunda posicin (la primera en Francia). Segn datos del IMS de 2004 sobre plantas medicinales y productos derivados de las mismas mas utilizados en Europa, la primera posicin la ocupa Ginkgo biloba y entre los 10 primeros se encuentran el rutsido (4 posicin), diosmsido (8) y hesperidsido (10). En este artculo y los siguientes se tratarn en primer lugar las plantas medicinales que son empleadas en las manifestaciones mas frecuentes de la insuficiencia venosa: piernas cansadas, varices y hemorroides y en segundo las que pueden utilizarse para mejorar la fragilidad capilar cutnea. fuente : portalfarma
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9829 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Fitoterapia
Definicin Las colopatas funcionales constituyen la causa ms frecuente de las consultas gastroenterolgicas (40 a 70٪). Para poder hablar de colopata funcional es necesario: • Un criterio negativo: ausencia de lesin orgnica. • Un criterio positivo: manifestaciones clicas. Se trata de trastornos funcionales intestinales. El cuadro “colon irritable” es una afeccin de evolucin crnica que, en muchas ocasiones, afecta a una poblacin con un perfil psicolgico definido (ansiedad crnica, depresin, histeria). Signos clnicos El cuadro clnico asocia dolores abdominales, trastornos del trnsito y gases. • Dolores abdominales tipo calambres: afectan a todo o parte del cuadro clico. Frecuentemente son paroxsticos y suelen acompaarse de sensacin de hinchazn. Se ven aliviados por la eliminacin de heces o gases. • Trastornos del trnsito: puede tratarse de diarrea con aumento del nmero de deposiciones o estreimiento, aunque la mayora de las veces, se trata de una alternancia diarrea/estreimiento. • Existen asimismo otros signos caractersticos: hinchazn abdominal postprandial, flatulencias, dispepsia. Es muy frecuente que estos enfermos padezcan ansiedad. Pueden estar obsesionados por su trnsito intestinal, son depresivos, etc. El estrs puede ser el origen de estos trastornos. Todo ello explica los numerosos signos extradigestivos que frecuentemente acompaan a esta patologa: palpitaciones, angustias, astenia, migraas. La evolucin es, en general, crnica, sin ninguna repercusin en el estado general. Sin embargo, la duracin de la enfermedad y las repetidas quejas del enfermo, obligan a efectuar numerosos exmenes complementarios para descartar una patologa orgnica. Tratamiento Hay que recordar que se trata de enfermos inquietos, cuya situacin se ve agravada por la utilizacin de terapias inadaptadas o abusivas. 1. Tratamiento higinico-diettico Se recomienda comer a horas regulares, masticacin lenta y completa (verificar el estado de los dientes), hidratacin suficiente, vida sana (alimentacin, ejercicio), y reeducacin de los hbitos de defecacin. 2. Bases para el tratamiento • En caso de estreimiento, el aporte de fibras alimentarias y la toma de bebidas abundantes aumentarn el volumen del bolo fecal. Recurrimos a los muclagos: ispgula, fuco. El aporte de fibras puede, al iniciar el tratamiento, producir hinchazn. El aumento progresivo de las dosis evita esta situacin ligeramente desagradable. • En caso de diarrea, conviene suprimir el consumo de alimentos que puedan originar irritacin intestinal: grasas y frituras, especias, frutas crudas, legumbres ricas en celulosa, caf, tabaco, alcohol. Suprimir los laxantes irritantes. El Carbn vegetal ser de gran utilidad. • En caso de dolores abdominales, se utilizarn antiespasmdicos vegetales. • Otros tratamientos: Hay que saber escuchar al enfermo para detectar si la ansiedad puede ser un factor a tener en cuenta, en cuyo caso las plantas sedantes completarn el tratamiento. 3. Fitoterapia Plantas medicinales que pueden utlizarse en el tratamiento de colon irritable Para esta patologa pueden recomendarse las siguientes plantas: Anglica, Milenrama e Ispgula. Plantas adecuadas para esta enfermedad ANGLICA Angelica archangelica L. (= Archangelica officinalis Hoffm.] MILENRAMA Achillea millefolium L. (stricto sensu) ISPGULA Plantago ovata Forsk. Fuente : infito
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9816 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
157. Boldo
Tu Salud/Fitoterapia
Hoja Peumus boldus es un arbusto dioico, perenne, de hojas opuestas, enteras y elpticas. Las flores se agrupan en cimas. Las masculinas tienen un perianto amarillo plido mas o menos indiferenciado; las femeninas, tienen carpelos unilovulados, ovoides. El fruto es una drupa negruzca. Composicin qumica La droga contiene principalmente, aceite esencial, flavonoides y alcaloides.• Aceite esencial, (de 1 a 3٪ de la hoja seca [485]) es rico en hidrocarburos monoterpnicos y en monoterpenos oxigenados: ascaridol, cineol, linalol, terpineol, alcanfor... [486].• Flavonoides. Hetersidos de glucosa, ramnosa y arabinosa y de flavonoles: ramnetol, isoramnetol, Kenferol. Los enlaces heterosdicos que se forman lo hacen entre los hidroxilos de las posiciones 3 y 7 de las geninas [487]. • Alcaloides. Igualmente presentes en las cortezas [488,489], todos ellos son alcaloides isoquinolicos. El componente mayoritario es una aporfina, la boldina. Este alcaloide tetracclico va acompaado por otras aporfinas y noraporfinas: isocoridina, norisocoridina, N-oxiisocoridina, isoboldina, laurolitsina, laurotetanina y su derivado Datos farmacolgicos Mediante experimentacin animal se comprueba, a altas dosis, la accin colertica tradicionalmente atribuida al boldo [8]. El aumento de la secrecin biliar, evidente pero de corta duracin, no parece ser debido nicamente a los alcaloides, como lo demuestra un experimento realizado con diferentes preparaciones administradas a rata anestesiada: este aumento se debera a la sinergia de los diferentes principios activos del boldo [492].Los alcaloides totales provocan, en perro, un aumento de la secrecin gstrica muy marcada y acompaada de sialorrea a las dosis ms altas. Estos compuestos son igualmente inhibidores del tono intestinal [493]. En conejo, se observan efectos hiperglucemiantes e inhibidores del peristaltismo intestinal. Dosis bajas deprimen la actividad miocrdica de la rata La boldina pura, ensayada por va parenteral en rata, aumenta la secrecin biliar de 43 (5mg/kg) a 140 ٪ (40 mg/kg) [494]. En perro y por va oral, la boldina aumenta la secrecin biliar y el volumen urinario. Inhibidor del peristaltismo intestinal (50 mg/kg, per os, ratn), este alcaloide tiene los mismos efectos sobre el miocardio que los alcaloides totales, es hipotensor y ligeramente sedante del S.N.C. (100 mg/kg, per os, ratn).Empleo En cobaya, la D.L.50 del clorhidrato de boldina es del orden de 25 a 35 mg/kg por i.v., diez veces ms elevada per os. En ratn la D.L.50, per os, de este alcaloide es de 250 mg/kg; la del extracto fluido de 6 g/kg; la de alcaloides totales de 400 mg/kg [492]. Por consiguiente, a las dosis teraputicas habituales de las preparaciones de boldo y de boldina no hay ninguna manifestacin txica (infusin al 1٪, cpsulas de droga pulverizada [497], comprimidos de boldina de 1 mg...). La boldina (extrada preferentemente de la corteza del rbol) se utiliza en el tratamiento sintomtico de las dispepsias de origen hepatobiliar y en el estreimiento.En Espaa, se autoriza el uso de esta planta como estimulante de la secrecin biliar en la litiasis e insuficiencia Precauciones Por su propio mecanismo de accin puede producir obstruccin biliar. No usar en tratamientos prolongados ni durante el embarazo.La droga. La hoja, cortamente peciolada, posee un limbo oval elptico, duro y quebradizo, rugoso en los mrgenes ligeramente replegados y el pice obtuso. La cara superior est cubierta por numerosas prominencias que le dan un aspecto granuloso mientras que la cara inferior es lisa. Examinado al microscopio, el corte de la hoja muestra una epidermis superior con cutcula espesa, con protuberancias cubiertas de pelos tectores unicelulares, simples, en manojos. El mesfilo contiene gran nmero de grandes glndulas con esencia. El ensayo comprende un anlisis en C.C.F. de los alcaloides totales y valoraciones de cenizas, aceite esencial (>2,5٪ V/m), alcaloides totales (>0,2٪ expresados en boldina y determinados por acidimetra por retroceso en medio etanlico). La boldina puede valorarse por espectrofotometra, por H.P.L.C. o por C.G (cromatografa de gases). Enfermedades en cuyo tratamiento es adecuada esta planta ESTREIMIENTO DISQUINESIAS BILIARES INSUFICIENCIA HEPTICA FUENTE INFITO
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9809 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Cuidado de la piel
Author:Farmacia
En la seborrea tiene lugar, como consecuencia de un aumento de la secreción de sebo, un desarrollo desmesurado de la parte lipófila de la película hidrolipídica. Sobre todo son afectadas las zonas de la piel con más glándulas sebáceas, como el rostro, parte superior del tórax, hombros y espalda. La seborrea encubre algunas enfermedades de la piel como el acné, el eccema seborreico y la rosácea, así como infecciones de la piel por hongos y bacterias. El acné comprende todo un grupo de enfermedades, donde las glándulas sebáceas, los folículos pilosos y el tejido circundante se encuentran afectados. La alteración cutánea común primaria y visible es el comedón (“espinilla”): aquí se distingue entre los llamados comedones cerrados y comedones abiertos (puntos negros). Estos últimos suelen dar lugar a reacciones inflamatorias del tejido conectivo circundante. Otras manifestaciones del acné son las pápulas, nódulos y pústulas. Causas endógenas y exógenas del acné El fundamento fisiopatológico de la formación de comedones y con ello del acné es una seborrea con la existencia simultánea de un tapón de sebo que se origina debido a una alteración en la cornificación (hiperqueratosis) de los folículos pilosos y de los conductos excretores de las glándulas sebáceas.  El acné es una alteración cutánea de origen fundamentalmente hormonal que se manifiesta sobre todo durante la pubertad (acné vulgar o simple). El acné vulgar, que afecta a cerca de un 80 % de los que tienen de 11 a 30 años, tiene su explicación más probable en una respuesta reforzada de las glándulas sebáceas, así como de los epitelios de los folículos pilosos y de los conductos de salida de las glándulas sebáceas, a las concentraciones fisiológicas de andrógenos. Diferenciación de las diversas formas de acné En lenguaje común se le llama acné al acné vulgar o simple que aparece durante la pubertad, sobre todo en el rostro y la espalda, y que constituye la forma más frecuente de acné. Dependiendo de la gravedad de la alteración cutánea, el acné vulgar puede dividirse en: Acné vulgar comedoniano (“espinillas”). Acné vulgar pápulo-pustuloso, donde se originan comedones por colonización bacteriana y aparecen inflamaciones perifoliculares con pápulas y pústulas. Acné vulgar conglobata, donde junto a comedones, pápulas y pústulas, aparecen nódulos dolorosos y abscesos fistulosos a nivel de la cara y el tórax que frecuentemente dejan tras de sí cicatrices permanentes. También con frecuencia aparecen formas mixtas consistentes en combinaciones de los mencionados síntomas cutáneos. El acné en los adultos Cada vez con mayor frecuencia persiste el acné, o incluso reaparece, hacia los 30 años. En los adultos suelen aparecer formas que van de leves a de gravedad media, pero que en muchos casos son difíciles de tratar incluso aplicando las medidas terapéuticas habituales. La aparición tardía del acné suele estar relacionada con determinados factores desencadenantes como la toma de ciertos medicamentos, la presencia de situaciones de estrés o el contacto con diversas sustancias comedogénicas (p. ej. el cloro).
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9806 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Glosario
Definicin Es la inflamacin (hinchazn) de las amgdalas. Ver tambin dolor de garganta. Causas, incidencia y factores de riesgo Las amgdalas son ganglios linfticos que se encuentran en la parte posterior de la boca y en la parte de arriba de la garganta. Normalmente ayudan a eliminar las bacterias y otros microorganismos para prevenir infecciones en el cuerpo. Las amgdalas pueden llegar a estar tan inundadas por infecciones bacterianas o virales que se hinchan e inflaman, causando amigdalitis. La infeccin tambin puede estar presente en la garganta y reas circundantes, causando faringitis. La amigdalitis es extremadamente comn, sobre todo en los nios. Sntomas Dificultad al deglutir Dolor de odo Fiebre, escalofros Dolor de cabeza Dolor de garganta que dura ms de 48 horas y puede ser fuerte Sensibilidad de la mandbula y la garganta Cambios en la voz, prdida de la voz Signos y exmenes El mdico hace una inspeccin de la boca y la garganta en busca de amgdalas visibles y agrandadas que por lo general estn enrojecidas y pueden tener manchas blancas. Los ganglios linfticos de la mandbula y el cuello pueden estar agrandados y sensibles al tacto. Un cultivo de las amgdalas puede mostrar una infeccin bacteriana. Se puede hacer un cultivo para verificar la presencia de estreptococos, pues sta es la manifestacin ms comn y peligrosa de la amigdalitis. Para obtener un diagnstico rpido, el mdico puede realizar un examen rpido para detectar estreptococos, tomando una muestra de la garganta con un hisopo. Tratamiento Si la causa de la amigdalitis es una bacteria, como el estreptococo, la infeccin se puede curar con antibiticos, los cuales se pueden administrar mediante una inyeccin nica o tomarse por va oral durante 10 das. Si se utilizan pastillas antibiticas, se deben tomar durante todo el curso de la afeccin y no suspenderse slo porque ya no hay molestia o la infeccin no se va a curar. Algunos mdicos tratan todas las amigdalitis con antibiticos para prevenir complicaciones relacionadas con los estreptococos, mientras que otros slo tratan las infecciones bacterianas o por estreptococos conocidas. La persona debe guardar reposo para permitir que el organismo se recupere. El consumo de lquidos, sobre todo tibios (no calientes), templados y muy fros pueden aliviar la garganta. Asimismo, se recomienda hacer grgaras con agua tibia con sal o chupar pastillas (que contengan benzocana o ingredientes similares) para reducir el dolor. Se pueden usar medicamentos que no necesiten receta mdica para reducir el dolor y la fiebre, pero NO se debe administrar aspirina en los nios si la infeccin pudiera ser viral, ya que esto puede estar asociado con el sndrome de Reye. Es posible que sea necesario extirpar las amgdalas mediante ciruga (amigdalectoma) en algunas personas que presentan infecciones repetitivas. Expectativas (pronstico) Los sntomas de la amigdalitis tienden a mejorar a los dos o tres das de iniciado el tratamiento y, por lo general, la infeccin est curada para entonces, aunque se puede necesitar ms de un tratamiento completo de antibiticos. Las complicaciones de una amigdalitis por estreptococos no tratada pueden ser graves. Se puede recomendar una amigdalectoma si la amigdalitis es severa, recurrente o no responde a los antibiticos. Complicaciones Faringitis bacteriana Faringitis viral Deshidratacin por la dificultad para deglutir lquidos Obstruccin de la vas respiratorias por agrandamiento de las amgdalas Absceso periamigdalino o absceso en otras partes de la garganta Fiebre reumtica y trastornos cardiovasculares posteriores Insuficiencia renal Glomerulonefritis posestreptoccica Situaciones que requieren asistencia mdica Se debe buscar asistencia mdica si el dolor de garganta persiste por ms de 48 horas, si est acompaado de otros sntomas de amigdalitis, si los sntomas empeoran o si se presentan nuevos sntomas. fuente medlineplus.gov
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9799 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report
Tu Salud/Salud infantil
Author:Farmacia
Carmen Adrián Enfermera. Departamento de Pediatría CLINICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA Posiciones - Posición materna Elegir la postura en la que la madre se encuentre mas cómoda: sentada, tumbada de lado o decúbito supino. Si le han practicado una cesárea o su periné esta muy doloroso, quizás sea esta última posición la más recomendable. - Posición del lactante (RN) Son muy importantes las posiciones del cuerpo del niño y de su boca. El cuerpo del niño deberá estar hacia el cuerpo de la madre (abdomen con abdomen) y la boca del lactante enfrente del pezón, con el cuello ligeramente extendido. La boca del bebé deberá abarcar no solo el pezón sino gran parte de la areola con el objeto de llegar a los senos lactíferos. El niño mama del pecho, no del pezón. Proceso de amamantamiento El lactante será el que marque el ritmo de la toma. A medida que la toma progresa, las pausas son más frecuentes y duran más, la leche al principio de la toma es más abundante en cantidad pero más diluida que la leche del final de la toma que tiene más contenido graso (calorías). La duración por toma de cada mama, la marca el lactante. No es recomendable cambiarle de pecho a los diez minutos (excepto en las primeras 24 horas). Deberá controlarse el peso del niño una vez al día (por la mañana). Pautas favorecedoras para la extracción de leche: Calor local 10 minutos (secador, ducha, compresas, manta eléctrica). En algunas situaciones o si lo necesita expresión manual masaje desde la base de la mama hacia el pezón (masajes rotativos). Saca leches de control manual. Como medida higiénica de los pezones nos limitaremos a la ducha diaria. Es necesario un sujetador lo suficientemente grande para no comprimir el pecho pero sí para sujetar. Problemas - Pezones doloridos. Tratamiento: Corrección de la postura del niño. Comenzar siempre por el pecho no doloroso. - Pezones con grietas. Tratamiento: Impregnar el pezón con leche materna secándolo posteriormente con secador. Utilizar pezonera de cera de abeja (modelar mediante calor la pezonera de manera que esté en contacto directo con la piel del pezón impidiendo así que la leche quede retenida en la misma y así evitar la maceración por la continua humedad a la que se veía sometido el pezón). Protector recoge-leches, para mantener el pezón libre de roces y de humedad. - Reacciones locales. Pueden producirse por: cremas corporales, jabones y suavizantes de ropa. Tratamiento: evitar su utilización. - Pezón plano y pezón invertido. Pueden dificultar la lactancia. Tratamiento: en el momento de la toma se estimularán los pezones con los dedos o con un sacaleches de modo que se facilite al lactante la toma del pecho. Este problema requiere ayuda especialmente en la colocación del niño al pecho. - Ingurgitación. Suele tener lugar del segundo al cuarto día del posparto, por la congestión vascular y edema. Puede cursar con fiebre materna. Tratamiento: Corregir la postura de amamantamiento. Controlar que tras la toma los pechos queden blandos y vacíos. Si es necesario se facilitara la extracción de la leche de la forma anteriormente expuesta. No es necesario restringir la ingesta de líquidos. - Mastitis (Inflamación del pecho): Mastitis no infecciosa. Causas: traumatismos, sujetador inadecuado (compresión), posición incorrecta del niño al pecho. Tratamiento con analgésicos, antiinflamatorios y/o antitérmicos. Sin interrupción del amamantamiento. Mastitis infecciosa. Causa: mala técnica de succión, lo que provoca lesiones en el pezón, pudiendo ser puerta de entrada de diversos microorganismos. Cursa con dolor, rubor y calor local. Tratamiento: Antibióticos, analgésicos y/o antitérmicos. Sin interrupción del amamantamiento, comenzando siempre con el pecho sano, la leche del lado lesionado deberá ser extraída manualmente o con sacaleches. Se aplicarán bolsas de hielo para aliviar el dolor y un sujetador que soporte, sin provocar lesión dolorosa. - Niño que vomita leche con restos de sangre. Vigilar si existe daño en el pezón (ya que la causa más frecuente es por ingesta de sangre debido a una grieta o herida). Tratamiento: Control de la técnica de amamantamiento. - Candidiasis del pezón Se inicia tras un periodo de alimentación sin molestias. Puede empezar con dolor tras la toma irradiada hacia el pecho. Hay inflamación y dolor en pezón y areola durante las tomas. El lactante puede tener candidiasis bucal y/o anal. El tratamiento debe ser simultáneo en la madre y en el hijo. Limpiaremos la boca del niño con una gasa impregnada en solución bicarbonatada, seguidamente aplicaremos la preparación fungicida (Mycostatín®). En los pezones maternos nos limitaremos tan sólo a la aplicación del preparado fungicida. Otras situaciones - Cesárea No supone impedimento alguno para el amamantamiento. La madre necesitará más ayuda en la colocación del niño al pecho. Una posición adecuada es la de acostada en la cama. - Gemelos La naturaleza es generosa e inicialmente muchas mujeres tienen leche para alimentar a los dos niños, siempre que ambos mamen bien. Lo ideal es ir alternándolos de pecho, en cada toma. Se puede dar por individual o a los dos a la vez, la madre necesitará mayor apoyo en las primeras tomas. - Niños prematuros La madre necesitará una ayuda especial. - La administración de la leche se realizará por sonda nasogástrica, ya que el lactante no tiene capacidad para succionar. - Se permitirá a los niños succionar, intermitentemente, una tetina ciega, ya que esto mejora la absorción de la leche en el lactante, posiblemente debido a la producción de lipasa lingual durante la succión. - Permitir a los niños prematuros mamar del pecho de su madre tan pronto estén preparados ya que de este modo encuentran la lactancia materna mucho menos agotadora que la alimentación al biberón. - Los niños son competentes neurológicamente y están capacitados para succionar y tragar desde la 32ª semana de gestación. Incluso los bebés de apenas 1300-1400 gr pueden mamar con éxito si personal sanitario está bien preparado. Pautas de extracción y conservación de leche: - La madre se extraerá la leche con ayuda del sacaleches cada 3 horas. - Guardar en frigorífico en recipientes de plástico (la adhesión de los leucocitos al vidrio los altera) - Es posible acumular en un mismo recipiente la leche extraída en el mismo día. Es aconsejable para el control de los recipientes el nombre del niño y fecha de extracción del mismo. - Nunca debe calentarse la leche materna al fuego o en microondas, basta con templarla colocándola bajo el grifo de agua tibia. - No mezclaremos nunca la leche fría guardada en el frigorífico con la recién extraída, esperaremos a que ambas alcancen la misma temperatura. Cómo inhibir la lactancia una vez instaurada Aunque la mayor o menor dificultad dependerá del número de tomas las pautas generales serán: - Poniendo al bebé lo menos posible al pecho o haciéndolo de forma irregular evitaremos la estimulación del pecho. - Extracción manual de la leche que queda retenida con aplicación previa de calor y masajes. (Evitando así que la leche retenida sirva de caldo de cultivo a posibles infecciones). - Valorar la necesidad de tratamiento farmacológico.
Martes, 30 Noviembre 1999 | 9798 hits | Imprimir | PDF |  E-mail | Report


JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL


Powered by AlphaContent 4.0.15 © 2005-2016 - All rights reserved

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés