English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza

Chaparral (Larrea Tridentata (DC) gobernadora, larrea divaricata Cav) y ?cido nordihidroguaiar?tico (NDGA)

Historia

 

El chaparral es un arbusto que se encuentra en las regiones desérticas del suroeste de los Estados Unidos y México. Las poblaciones de nativos americanos lo utilizaban para el tratamiento de la varicela, resfriados, diarrea, calambres menstruales, dolor, enfermedades reumáticas, afecciones cutáneas, mordeduras de serpientes, así como un emético. El té de chaparral también se utilizaba por su aparente efectividad al quitar los residuos de la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) y de esta manera, evitar las alucinaciones recurrentes. Las hojas de chaparral también se han usado de manera externa para el tratamiento de moretones, raspaduras, heridas y para el crecimiento del cabello.

 

El ácido nordihidroguaiarético (NDGA), un componente del chaparral, ha sido evaluado en el tratamiento del cáncer, aunque no se considera seguro por su riesgo de toxicidad. Por ello no se recomienda su uso.

 

Sinónimos

 

Chaparral taxa, té de chaparral, chaparro, arbusto de creosota, creosota, roble enano siempreverde, gobernadora, falsa alcaparra, geroop, obernadora, greasewood, guamis, gumis, hediondilla, hideonodo, jarillo, kovanau, kreosotstrauch, larrea,  Larrea Divaricata, Larrea Glutinosa ,  Larrea Mexicana , moric,  Larrea Tridentata,  palo ondo, shoegoi, sonora covillea, tasago, ya-tmep, yah-temp, zygophyllaceae.

 

Evidencia

 

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Uso basado en evidencia científicaGrado*
Cáncer

 

El chaparral y uno de sus componentes, el ácido nordihidroguaiarético (NDGA) tienen propiedades antioxidantes ("captación de radicales libres"), se han propuesto como tratamientos contra el cáncer. Sin embargo, tanto el chaparral como el NDGA se asocian con casos de insuficiencia renal y hepática, cirrosis del hígado, quistes renales y cáncer del riñón en los seres humanos. A consecuencia de estos reportes, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA) retiró el chaparral de su listado de productos "en general reconocidos como seguros" (GRAS, en inglés) en 1970. Se consideran el chaparral y el NDGA en general como inseguros y no se recomienda su uso.
C

 

*Referencia para los grados:
A: Sólida evidencia científica para este uso;
B: Buena evidencia científica para este uso;
C: Dudosa evidencia científica para este uso;
D: Aceptable evidencia científica contra este uso;
F: Sólida evidencia científica contra este uso.

 

Razones para los grados

Usos basados en la tradición o teoría
Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Calambres abdominales, aborto, abortifaciente, acné, queratosis actínica, alergias, antibacterial, antiinflamatorio, antioxidante, antiparásitos, antiséptico, antitumoral, antiviral, artritis, trastornos del sistema inmunológico, "purificador de la sangre," calambres intestinales, cáncer de seno, problemas respiratorios, bronquitis, moretones, quemaduras, bursitis, cáncer, prevención de caries (enjuague bucal), varicela, trastornos del sistema nervioso central, herpes labial, resfriados, tos, trastornos cutáneos crónicos, citomegalovirus, citotóxico, caspa, descomposición, diabetes, diarrea, suplemento dietético, diurético (incrementa el flujo de la orina), gripe, aditivo de alimentos, disentería, dismenorreico, enteritis, virus de Epstein-Barr, abandono de etanol, fertilidad, gases, trastornos gastrointestinales, tónico capilar, alucinaciones (inclusive a causa de ingestión de "LSD"), acidez, virus del herpes simplex, virus del herpes zoster, hipoglicémico, estimulación de la función inmunológica, impétigo, indigestión, influenza, efectos inhibitorios, problemas del intestino, sarcoma de Kaposi, leucemia, limpiador del hígado, función metabólica del hígado, melanoma, calambres menstruales, neuritis, cáncer de ovario, coyunturas dolorosas, dolor, parásitos, cataplasma, síndrome premenstrual, soriasis, rancidez, infecciones del tracto respiratorio, enfermedades respiratorias y reumáticas, ciática, raspaduras, trastornos cutáneos, infecciones de la piel, dolor por picadura de serpiente, úlcera del estómago, tuberculosis, diabetes tipo 2, infecciones del tracto urinario, enfermedad venérea, vómito, cicatrización de heridas.

Dosificación

 

Las siguientes dosis están basadas en investigaciones científicas, publicaciones, uso tradicional u opinión experta. Hay muchas hierbas y suplementos que no se han sometido a pruebas exhaustivas, por lo que su seguridad y eficacia no se puede demostrar. Las marcas podrían prepararse de manera diferente, con ingredientes variables, incluso dentro de la misma marca. Es posible que las siguientes dosis no correspondan a todos los productos. Deberá leer las etiquetas del producto y analizar la dosis con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia.

Adultos (18 años y mayores)
No se ha establecido una dosis segura. Se han usado dosis pequeñas de té. Por ejemplo, 1 cucharadita de hojas y flores de chaparral remojadas en 1 pinta (1/2 litro) de agua, por 15 minutos, de 1-3 tazas diariamente hasta un máximo de varios días. También se ha preparado té de chaparral remojando 7-8 gramos de hojas secas, tallos y ramitas desmenuzados en un cuarto de galón de agua caliente. Como extracto de agua, podrían consumirse de una a tres tazas de té de chaparral por día durante un período de dos a tres semanas, aunque esto no es aconsejable.

 

También se ha usado en tintura, por ejemplo 20 gotas hasta tres veces al día. Estos preparados pueden asociarse con menos efectos tóxicos y es posible que contengan menos compuestos alérgenos que las cápsulas o tabletas. También se ha sugerido la presentación del chaparral en forma de aceite o de polvo, aplicándolo varias veces al día en el área de la piel afectada.

 

No se recomienda la toma de cápsulas o tabletas porque pueden contener dosis más grandes que crean un efecto tóxico. Parece que las cápsulas y tabletas generan una exposición a los lignanos que puede acarrear un efecto tóxico, el cual parece ser mayor que con el té de chaparral.

 

Niños (menores de 18 años)
No se recomienda el uso del chaparral en niños debido a la carencia de información científica y a su potencial efecto tóxico.

 

Seguridad

 

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) no regula las hierbas y suplementos de manera estricta. No hay garantías respecto a la potencia, pureza o seguridad de los productos, y los efectos podrían variar. Lea siempre las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva. Consulte con un proveedor médico de inmediato si sufre efectos secundarios.

Alergias
Las personas con alergia/hipersensibilidad al chaparral o a cualquiera de sus componentes, incluyendo el ácido nordihidroguaiarético (NDGA), nor-isoguaiasina, ácido dehidroguaiarético, ácido dehidroguaiarético parcialmente dimetilado y dimetoxiisoguaiasina pueden tener reacciones alérgicas al chaparral.

 

Existen reportes de casos de seres humanos con hipersensibilidad alérgica (dermatitis por contacto) al chaparral y a su resina.

 

Efectos secundarios y advertencias
Se asocial el chaparral con múltiples y serios efectos adversos, potencialmente fatales tanto en animales como en seres humanos. Los animales a los que se suministró ácido nordihidroguaiarético (NDGA), un componente del chaparral, desarrollaron quistes renales o gastrointestinales y muerte de las células del hígado. En los humanos, se asocia el chaparral con insuficiencias renales y hepáticas, cirrosis del hígado, quistes renales y cáncer de riñón. Se reportan casos de fiebre y erupciones en seres humanos por el uso del chaparral. La exposición a los lignanos que puede crear efectos tóxicos, parece ser mayor con cápsulas o tabletas que con cocciones de té de chaparral. La FDA retiró el chaparral de su listado de productos "en general reconocidos como seguros" (GRAS, en inglés) en 1970, y considera que el chaparral no es seguro. Al utilizarse el chaparral, puede ocurrir elevación de las enzimas del hígado o de las pruebas de la función renal (creatinina sérica).

 

Con base en un estudio en animales, el chaparral puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución para pacientes con diabetes o hipoglicemia y para aquellos que estén tomando drogas, hierbas o suplementos que afecten el azúcar en la sangre. Se deben supervisar cuidadosamente los niveles séricos de glucosa y puede hacerse necesario un ajuste de los medicamentos. Puede ocurrir un agravamiento del hipotiroidismo.

 

Embarazo y lactancia
No existe suficiente evidencia científica que apoye el uso seguro de cualquier dosis de chaparral durante el embarazo o la lactancia.

 

El chaparral puede inhibir la ovulación y disminuir la posibilidad de que las mujeres queden en embarazo.

 

Interacciones

 

La mayoría de las hierbas y suplementos no se han probado completamente en cuando a la interacción con otras hierbas, suplementos, drogas o alimentos. Las interacciones que se señalan a continuación se basan en informes y publicaciones científicas, experimentos de laboratorio o uso tradicional. Siempre debe leer las etiquetas del producto. Si usted padece de alguna afección, o si está tomando otras drogas, hierbas o suplementos, deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de iniciar una terapia nueva.

Interacciones con drogas
Con base en reportes de estudios en animales y seres humanos, se asocia el chaparral con lesiones, quistes, cáncer e insuficiencia del riñón. En teoría, debe evitarse el uso del chaparral conjuntamente con otros agentes que se sabe que alteran la función renal o inducen a su toxicidad. Se incluyen los sulfa antibióticos, antibióticos aminoglicósidos, inhibidores COX-2, NSAID y varias drogas diversas. Si usted está tomando otros medicamentos y está considerando tomar chaparral, debe consultarlo con un profesional en cuidados de la salud. Con base en reportes de casos de estudio en animales y seres humanos, se asocia el chaparral con lesiones hepáticas. En teoría, debe evitarse el uso del chaparral con otros agentes que se sabe que inducen un efecto tóxico en el hígado. Ejemplos incluyen amiodarona, carmustina, danazol, fluoximesterona, isoniacida, ketoconazol, mercaptopurina, metotrexato, metiltestosterona, oxandrolona, oxymetolona, plicamicina, estanozolol, tacrina, testosterona y ácido valproico.

 

Con base en un estudio en animales, se encontró que el chaparral puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se utiliza conjuntamente con medicamentos que puedan disminuir el azúcar en la sangre. Los pacientes que estén tomando drogas para la diabetes por vía oral o utilicen insulina, deben ser supervisados de cerca por un profesional en cuidados de la salud. Puede hacerse necesario un ajuste en los medicamentos. Con base en un estudio en seres humanos, se reporta que el chaparral puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con drogas que incrementen este riesgo. Algunos ejemplos incluyen aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetarias como clopidogrel (Plavix®), y drogas sin esteroides y antiinflamatorias como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

 

Con base en investigaciones en animales, se encontró que el chaparral puede interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertas drogas usando el sistema enzimático del hígado "citocromo P450". Como resultado de ello, los niveles de estas drogas pueden incrementarse en la sangre y pueden causar efectos incrementales o reacciones adversas potencialmente severas. Si usted está tomando cualquier medicamento, revise el inserto del paquete y consulte acerca de las posibles interacciones con un profesional del cuidado de la salud, o un farmaceuta. Con base en el historial de uso se sabe que el chaparral puede interactuar con inhibidores de la monoamina oxidasa, tales como isocarboxazida (Marplan®), fenelcina (Nardil®) y tranilcipromina (Parnate®).

 

El chaparral puede agravar úlceras gástricas inducidas por indometacina e inhibir el metabolismo de drogas barbitúricas tales como el fenobarbitol. Aunque no se ha comprobado, puede alterar los efectos de los medicamentos para la tiroides.

 

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos
Con base en reportes de casos de estudios en animales y seres humanos, se asocia el chaparral con lesiones, quistes, cáncer e insuficiencia renal. En teoría, debe evitarse el uso del chaparral conjuntamente con otras hierbas o suplementos que se sabe que alteran la función renal o inducen efectos tóxicos, como agentes con niveles altos de taninos. Con base en reportes de casos de estudio en animales y seres humanos, se asocia el chaparral con lesiones renal. En teoría, debe evitarse el uso del chaparral con otras hierbas o suplementos que induzcan efectos tóxicos en el hígado.

 

Con base en un estudio en animales, se encontró que el chaparral puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usa con hierbas y suplementos que también puedan disminuir el azúcar en la sangre. Puede ser posible que se requiera supervisar los niveles de glucosa de la sangre y ajustar las dosis.

 

Con base en un estudio en seres humanos, se encontró que el chaparral puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma en conjunto con otras hierbas y suplementos que se considera que incrementan este riesgo. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de  ginkgo biloba , menos casos con ajo y dos casos con palma enana americana. Otros numerosos agentes pueden, en teoría, incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

 

Con base en estudios en animales, el chaparral puede interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos usando el sistema enzimático del hígado "citocromo P450". Como consecuencia, los niveles de otras hierbas o suplementos en la sangre pueden ser muy altos. También puede alterar los posibles efectos que otras hierbas o suplementos tengan en el sistema P450.

 

Aunque no se ha comprobado, puede alterar los efectos de los medicamentos para la tiroides.
fuente : medlineplus.gov


Comparte esta información
Digg! Reddit! Del.icio.us! Google! Live! Facebook! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés