English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza

Cáncer de colon

¿Qué es?

El colon o intestino grueso es la parte final del intestino. Tiene forma de tubo y su interior está cubierto de una delgada lámina llamada mucosa. La mucosa está formada de células. Cuando una de estas células se transforma en maligna y empieza a multiplicarse sin control surge el cáncer de colon.

 

¿Cuáles son sus causas?

La formación de un cáncer de colon es un proceso en etapas que comienza con la aparición de un pólipo que posteriormente sufre transformaciones hacia la malignidad. Aproximadamente el 80% de los casos son esporádicos, pero el 20% tiene una influencia genética, con mayor riesgo familiar en los que es necesario un mayor seguimiento y control.

El inicio y la evolución de este proceso depende de la interacción entre factores genéticos y ambientales. En la inmensa mayoría de los casos de cáncer de colon predominan los factores ambientales. Si se identificasen estos factores muchos cánceres colorrectales podrían ser prevenidos.

Existen distintos factores de riesgo en relación al cáncer de colón: el consumo de grasas y de carnes rojas, sobre todo en conserva, embutidos o carnes preparadas; la obesidad, el tabaquismo y el consumo elevado de alcohol así como la diabetes asociada a la obesidad. Los pacientes con enfermedad de Crohn y Colitis ulcerosa tiene mayor riesgo con respecto a la población general, sobre todo, en la enfermedad de Crohn (riesgo 20 veces superior).

 

¿Qué probabilidades hay de padecer cáncer de colon?

El cáncer de colon es el tercer tipo de cáncer más frecuente. Un 6 por ciento de la población lo padecerá a lo largo de toda la vida. El riesgo es mayor en las personas con algún familiar afectado. Cuando en una familia hay varios casos de cáncer de colon, o de cáncer de colon y útero, es necesario realizar un estudio familiar que descarte un síndrome de predisposición hereditaria. Aunque el cáncer de colon se suele presentar a partir de los 50 años, también lo pueden padecer personas más jóvenes.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

En muchos casos, los síntomas no aparecen hasta que la enfermedad está avanzada. Los más frecuentes son los cambios del ritmo intestinal, como estreñimiento o diarrea; la aparición de sangre en las heces y el dolor abdominal.

Los cánceres del colon próximos al intestino delgado, se suelen manifestar por una anemia debida a la pérdida crónica de sangre, y la subsiguiente fatiga, disnea o palpitaciones.

Otros síntomas inespecíficos, como debilidad y pérdida de apetito y peso, también pueden estar presentes.

 

¿Cómo se diagnostica?

La prueba definitiva en un paciente con síntomas es la colonoscopia. Con esta prueba se ve el interior del intestino y se pueden tomar biopsias de las zonas sospechosas.

Otras pruebas son útiles en casos concretos. El TAC, permite evaluar la presencia de metástasis o la afectación de órganos vecinos y ganglios. La radiografía, la resonancia nuclear magnética o la ecografía pueden ser utiles para facilitar la identificación de metástasis en determinadas zonas.

 

Estadios del cancer de colon

  • Etapa 0: cáncer muy incipiente en la capa más interna del intestino
  • Etapa I: cáncer en las capas internas del colon
  • Etapa II: el cáncer se ha diseminado a través de la pared muscular del colon
  • Etapa III: el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos
  • Etapa IV: el cáncer se ha diseminado a órganos distantes

 

¿Cuál es el tratamiento?

Depende fundamentalmente de la fase en la que se encuentre la enfermedad en el momento del diagnóstico.

El tratamiento quirúrgico, con la extirpación del tumor, es el único tratamiento curativo. La extensión de la zona a extirpar, depende del grado de avance o extensión del tumor, desde la extirpación de un pólipo si el cáncer no invade todavía la mucosa intestinal, a la resección quirúrgica de parte del colon.

Cuando el tumor está localizado en el colon, la operación que se realiza generalmente es la resección segmentaria, que consiste en la extirpación del tumor y un segmento de tejido normal a cada lado del cáncer.

En cuanto al cáncer de recto, según sea el tramo afectado así se realizará una técnica u otra. Cuando el tumor se encuentra por encima de los 7-8 cm desde el canal anal, cerca de la unión del recto y colon, se realizará una resección anterior baja. Con ella se extirpará la parte donde está el cáncer y se unirá el recto con el colon. Si el tumor se encuentra localizado más cerca del ano, es necesario una resección abdominoperineal. Tras ésta, será necesaria una colostomía pues no se puede conseguir la unión del recto con el colon.

Casi todos los pacientes con cáncer de colon en la etapa III deben recibir quimioterapia después de la cirugía aproximadamente durante 6 a 8 meses. La quimioterapia también se utiliza para tratar pacientes con cáncer de colon en etapa IV. El irinotecan, el oxaliplatino y el 5-fluorouracilo son los 3 medicamentos que se utilizan con más frecuencia.

La radioterapia tiene un papel importante en el tratamiento del cáncer de recto, mientras que en el de colon no se emplea de forma rutinaria. Para el cáncer del recto, se administra para prevenir que el cáncer recurra en el lugar donde se originó.

Los anticuerpos monoclonales como el cetuximab, el panitumumab y el bevacizumab, se pueden utilizar solos o en combinación con la quimioterapia.

 

¿Tiene curación?

En las etapas iniciales de la enfermedad las posibilidades de curación definitiva tras la intervención son del 90 por ciento. Esta probabilidad disminuye conforme más avanzada se encuentra en el momento del diagnóstico. Por este motivo, las dos principales formas de reducir la mortalidad del cáncer de colon son la prevención y el diagnóstico precoz.

 

¿Puede prevenirse?

La dieta con abundante fibra y pocas grasas, rica en frutas, vegetales y calcio puede reducir el riesgo de cáncer de colon. También la realización habitual de ejercicio físico moderado reduce el riesgo. Hoy día se están realizando estudios para llegar a saber el papel preventivo de la aspirina y sus derivados, algunos suplementos vitamínicos y otros fármacos.

 

¿Puede diagnosticarse antes de que produzca síntomas?

Existen varias pruebas que pueden permitir el diagnóstico precoz del cáncer de colon:

  • El test de la sangre oculta en heces detecta pequeñas cantidades de sangre en las heces que no son observables a simple vista. Si el test es positivo hay que hacer una colonoscopia. Su realización anual desde los cincuenta años aumenta las posibilidades de diagnóstico precoz.
  • La sigmoidoscopia permite ver el interior de la última parte del intestino. Aquí se asientan las dos terceras partes de los cánceres de colon. Se recomienda hacerla cada cinco años desde los cuarenta o cincuenta años.
  • La colonoscopia es la prueba más sensible pero también la más agresiva y molesta para el paciente. Observa todo el interior del intestino grueso y permite tomar biopsias y extirpar pólipos consiguiendo simultáneamente el diagnóstico precoz y la prevención. Se suele recomendar a personas con algún síntoma o con antecedentes familiares, pero cada vez son más quienes se la realizan para descartar esta enfermedad. Con esta última finalidad se recomienda hacerla cada cinco o diez años desde los cuarenta o cincuenta años. En las personas con importantes antecedentes familiares se recomienda iniciar los estudios a edades más tempranas.


Comparte esta información
Digg! Reddit! Del.icio.us! Google! Live! Facebook! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés