English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza

Hemorroides

Enfermedad venosa de los miembros inferiores
L
a noción de enfermedad venosa de los miembros inferiores expresa el conjunto de perturbaciones hemodinámicas a nivel sanguíneo que aparece cuando se produce un mal funcionamiento del sistema venoso. Esta patología, predominantemente femenina (2/3 mujeres frente a 1/3 hombres), es muy frecuente, ya que alcanza aproximadamente al 40 ٪ de la población de los países desarrollados.
Frecuentemente se manifiesta con la aparición de un discreto edema en los miembros inferiores, acompañado de una sensación de pesadez de piernas. También puede aparecer por un éstasis venoso crónico superficial que puede ir de la simple varicosidad (arborescencia de minúsculas venas intradérmicas rojas y azules) a la variz compleja.
Las complicaciones de la enfermedad venosa pueden ser de tipo:
Circulatorio: trombosis varicosa o periplexia,
Trófico: angiodérmica y úlcera varicosa.
1. Las venas
Las venas son estructuras tubulares que asegura el retorno de la sangre al corazón. Como todos los vasos conductores, están protegidas por células del endotelio, pero se diferencian de otros vasos en que poseen, de forma específica, pliegues internos que corresponden a válvulas. Estas válvulas facilitan la circulación desde la zona más inferior a la más elevada, impidiendo que la sangre refluya hacia los pies. El sistema valvular permite a la vena luchar contra la presión hidrostática y la fuerza de la gravedad. La pared de una vena tiene un espesor dos veces menor que la de la arteria.
Está formada por un tejido especializado en la contención y compuesto por:
Células musculares lisas,
Fibras elásticas,
Fibras de colágeno y de proteoglicanos específicos.
2. El sistema venoso
El sistema venoso de los miembros inferiores contiene esquemáticamente dos redes:
Una red venosa profunda y una red venosa superficial.
La red venosa profunda es la que envuelve a las arterias. Está rodeada por la masa muscular. Esta red drena un 90 ٪ de la sangre venosa de los miembros inferiores.
La red venosa superficial es visible bajo la piel, se encuentra mal protegida y fuera del músculo. No asegura el retorno de la sangre más que en un 10 ٪, y es la causante de varias enfermedades venosas de los miembros inferiores. Esta red está compuesta esencialmente de venas safenas internas y externas. La red venosa superficial está unida a las venas profundas por las venas perforantes que se encargan de drenar la sangre de la superficie hacia las zonas más profundas.
3. La circulación venosa
La circulación venosa está regida por dos tipos de mecanismos: los mecanismos llamados pasivos y, por oposición, los mecanismos activos.
Los mecanismos pasivos
El retorno de la sangre venosa está determinado por la diferencia de presión entre la periferia y el corazón (aurícula derecha). La presión venosa depende de varios factores:
La presión arterial
Es el impulso de la sangre arterial que conlleva la movilización de la sangre venosa. El sistema arterial está ligado al sistema venoso por los capilares. Cuando el grado de abertura de las arteriolas capilares aumenta, la presión venosa aumenta y viceversa.
Factores predisponentes

Factores predisponentes específicos de la patología hemorroidal son:
Cualquier aumento de la presión intra-abdominal:
- Defecación.
- Estornudo.
- Tos.
- Embarazo.
Exceso alimenticio, en particular comidas fuertemente condimentadas, bebidas alcohólicas, café fuerte.
Problemas de tránsito que pueden provocar continuos traumatismos de las paredes venosas: estreñimiento o diarrea.
Ciertos deportes como es el caso de: equitación, ciclismo, motociclismo.
Largos viajes en coche.
También hay que tener en cuenta que, a veces, las hemorroides pueden ser también manifestaciones sintomáticas de patologías subyacentes como:
Lesiones pélvicas que forman un obstáculo: cáncer o tumor recto-sigmoidal, utero-ovárico o prostático.
Cirrosis, con hipertensión portal.
Cuando la dilatación de la red venosa anal es moderada, las hemorroides son generalmente asintomáticas. Por el contrario, cuando esta dilatación se acentúa, las hemorroides son dolorosas (accesos congestivos) e inclusive complicadas.
Las complicaciones de la enfermedad hemorroidal son:
Hemorragia local.
Prolapso del paquete varicoso.
Trombosis.
Pólipo hemorroidal

Tratamiento

El tratamiento de las hemorroides puede ser tan sólo medicinal o médico-quirúrgico (esclerosis o cirugía). En este capítulo trataremos tan sólo los tratamientos médicos.
1. Reglas higieno - dietéticas
Es interesante seguir algunas medidas dietéticas simples para prevenir los accesos hemorroidales:
Eliminar los alimentos predisponentes, suprimir las especias, el alcohol, el café o el té en exceso.
Luchar contra el estreñimiento o la diarrea.
Prohibir los laxantes irritantes.
Higiene local con jabón no irritante.
Aportar fibra a la dieta, para evitar el estreñimiento.
2. Tratamientos locales
Existen numerosas preparaciones de uso local, bajo forma de pomadas para el acceso hemorroidal. Estos tratamientos son considerados sólamente como coadyuvantes.
3. Fitoterapia
En la crisis hemorroidal aguda usaremos esencialmente plantas con actividad vitamínica P y con raninos, como es el caso del Ciprés, Castaño de Indias y Vid roja, ya descritas en este volumen.

Plantas adecuadas para esta enfermedad
CIPRÉS Cupressus sempervirens L.
CASTAÑO DE INDIAS Aesculus hippocastanum L.
VID ROJA Vitis vinifera L. (variedades tinctoria)
HAMAMELIS Hamamelis virginiana L.
RUSCO Ruscus aculeatus L.

Fuente infito



Comparte esta información
Digg! Reddit! Del.icio.us! Google! Live! Facebook! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés