English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza

Casta?o de Indias

Aesculus hippocastanum L., perteneciente a la familia Hippocastanaceae , es conocido con los nombres vulgares de castaño de Indias, castaño loco o falso castaño. Es un árbol de hoja caduca originario de Asia menor, Grecia, Albania y Bulgaria, ampliamente repartido por todo el mundo ya que se cultiva como ornamental, en paseos, parques y jardines, debido a su porte y a su capacidad de resistencia a las condiciones ambientales. El nombre de la especie en latín ( hippocastanum ), procede casi con total seguridad del uso que hacían de sus semillas los palafreneros en los Balcanes para lavar la piel de los caballos, aunque algunos autores opinan que se debe a la utilización de dichas semillas como forraje para los equinos.

Este árbol que puede alcanzar hasta 30 m de altura, posee hojas opuestas, palmeado-compuestas, largamente pecioladas y con 5-7 foliolos. Las flores zigomorfas están dispuestas en inflorescencias (racimos terminales). Sus frutos son cápsulas espinosas, dehiscentes, que contienen en su interior las semillas o “castañas de Indias” en número de una a tres.

En terapéutica se emplean las semillas y las cortezas del tronco y ramas, pero a nivel venoso presentan mayor interés las semillas, encontrándose un número mucho mas elevado de publicaciones científicas sobre la actividad de las mismas, por lo que nos referiremos únicamente a ellas. De hecho las monografías publicadas competen solo a la semilla, estando incluida en las de ESCOP, la OMS y la Comisión E alemana, aunque no figura en Farmacopea europea.

Respecto a su composición química, los cotiledones presentan un elevado contenido en almidón, lípidos, flavonoides (quercetina, kenferol y sus heterósidos), esteroles, aceite esencial, bases púricas y como principios activos alrededor del 10 % de saponósidos triterpénicos derivados del olean-12(13)-en, principalmente aescina (o escina), mezcla de heterósidos derivados de protoescigenina y de baringtogenol-C. Ambas geninas están polihidroxiladas en los carbonos 3, 16, 21, 22 y 28, la protoescigenina lleva además otro hidroxilo en C-24. Los hidroxilos de las posiciones 21 y 22 se encuentran esterificados por ácidos alifáticos de bajo peso molecular. Se han identificado en la escina mas de 30 saponinas diferentes. ESCOP y OMS indican que las semillas deben contener como mínimo un 3% de heterósidos triterpénicos expresados como escina anhidra. Por su parte, los tegumentos seminales contienen proantocianidoles.

Desde el siglo XVIII se conocen sus propiedades terapéuticas, habiéndose atribuido actividad febrífuga y posteriormente, desde finales del XIX, actividad antihemorroidal. En la actualidad se considera como antiedematoso, antiinflamatorio, antiexudativo y vasoprotector, principalmente debido a la presencia de escina, por lo que se emplea en varices, flebitis y hemorroides.

Numerosos ensayos se han llevado a cabo para comprobar los efectos de las semillas del Castaño de Indias, tanto farmacológicos ( in vivo e in vitro ) como ensayos clínicos y meta-análisis, principalmente en IVC. Igualmente se encuentran en la bibliografía numerosos trabajos sobre la actividad de la escina aislada. Por medio de estos estudios se han verificado sus propiedades venoconstrictoras, antiedematosas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Pittler y Ernst publican periódicamente meta-análisis sobre la utilización del extracto de semillas del castaño de Indias para tratar la insuficiencia venosa crónica. En la última de dichas publicaciones, han revisado su eficacia y seguridad versus placebo o el tratamiento de referencia para la IVC. Tras una búsqueda exhaustiva en las bases de datos, han incluido en el estudio los ensayos clínicos aleatorizados con monopreparados orales del extracto (incluidos ensayos publicados hasta el año 2005). El resultado de esta revisión sistemática sugiere que este tratamiento, a corto plazo, es seguro y eficaz, mejorando los síntomas en pacientes con IVC, disminuyendo el dolor y el edema y, con pocos efectos adversos. Por tanto, de acuerdo con los datos publicados la relación riesgo/beneficio del tratamiento de la IVC con el extracto a corto plazo es positiva. Sin embargo, los autores creen necesario la realización de mas ensayos rigurosos para poder asegurar sus efectos beneficiosos y determinar su seguridad. En algunos ensayos clínicos se ha comprobado una eficacia antiedematosa similar a la obtenida empleando métodos físicos como la compresión.

Una afección dermatológica bastante frecuente y muchas veces descuidada es la ulceración venosa crónica en las piernas. Estas úlceras pueden llegar a ser incapacitantes. El extracto de semillas de castaño de Indias puede atenuar la patogénesis de la IVC precursora de la ulceración, por lo que puede acelerar la curación de las heridas y reducir la recurrencia de las úlceras, como se ha demostrado recientemente en un ensayo clínico triple ciego aleatorizado y controlado frente a placebo. Aunque los resultados no han sido estadísticamente significativos, probablemente debido a algún defecto del planteamiento del ensayo, como el número pequeño de pacientes, los autores del trabajo indican la utilidad del extracto en este campo. Asimismo, valoran positivamente el coste del tratamiento frente al placebo justificando desde un punto de vista económico su utilización.

Respecto a la escina, al igual que la semilla de la que procede, su principal indicación clínica es en el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, por lo que la mayor parte de los trabajos se han realizado para establecer dicha indicación. A la escina se atribuyen propiedades antiedematosas, antiinflamatorias y venotónicas, que parecen ser debidas a un mecanismo de acción molecular relacionado con la permeabilidad vascular a nivel de canales iónicos que da como resultado un aumento del tono arterial y venoso. Numerosos ensayos farmacológicos in vivo e in vitro , así como ensayos clínicos aleatorizados y controlados han demostrado la eficacia terapéutica de la escina en insuficiencia venosa crónica, hemorroides y edema postoperatorio.

La escina inhibe la actividad de la elastasa y la hialuronidasa, enzimas que participan en la degradación de los proteoglicanos alterada en los procesos varicosos, por lo que reduce el edema al disminuir la filtración transcapilar de agua y proteínas. El proteoglicano constituye una parte del endotelio capilar y es el componente principal de la matriz extravascular. Por otra parte, la capacidad de la escina para incrementar el tono venoso podría estar relacionada con un aumento en la síntesis de PGF 2alfa o con la activación de receptores alfa adrenérgicos.

En anillos de aorta de rata se ha estudiado si la escina, como otros agentes que protegen el endotelio, es capaz de influir en la relajación arterial inducida por acetilcolina. También se ha determinado si es capaz de contraer el músculo liso arterial, algo hasta ahora no comprobado. Efectivamente, en arteria de rata, la escina presenta acción protectora del endotelio y efecto contráctil directo. Asimismo, en un modelo in vitro de hipoxia con células vasculares endoteliales humanas, se ha comprobado que el tratamiento previo de dichas células con escina, previene de manera dosis-dependiente, la acción del cloruro de cobalto sobre VCAM-1 y PECAM-1 además de preservar la morfología celular endotelial. También reduce la liberación de IL-6 del endotelio vascular activado por LPS.

En otro orden de cosas, en los últimos años se está estudiando la posibilidad de utilizar los extractos de semillas del castaño de Indias como agentes anti-envejecimiento. Un ensayo clínico sobre 40 mujeres voluntarias sanas, a las que se aplicó un gel para contorno de ojos con un 3 % del extracto, tres veces al día durante nueve semanas, permitió observar a las seis semanas del tratamiento una disminución significativa de las arrugas en los bordes del ojo y en el párpado inferior, respecto a los controles. El extracto es capaz de inducir la generación de fuerzas de contracción en los fibroblastos, células con un importante papel en la morfología celular, vasoconstricción, curación de heridas y procesos de envejecimiento. Esta generación de fuerzas de contracción se produce a través de la activación de Rho y Rho cinasa.

Posología

ESCOP recomienda para adultos la droga o el extracto hidroalcohólico con un contenido de 50-150 mg de heterósidos triterpénicos, calculados en escina, generalmente administrado en dos veces. En la monografía de la OMS la dosis diaria recomendada es de 250,0-312,5 mg dos veces al día de un extracto estandarizado de la droga (equivalente a 100 mg de escina) conteniendo 16-20 % de heterósidos tripterpénicos calculados como escina. Para vía tópica los geles deben contener un 2% de escina. La escina aislada se utiliza, generalmente en asociación, en diversas formas farmacéuticas tanto por vía oral, como rectal y tópica. No se recomienda su administración en niños. Aunque se han llevado a cabo ensayos clínicos en los que se han incluido mujeres embarazadas sin observarse efectos adversos, según la norma general, no debe utilizarse durante el embarazo o lactancia sin supervisión médica.

Las semillas de Castaño de Indias se consideran una droga prácticamente carente de toxicidad por vía oral, aunque se ha descrito algún caso de intoxicación en niños. Su empleo puede originar en raras ocasiones, prurito, trastornos gastrointestinales y dolores de cabeza. También se ha reportado algún caso de reacción alérgica, especialmente severa tras la administración intravenosa. Se recomienda precaución en pacientes diabéticos ya que en algunos ensayos en animales se ha observado una disminución de la glucosa sanguínea. Igualmente debe tenerse precaución en pacientes sometidos a tratamiento con anticoagulantes.

ESCOP indica su empleo en insuficiencia venosa crónica y varicosis. Por su parte, la monografía de la OMS recomienda su empleo por vía interna en el tratamiento de los síntomas de la IVC, incluyendo dolor, sensación de pesadez en las piernas, espasmos nocturnos de los músculos de la pantorrilla, picores y edema. Por vía tópica en el tratamiento sintomático de la IVC, torceduras y hematomas. La Comisión E alemana añade que las preparaciones de semillas de castaño de Indias están indicadas en el tratamiento de edemas de miembros inferiores y hemorroides.

 

fuente : portalfarma



Comparte esta información
Digg! Reddit! Del.icio.us! Google! Live! Facebook! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés