English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza

Bronquiolitis

Definición 

Es la inflamación del los bronquiolos (vías aéreas más pequeñas que se ramifican a partir de la vía aérea principal), por lo general causada por una infección viral.

Causas, incidencia y factores de riesgo  

Usualmente, la enfermedad afeca a los niños menores de dos años, con una edad pico entre tres y seis meses. Es una enfermedad común y algunas veces severa. La causa más frecuente es el virus sincitial respiratorio (VSR). La bronquiolitis también puede ser causada por el virus de la parainfluenza, de la influenza y por los adenovirus.

Se contagia de una persona a otra por el contacto directo con las secreciones nasales o a través de gotitas transmitidas por el aire. Aunque el VSR generalmente sólo causa síntomas leves en el adulto, puede provocar una enfermedad severa en un bebé.

La bronquiolitis comienza como una infección de las vías respiratorias superiores leve que en dos o tres días se convierte en una condición de creciente sufrimiento respiratorio con sibilancia y una tos sibilante "forzada". La frecuencia respiratoria se puede incrementar notablemente (taquipnea) y el niño se puede tornar irritable y ansioso. Si la enfermedad es lo bastante severa, el niño puede ponerse azul (cianótico), lo cual es indicativo de una situación de emergencia crítica.

A medida que se incrementa el esfuerzo para respirar, los padres pueden notar que las fosas nasales se dilatan con cada inspiración y que los músculos intercostales se retraen mientras el niño se esfuerza por inhalar aire. Este esfuerzo es agotador, por lo que los niños muy pequeños simplemente pueden fatigarse tanto que la respiración puede ser difícil de mantener.

La bronquiolitis se da en algunas épocas del año y parece ser más frecuente en los meses de otoño e invierno. Ésta es una razón muy común de hospitalización de niños menores de un año durante el invierno y comienzos de la primavera. Algunos niños presentan infecciones subclínicas, es decir, con pocos síntomas o insignificantes. Se calcula que, para el primer año de vida, la mitad de todos los bebés han estado expuestos al VSR.

Algunos factores de riesgo son:

  • edad (menor de seis meses)
  • ausencia de lactancia materna
  • nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas de gestación)
  • exposición al humo del cigarrillo
  • condiciones de hacinamiento

Síntomas   

  • tos, sibilancia, falta de respiración, o dificultad respiratoria
  • piel azulada por falta de oxígeno (cianosis)
  • respiración rápida (taquipnea)
  • retracciones intercostales
  • aleteo nasal en bebés
  • fiebre (variable)

Signos y exámenes   

  • sibilancia y sonidos crepitantes que se oyen al auscultar el tórax con un estetoscopio.
  • se detecta una disminución de los niveles de oxígeno en sangre.
  • los exámenes más comunes son radiografía de tórax y gases en la sangre.
  • la muestra de fluido nasal se puede cultivar para determinar cuál es el virus que está presente.

Tratamiento   

Los antibióticos no son efectivos contra las ifecciones virales. Algunas veces no se requiere tratamiento alguno. Entre las terapias de apoyo recomendadas se encuentran las siguientes: administración de oxígeno, humidificación del aire, percusión del tórax golpeándolo con la mano (drenaje postural para eliminar las secreciones), descanso e ingestión de líquidos claros. Otros medicamentos utilizados en los hospitales pueden incluir el albuterol (un medicamento utilizado para el asma) o esteroides.

En los niños extremadamente enfermos, algunas veces se administran medicamentos antivirales (como ribavirin), los cuales pueden reducir la severidad y duración de la enfermedad. Para que este tratamiento sea efectivo, debe ser administrado en las etapas tempranas de la enfermedad.

 

Expectativas (pronóstico) 

Usualmente, la infección se cura en una semana y los problemas de dificultad respiratoria por lo general mejoran al tercer día. La tasa de mortalidad es menor al 1%.

Complicaciones   

  • infección secundaria como neumonía (es raro)
  • insuficiencia respiratoria
  • enfermedad obstructiva de las vías respiratorias, como asma, que se presenta en la vida adulta. Todavía no se conoce la relación que existe entre la infección por el VRS y el desarrollo futuro de asma, pero los niños que han tenido bronquiolitis son más propensos a desarrollar asma que el resto de la población.

Situaciones que requieren asistencia médica 

Se debe llamar al médico inmediatamente o acudir a una sala de emergencia si un adulto, niño o bebé:

  • tiene un resfriado que empeora repentinamente
  • desarrolla respiración superficial y rápida
  • experimenta aleteo nasal y/o retracción de los músculos del tórax en un esfuerzo por respirar
  • tiene dificultad respiratoria
  • desarrolla un color azulado en la piel, uñas o labios
  • se vuelve letárgico

Prevención  

La mayoría de los casos de bronquiolitis no se pueden prevenir con facilidad porque los virus causantes de esta enfermedad se encuentran comúnmente en el medio ambiente. El frecuente lavado de las manos, sobretodo alrededor de los niños, puede ayudar en la prevención o diseminación de los virus respiratorios. Los familiares que tengan infección de las vías respiratorias superiores deben tener cuidado cuando se encuentren cerca de un bebé, por lo que deben lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de manipular el niño.



Comparte esta información
Digg! Reddit! Del.icio.us! Google! Live! Facebook! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés