English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza

Bruxismo

Definición  

Es una afección que consiste en hacer rchinar o apretar los dientes. El término apretar significa juntar fuertemente los dientes superiores y los inferiores, especialmente los de la parte posterior. Este hecho de apretar los dientes ejerce presión sobre los músculos, los tejidos y otras estructuras que rodean la mandíbula, lo cual puede llevar a que se presente dolor e inflamación de la mandíbula, dolores de cabeza, dolores de oído, daño en los dientes y otros problemas. Estos síntomas pueden causar trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

La acción de hacer rechinar significa deslizar o frotar los dientes de adelante hacia atrás uno sobre el otro, lo cual puede desgastarlos. Esta acción puede ser tan ruidosa en las noches que perturba a los compañeros que están durmiendo cerca. Al igual que sucede cuando se aprietan los dientes, el hecho de hacerlos rechinar puede llevar a que se presente dolor mandibular y otros problemas.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las personas pueden apretar y rechinar los dientes de una manera inconsciente tanto durante el día como durante la noche, aunque el mayor problema puede ser el bruxismo nocturno, ya que es más difícil de controlar.

Aún no se ha llegado a un acuerdo sobre la causa exacta del bruxismo, pero en muchas personas el agente desencadenante de esta afección puede ser el estrés durante el día. Algunas personas probablemente aprietan sus dientes y nunca sienten síntomas. El hecho de si el bruxismo causa dolor y otros problemas puede contener una mezcla complicada de factores (el nivel de estrés que se experimente, la fuerza y duración del hábito de apretar y rechinar los dientes, si los dientes están desalineados, la postura, la capacidad de relajación, la dieta, los hábitos al dormir y otros factores). En cada persona probablemente es diferente.

Síntomas 

  • Rechinamiento de los dientes, que puede provocar un sonido lo suficientemente fuerte como para molestar el sueño de los compañeros de dormitorio
  • Dolor o inflamación de la mandíbula
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de oído (en parte porque las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del canal auditivo y en parte debido a un dolor muscular referido, es decir, un dolor que se percibe en un lugar diferente a donde se origina realmente)
  • Ansiedad, estrés y tensión.
  • Insomnio, depresión, trastornos alimentarios

Signos y exámenes  

Por medio de un examen es posible descartar otros trastornos que pueden causar un dolor mandibular o un dolor de oído similares, incluyendo trastornos del oído como infecciones del oído, disfunción de la articulación temporomandibular (ATM) en sí misma y trastornos dentales. La persona puede tener antecedentes de estrés y tensión significativos.

Tratamiento 

Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el comportamiento de rechinar los dientes lo más que se pueda.

Para ayudar a aliviar el dolor se pueden tomar muchas medidas de cuidados personales en casa, como por ejemplo:

  • Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día, para que de esta manera la relajación facial se convierta en un hábito.
  • Masajear los músculos del cuello, de los hombros y de la cara, y buscar cuidadosamente nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes, que pueden referir el dolor a lo largo de la cabeza y la cara.
  • Aprender ejercicios de estiramiento de fisioterapia para ayudar a recuperar el equilibrio normal de la acción muscular y articular a cada lado de la cabeza.
  • Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados. Cualquiera de las dos terapias puede tener un efecto beneficioso.
  • Evitar comer alimentos duros como nueces, dulces o filete
  • Tomar mucha agua todos los días
  • Tratar de reducir el estrés diario y aprender técnicas de relajación.
  • Dormir bien

Para evitar daño a los dientes, desde los años 1930, se han utilizado aparatos o protectores para la boca (férulas de descarga) en el tratamiento tanto del hecho de rechinar y apretar de los dientes como de los trastornos de la articulación temporomandibular. La férula puede ayudar a proteger los dientes de la presión que se ejerce cuando se rechinan. En realidad, esta terapia puede también ayudar a reducir el comportamiento de rechinar los dientes, pero algunas personas dicen que lo empeora. En otras personas, los síntomas desaparecen siempre y cuando utilicen la férula, pero el dolor se vuelve a presentar cuando su uso se suspende o cuando ésta pierde su efectividad con el tiempo.

Existen muchos tipos diferentes de férulas; algunas de ellas encajan en la parte superior de los dientes y otras en la parte inferior. Estos aparatos pueden estar diseñados para mantener la mandíbula en una posición más relajada o para brindar alguna otra función. Si uno de estos dos tipos de aparatos no funciona, el otro lo puede hacer.

Por ejemplo, un tipo de férula denominada NTI-tss se ajusta sólo sobre los dientes frontales. La idea es mantener todos los dientes posteriores (molares) completamente separados, bajo la teoría de que toda la acción de rechinamiento de los dientes se ejecuta en ellos. Con el uso del NTI, el único contacto que se hace es entre la férula y un diente frontal de la parte inferior.

Como siguiente paso después de la terapia de la férula, el ajuste ortodóncico en el patrón de mordida puede ser beneficioso para algunas personas. La cirugía debe considerarse como último recurso.

Finalmente, ha habido muchos métodos para tratar de ayudar a que las personas abandonen el hábito de rechinar los dientes. Estos métodos son más efectivos cuando los dientes se rechinan durante el día, ya que durante la noche este acto no puede suspenderse de manera consciente. En algunas personas, sólo la relajación y la modificación de los comportamientos diarios es suficiente para reducir el bruxismo nocturno. Aún no se han estudiado bien los métodos para modificar directamente la acción de rechinar los dientes durante la noche, entre los cuales se pueden mencionar diversos dispositivos de biorregulación, autohipnosis y otras terapias alternativas.

Expectativas (pronóstico)   

El bruxismo no es un trastorno peligroso, sin embargo, puede causar lesiones dentales permanentes, dolor molesto en la mandíbula, dolores de cabeza o dolor de oído.

Complicaciones   

Si el rechinamiento de los dientes ocasiona dolor mandibular, esto a su vez puede causar insomnio, depresión y trastornos alimentarios. El hecho de rechinar y apretar los dientes puede empeorar problemas existentes a nivel dental o temporomandibular. El rechinamiento de los dientes durante la noche puede despertar a los compañeros de dormitorio o de cama.

Situaciones que requieren asistencia médica  

Se debe buscar asistencia de un especialista en trastornos de articulación temporomandibular si se tienen problemas para comer o para abrir la boca. Es necesario tener en cuenta que una amplia variedad de posibles afecciones pueden ocasionar síntomas temporomandibulares que van desde la artritis hasta las hiperextensiones cervicales o desnucamientos. Por lo tanto, se recomienda visitar un especialista en trastornos de la articulación temporomandibular para obtener una evaluación completa, en caso de que las medidas de cuidados personales no alivien el problema en varias semanas.

El hecho de apretar y rechinar los dientes no encaja claramente en una disciplina médica y los especialistas en trastornos de la articulación temporomandibular cuentan con una gran variedad de métodos de tratamiento. Si el problema se va a tratar con el método de masaje, se debe buscar un terapeuta en masajes especializado en terapia de los puntos desencadenantes, terapia neuromuscular o masajes clínicos, especialmente en la medida en que se aplique a los trastornos de la articulación temporomandibular.

Los odontólogos que se especializan en la evaluación y el tratamiento de trastornos de la articulación temporomandibular tradicionalmente ordenan radiografías y prescriben un protector para la boca. En la actualidad, la gran mayoría de los expertos en la articulación temporomandibular (ATM)consideran la cirugía como último recurso.

Prevención   

La reducción del estrés y el control de la ansiedad pueden disminuir el bruxismo en algunas personas que son propensas a esta condición.



Comparte esta información
Digg! Reddit! Del.icio.us! Google! Live! Facebook! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés