English French German Italian Spanish
Entrar con mi cuenta de Facebook
Tu Farmacia
Tu Ecotienda
A tu Belleza

Dolor abdominal

Definición  

El dolor abdominal es el dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle, a menudo denominada región estomacal o vientre.

Consideraciones generales 

Existen muchos órganos en el abdomen y el dolor abdominal se puede originar desde cualquiera de ellos, incluyendo:

  • Órganos relacionados con la digestión: el estómago, la parte final del esófago, el intestino grueso y delgado, el hígado, la vesícula y el páncreas.
  • La aorta: un vaso sanguíneo grande que baja directamente por el interior del abdomen.
  • El apéndice: un órgano localizado en el cuadrante inferior derecho que ya no tiene mucha funcionalidad.
  • Los riñones: dos órganos en forma de fríjol que se encuentran en lo profundo de la cavidad abdominal.

Sin embargo, el dolor se puede originar desde otra parte, como el pecho o la región pélvica.  Igualmente, puede ser una infección generalizada que afecta muchas partes del cuerpo, como la gripe o infección de la garganta por estreptococos.

La intensidad del dolor no siempre refleja la gravedad de la condición causante del mismo. El dolor abdominal fuerte puede estar asociado con condiciones leves, tales como cólicos por gases o los cólicos de una gastroenteritis viral. Por otro lado, un dolor relativamente leve o la ausencia de éste puede estar presente en condiciones potencialmente mortales como el cáncer de colon o una   apendicitis temprana.

Causas comunes  

Muchas condiciones diferentes pueden causar el dolor abdominal. La clave está en saber cuándo se debe buscar atención médica inmediata. En muchos casos, la persona simplemente espera, utiliza remedios caseros y llama al médico posteriormente sólo si los síntomas persisten.

Las posibles causas pueden ser, entre otras:

Cuando un órgano inflamado en el abdomen se rompe o filtra líquido, la persona no sólo siente un dolor intenso, sino que el abdomen estará muy rígido (como un tablero) y probablemente se presente fiebre. Esto ocurre cuando se presenta peritonitis debido a una infección que se disemina a la cavidad abdominal desde el órgano que experimenta la ruptura, como el apéndice, y es una situación de emergencia.

En bebés, el llanto prolongado e inexplicable (a menudo llamado "cólico") puede ser causado por el dolor abdominal que con frecuencia termina con la evacuación de gases y heces. El cólico a menudo es peor en la noche y, en estos casos, mimar y mecer al niño pueden brindar algo de alivio.

El dolor abdominal que ocurre durante la menstruación puede provenir de cólicos menstruales y puede ser indicio de un problema en un órgano reproductivo, lo cual abarca condiciones tales como endometriosis (cuando el tejido del útero es desplazado hacia otro lugar como la pared pélvica o los ovarios), los fibroides uterinos (bandas gruesas de tejido fibroso y muscular en el útero), quistes ováricos, cáncer de ovario (raro) o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP): infección de los órganos reproductivos, usualmente por una enfermedad de transmisión sexual.

El dolor abdominal realmente puede ser causado por un órgano en el tórax, como los pulmones (por ejemplo, neumonía ) o el corazón (como un ataque cardíaco), o puede provenir de una distensión muscular en los músculos abdominales.

Así mismo, el cáncer de colon, el cáncer gástrico o el cáncer del páncreas son causas graves pero poco comunes de dolor abdominal.

Otras causas más inusuales de dolor abdominal abarcan un tipo de trastorno emocional llamado trastorno de somatización, reflejado como molestia física (incluyendo dolor abdominal recurrente). Igualmente, la faringitis estreptocócica puede causar este tipo de dolor.

Cuidados en el hogar  

En caso de dolores leves:

  • Tomar agua u otros líquidos claros
  • Evitar los alimentos sólidos, al menos durante las primeras horas. Si ha habido vómito, se recomienda esperar 6 horas. Luego, consumir pequeñas cantidades de alimentos ligeros. 
  • Si el dolor se presenta en la parte superior del abdomen y ocurre después de las comidas, los antiácidos pueden brindar algún alivio, especialmente si se experimenta acidez o indigestión. Se deben evitar los cítricos, los alimentos ricos en grasa, los fritos o grasosos, productos con tomate, cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas. Igualmente, se puede ensayar con los bloqueadores H2 (Tagamet, Pepcid o Zantac) disponibles sin prescripción médica. Si cualquiera de estos medicamentos empeora el dolor, se debe LLAMAR al médico de inmediato.
  • EVITAR los medicamentos narcóticos para el dolor, la aspirina, el ibuprofeno, a menos que el médico los prescriba. Si la persona sabe que su dolor no tiene relación con el hígado, puede intentar con acetaminofén (Tylenol).

Se debe llamar al médico si  

Se debe llamar al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si la persona:

  • Presenta dolor abdominal fuerte y repentino
  • Presenta dolor en el tórax, el cuello o los hombros
  • Está vomitando sangre o presenta sangre en las heces (en especial, si son de color marrón u oscuro o negras alquitranadas)
  • Presenta un abdomen rígido o duro y sensible al tacto
  • Es incapaz de evacuar las heces, especialmente si también hay vómito

Se debe llamar al médico si se presenta cualquiera de los siguientes:

  • Distensión abdominal que persiste por más de dos días
  • Diarrea por más de 5 días
  • Molestia abdominal que dura una semana o más
  • Fiebre (por encima de 100 grados F (37,7 ºC) para los adultos o 100,4 grados F (38 ºC) para los niños) junto con el dolor
  • Una sensación urente al orinar o micción frecuente
  • Dolor en los omóplatos y náuseas
  • Dolor que se desarrolla durante el embarazo (o posible embarazo)
  • Mal apetito prolongado
  • Pérdida de peso inexplicable

Lo que se puede esperar en el consultorio médico  

A partir de la historia clínica y el examen físico, el médico tratará de determinar la causa del dolor abdominal. El hecho de conocer su ubicación y el patrón de tiempo pueden ayudar, al igual que la presencia de otros síntomas como fiebre, fatiga, sensación general de malestar, náuseas, vómitos o cambios en las heces.

Durante el examen físico, el médico hará una evaluación para ver si el dolor está localizado en una sola área (punto desensibilidad ) o si es difuso. Así mismo, el médico verificará si el dolor está relacionado con una inflamación del peritoneo (llamada peritonitis), y si se encuentra evidencia de esta condición, el dolor abdominal se puede clasificar como "abdomen agudo", el cual puede requerir cirugía de inmediato.

El médico puede hacer las siguientes preguntas acerca del dolor abdominal:

  • ¿Se siente el dolor en todas partes (difuso o generalizado) o en un lugar específico?
  • ¿Qué parte del abdomen está afectada: abdomen inferior o superior? ¿Derecho, izquierdo, medio? ¿Alrededor del ombligo?
  • ¿El dolor es severo, agudo o en forma de calambre, persistente o constante, periódico y con cambios de intensidad con los minutos?
  • ¿Despierta el dolor al paciente por la noche?
  • ¿Se ha presentado un dolor similar antes? ¿Cuánto duró cada episodio?
  • ¿Con qué frecuencia aparece el dolor?
  • ¿Ocurre minutos después de comer? ¿Se presenta dentro de 2 a 3 horas después de comer?
  • ¿Es cada vez más severo?
  • ¿Ocurre durante la menstruación (dismenorrea)?
  • ¿Se siente el dolor en la espalda, por debajo del omóplato derecho, la parte media de la espalda, la ingle, las nalgas o las piernas?
  • ¿Empeora el dolor al acostarse de espalda?
  • ¿Empeora el dolor después de comer o beber? ¿Luego de comidas grasosas, productos lácteos, alcohol?
  • ¿Empeora el dolor con el estrés o después del esfuerzo vigoroso?
  • ¿Mejora el dolor al comer, al evacuar?
  • ¿Mejora el dolor con la leche o los antiácidos?
  • ¿Qué medicamentos está tomando?
  • ¿Ha habido alguna lesión reciente?
  • ¿Está embarazada?
  • ¿Qué otros síntomas aparecen al mismo tiempo?

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:

Prevención   

Para la prevención de muchos tipos de dolor abdominal se recomienda:

  • Consumir comidas pequeñas con más frecuencia
  • Asegurarse que las comidas sean bien balanceadas y ricas en fibra, al igual que comer muchas frutas y verduras
  • Limitar las comidas que producen gases
  • Hacer ejercicio de manera regular
  • Beber mucha agua todos los días

Para la prevención de síntomas de acidez o enfermedad de reflujo gastroesofágico se recomienda:

  • Dejar de fumar
  • Bajar de peso si es necesario
  • Suspender el consumo de alimentos más de dos horas antes de ir a la cama
  • Permanecer levantado durante al menos 30 minutos después de comer
  • Elevar la cabecera de la cama


Comparte esta información
Digg! Reddit! Del.icio.us! Google! Live! Facebook! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Chat en línea

Follow us on Twitter

Sobre nosotros

Tu-farmacia.com es un portal con amplios contenidos informativos y
comerciales sobre los aspectos más relevantes de la salud. Además,
dispondrá de un amplio surtido de productos con la mejor relación
calidad-precio y siempre de la mano de los mejores profesionales.

 

Enlaces de interés